10 Jun 2020 - 7:15 p. m.

Luis Bedoya: de protagonista de la serie del FIFA Gate al octavo aplazamiento de su sentencia

El expresidente de la Federación Colombiana de Fútbol, vinculado a los casos de corrupción de la FIFA, tenía que conocer su condena este 19 de junio, pero su lectura de sentencia, otra vez, sin muchas explicaciones, quedó en suspenso. Ya son casi tres años de aplazamientos. Así va su caso.
Bedoya
Bedoya

Luis Bedoya, expresidente de la Federación Colombiana de Fútbol, vinculado al escándalo de corrupción de la FIFA, iba a conocer su condena el pasado 27 de abril en una corte en Nueva York. Debido a la coyuntura del coronavirus, su audiencia había sido pospuesta y quedó agendada para el próximo 19 de junio. Sin embargo, este miércoles Ken Bensinger, el periodista que ha cubierto el FIFA Gate, confirmó que su lectura de sentencia fue aplazada y quedó programada para el 1 de octubre de 2020. No dieron más explicaciones.

El economista de 60 años, quien se declaró culpable de recibir sobornos desde 2007 hasta 2015, es uno de los testigos principales que han venido destapando el escándalo de corrupción en la FIFA. Y también uno de los personajes más elocuentes de la serie El Presidente, que retrata los hechos del FIFA Gate en la Conmebol.

Esta es la octava vez que la lectura de sentencia es pospuesta, pues el pasado 25 de septiembre de 2017 fue postergada por primera vez para el 5 de enero, luego para el 6 de abril, ahí hasta octubre, luego nuevamente para abril, después para octubre 25 de 2019, luego para abril de 2020 y ahora se sigue marcándose la tendencia: aplazamientos de abril a enero y así han pasado tres años.

Después de las detenciones de importantes dirigentes de FIFA, en mayo de 2015, Bedoya, asesorado por el abogado Eduardo Méndez, inició contactos con la justicia estadounidense, a la que se presentó de manera voluntaria para confesar algunos delitos y colaborar en las investigaciones a cambio de beneficios judiciales. Y además renunció a la presidencia de la Federación Colombiana de Fútbol.

Hoy por hoy, Bedoya se encuentra radicado en Nueva York (Estados Unidos) luego de colaborarle a la justicia.

Las confesiones de Bedoya

En 2015, la empresa argentina Full Play, encargada de distribuir los derechos de televisión de varios eventos deportivos, fue acusada por lavado de dinero y pago de sobornos en el caso de corrupción de la FIFA.

De acuerdo a Bedoya, junto a los presidentes de las federaciones de Ecuador, Perú, Paraguay, Venezuela y Bolivia, acordaron un negocio con Mariano Jinkis, copropietario de Full Play, para que la empresa de marketing deportivo se adjudicara los derechos de transmisión de la Copa América 2011 de Argentina a cambio de un millón de dólares que recibiría cada dirigente pagado en dos cuotas de 500.000. (Luis Bedoya, expulsado de toda actividad ligada al fútbol).

“Fue la primera vez que iba a ver un millón de dólares juntos”, destacó Bedoya quien también aseguró que Luis Chiriboga, expresidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, “era uno de los más entusiasmados con las propuestas de Jinkis”..

Asimismo, señaló que Juan Ángel Napout (expresidente de la Conmebol y Asociación Paraguaya de Fútbol) y Manuel Burga (expresidente de la Federación Peruana de Fútbol) aceptaron sobornos en conspiración junto a él.

El dirigente colombiano recibió el dinero a través de una empresa uruguaya llamada Flemick formada por Full Play que se usó para abrir una cuenta bancaria en el banco Hapoalim de Miami. Luego lo depositó en una cuenta en Suiza.

Los sobornos de Nike

Otra de las bombas que soltó Luis Bedoya fue la de la marca patrocinadora de la implementación deportiva de la selección. Acabado el vínculo con Umbro, el antioqueño de 58 años reveló que en 2010 Nike intentó sobornarlo para que la marca norteamericana se ganara el contrato para vestir a la selección de Colombia. Al final se decantó por Adidas, que según él, no ofreció ningún pago adicional.

Qatar 2022

En la final de la Champions League de 2010 celebrada en Madrid (España) Bedoya y Napout se conocieron con un “catarí importante” quien les habría pedido apoyo en la adjudicación de la sede del Mundial de 2022, que se llevará a cabo en Catar. Les habrían ofrecido de 10 a 15 millones de dólares que se repartírian entre los presidentes de las federaciones de Colombia, Ecuador, Peru, Bolivia, Paraguay y Venezuela a cambio de los votos de Sudamérica.

Al final, Bedoya votó por España y Portugal para 2018 y por Estados Unidos para 2022. Ante su determinación, el colombiano recibió una carta del secretario de la Conmebol que decía: “Siempre apoyas a los perdedores”, de acuerdo a las declaraciones que dio ante el juzgado de Brooklyn.

Comparte: