Mujeres del Putumayo transforman el territorio lejos de la coca

hace 3 mins

Qué está pasando: el mal tiempo del Real Cartagena

La semana pasada renunciaron el técnico y el director deportivo del equipo que ya lleva siete años en segunda división. Hay quienes dicen que los directivos no quieren ascender. Para 2020 le abrieron de lleno las puertas de la institución a una reconocida agencia de jugadores. Análisis y voces de los protagonistas.

El Real Cartagena nunca ha ganado un título en la A y es el cuadro con más descensos (4) en la historia del fútbol colombiano. / Cortesía Real Cartagena
El Real Cartagena nunca ha ganado un título en la A y es el cuadro con más descensos (4) en la historia del fútbol colombianoReal Cartagena

En las calles de Cartagena hay un malestar generalizado: su equipo, su principal bandera, completó siete años sumergido en la segunda división del fútbol colombiano. Hay mucha bulla en el ambiente, críticas desenfrenadas hacia las directivas, a sus maneras. Al cómo se han hecho las cosas en medio de un imaginario colectivo que considera que estar en la B es un negocio, una zona de confort para los bolsillos de los dueños del equipo. Y 2020 empezó con varios torbellinos en las oficinas del club que no dejan entrever nada bueno: la semana pasada Milton García (técnico) y Richard Parra (director deportivo) renunciaron por diferencias con las directivas. Asimismo, el Ministerio del Deporte adelantó un procedimiento administrativo sancionatorio debido a un posible incumplimiento de las obligaciones legales y estatutarias que debe asumir el Real Cartagena. ¿Qué está pasando?

“Aquí estamos cansados, y la gente no entiende el porqué de muchas decisiones. vamos bien y al final siempre pasa algo inexplicable. No sabemos por qué sacan a jugadores que se vuelven referentes, por qué se echa a un técnico que tenía al equipo de primero, no sabemos qué está pasando. La familia Rendón, que no siente esta ciudad, pareciera que quisiera tener a al equipo en la B”, dice Álvaro, hincha foribundo del club. Uno más de los 10.000 fieles que lleva en promedio el Real Cartagena a sus partidos, un número más alto que el de equipos grandes de primera, como Santa Fe, Millonarios y Medellín y América. Es el club con mejor asistencia de los últimos tres años en la segunda división. 

Me fui porque mi nombre era el que estaba en juego, quería refuerzos y experiencia para arropar a mis muchachos, pero fue imposible. Se tomaron malas decisiones: queda el sinsabor de cuando era asistente de Richard Parra en el primer semestre de 2019, en el que fuimos primeros y lo echaron antes de los cuadrangulares. Creo que íbamos a ser campeones”, las palabras de Milton García a este diario tras renunciar a la dirección técnica.

Parra, técnico en aquel primer semestre y quien volvió con la figura de director deportivo, también expuso las razones de su paso al costado. “Entre mis funciones estaba llevar a los técnicos de las divisiones menores y no lo pude hacer. Tampoco se me tuvo en cuenta en muchas decisiones que no voy a explicar porque son temas de los que no voy a hablar. Cuando te llaman a una función y no te la dejan cumplir hay que irse”, señaló.

Con respecto a su polémica destitución de la dirección técnica antes de empezar los cuadrangulares, dijo que “íbamos de primeros, pero me sacaron porque decían que el equipo necesitaba más puntos y debía jugar mejor, que se caía en los segundos tiempos. Duele porque ellos (la Promotora) decidieron eso en el torneo que  más cerca ha estado el sueño de ascender”.

A nivel administrativo, el espejo retrovisor apunta a 2013, año en el que el Real Cartagena, luego de varias denuncias por retrasos en los pagos, se acogió a la Ley de Insolvencia, con la que entró en un proceso de reorganización. Las arcas del club se comprometieron a saldar sus deudas en un plazo de 10 años y a no incurrir en más faltas. Pero en 2017 y 2018 siguieron los incumplimientos de pagos, por lo que la Superintendencia de Sociedades exigió un nuevo modelo de capitalización.

Lea: La situación del Cúcuta Deportivo

En los últimos tres años, el Real Cartagena, entidad privada, recibió importantes inyecciones económicas por parte de la Alcaldía y de la Gobernación, pero los esfuerzos no tuvieron resultados positivos. Rodrigo Rendón, presidente y dueño del club, le había anunciado a Dumek Turbay, reciente exgobernador de Bolívar, también presidente ejecutivo del equipo, su disposición a entregar el manejo deportivo y administrativo de la plantilla profesional a una sociedad creada bajo su liderazgo: Promotora Real Cartagena S.A.S., liderada por Roberto Carlos Vergara, hombre de confianza de Turbay. Una determinación que no cayó bien, pues se configuraba la tercerización del club, algo prohibido por la ley desde 2011, razón por la cual en junio pasado la Promotora dejó de cumplir esas funciones. Otro modelo fallido.

La fórmula, con aplausos y reparos, para levantarse en 2020 es radical: apostar plenamente en los futbolistas juveniles y pensar a futuro, por lo cual el equipo hizo un convenio con la agencia ColombiaGol, propiedad del empresario barranquillero Helmuth Wenin, para que acordara la llegada de 13 jóvenes. El promedio de edad será de 20,7 años y habrá 18 jugadores provenientes de los barrios populares de Cartagena.

Que le vendió el alma al diablo, que la agencia y su delegado Juan Felipe Hurtado tomaban decisiones que no les correspondían, como poner técnico en la sub 20 y traer a preparadores físicos, algo del ruido que circula en el ambiente. Otros piensan, incluso García y Parra, que por fin el equipo está consolidando un proyecto para dejar de hacer revolcones todos los semestres. Frente a estos temas, Rodrigo Rendón, presidente del equipo, atendió a El Espectador.

Tras el anuncio del Ministerio, ¿Cuál es la situación actual del Real Cartagena?

Todo está en regla, lo que pasa es que el nivel de detalle que exigen, con certificaciones y demás, como nuestra oficina estaba en vacaciones, no habíamos mandado los papeles. Estamos cumpliendo nuestro proyecto de reorganización pagando las cuotas. Real Cartagena está estable, esa es la palabra; no debe ninguna obligación de 2019.

¿Por qué la llegada de ColombiaGol y qué decirles a quienes afirman que ellos tomaron el control del equipo?

Critican lo que no conocen. Los que sí, saben que son muchachos talentosos, con pasos en selecciones juveniles de Colombia.y experiencia en suramericanos y algunos en mundiales. Los muchachos firmaron por tres años y ya son parte del patrimonio del club. Este es el avance, a nivel patrimonial, más importante en nuestra historia. Trae cosas buenas para el equipo y la ciudad, pero está satanizado por las personas que salieron por la puerta de atrás. Yo escogí al técnico de la sub 20; y los preparadores físicos de ellos vinieron por dos semanas a ver a los nuestros, solo para aprender y coger experiencia. Hay muchas mentiras. Y Hurtado ha sido un enlace maravilloso y le seguiremos pidiendo su consejo.

¿Qué opina de las renuncias de García y Parra?

Estamos tranquilos de que todos los trabajadores del club apoyen el proyecto y no vamos a tener ningún palo en la rueda.

¿Por qué despidieron a Parra antes de los cuadrangulares, teniendo al equipo primero?

Sin comentarios.

¿Es negocio estar en la segunda división?

Como dice nuestro filósofo Pambelé: “Es mejor ser rico que pobre”. Es increíble que digan que es mejor estar en la B que en la A.

En Cartagena lo acusan de no tener sentido de pertenencia y que el equipo es solo un negocio.... ¿Qué opina?

Vivo hace más de 20 años en la ciudad, mis hermanos y mis hijos son cartageneros, mis sobrinos, la mayoría de mi familia es de aquí. Si lo viera como un negocio no estaría con la Ley de Reestructuración en este momento.

Haciendo el mea culpa, ¿qué se hizo mal en estos últimos siete años?

Asumo la culpa: por no empezar un proyecto como este, por cambiar a jugadores y técnico cada semestre. No vamos a prometer el ascenso este año, pero tenemos un talento impresionante que en 20 años no había visto. La hinchada prefiere a jugadores veteranos, pero también están cansados de hombres que se llevaban la plata y no hacían nada por la ciudad.

Entonces, ¿qué mensaje darle a la hinchada?

Creo que Cartagena va a apoyar a estos muchachos. Es tenerles paciencia a ellos y consolidar un grupo, ese es el camino para que cuando suba el Real Cartagena haya un proyecto sostenible en la A. Sé que hay parte de la hinchada dolida, pero la gran mayoría nos apoya, tanto así que nunca hemos tenido problemas con nadie en las calles, al contrario. Si no hacíamos estos cambios, el Real Cartagena iba a terminar desapareciendo.

Thomas Blanco- @thomblalin

[email protected]

899766

2020-01-15T13:00:00-05:00

article

2020-01-15T13:00:02-05:00

[email protected]

none

Thomas Blanco - @thomblalin

Fútbol colombiano

Qué está pasando: el mal tiempo del Real Cartagena

52

9313

9365