Real Madrid, Manchester United y cuatro mundiales: las credenciales de Carlos Queiroz

El portugués suena con fuerza como el posible sucesor de José Pékerman al mando de la selección colombiana de fútbol.

Carlos Queiroz, de 65 años, clasificó a Irán a los mundiales de Brasil 2014 y Rusia 2018.EFE

La negativa de Luiz Felipe Scolari de dirigir a Colombia y también el comunicado que emitió la Federación Colombiana de Fútbol negando cualquier acercamiento con el técnico de Palmeiras, sirvieron para darle mayor fuerza al nombre Carlos Queiroz como el nuevo entrenador de la selección colombiana de fútbol.

El puesto lleva más de seis meses vacante desde la salida de José Pékerman después de la presentación de Colombia en el Mundial de Rusia. Desde ese día muchos nombres han sonado, algunos más reales que otros. Desde el español Roberto Martínez hasta el argentino Gerardo Martino fueron postulados de forma ilógica por algunos sectores de la prensa.

Rumores, propuestas y acercamientos han sido protagonistas en un proceso que debe comenzar lo más pronto posible de cara a la participación de la selección en la Copa América, en junio próximo en Brasil. Queiroz es un entrenador con amplio recorrido en selecciones, estuvo en cuatro mundiales, dirigió al Real Madrid y trabajo de la mano de Sir Alex Ferguson.

(Lea también: Entre Queiroz y Reyes está el técnico de la selección)

El portugués de 65 años estuvo a cargo del Real Madrid en la temporada 2003-2004, cuando fue el reemplazante de Vicente del Bosque. En el club merengue no tuvo una grata experiencia. Quedó eliminado en cuartos de final de la Liga de Campeones ante el Mónaco y perdió la final de la Copa del Rey frente al Zaragoza, mientras que en liga quedó cuarto.

"Florentino Pérez es un cabrón”, dijo Queiroz ante su inminente salida de la casa blanca al tener problemas con el presidente del club de Madrid. Ahí fue cuando una llamada de Ferguson lo hizo volver a Inglaterra. Con el United, siendo asistente de Ferguson, estuvo en dos etapas entre 2002 y 2003 y 2004 y 2008, respectivamente, en las que logró un título por Premier League y una Liga de Campeones, en 2008.

Pero su buen papel con selecciones comenzó en el continente donde nació: África. Queiroz nació en Nampula, en 1953, en lo que en su momento era conocido como África Oriental Portuguesa y que actualmente es Mozambique y en el que ha ayudado en un par de ocasiones a la fundación de varias reservas naturales. En 2002 llevó a la selección de Sudáfrica al Mundial de Corea-Japón, pero antes de eso dirigió a la selección Sub 20 de Portugal en 1989 y de allí pasó a dirigir la de mayores en 1991.

Al mando de esa Sub 20 enfrentó y eliminó a Colombia en octavos de final, en el mundial de la categoría que tuvo como sede Arabia Saudí. Dos años después, también a cargo de la Sub 20 quedó campeón de la categoría al vencer a Brasil, en un certamen en el que su selección fue local.

Después de esa experiencia pasó por el Sporting de Lisboa, el MetroStars de Estados Unidos, el Nagoya Grampus de Japón y la selección de Emiratos Árabes. Su carrera volvió a tomar aire cuando clasificó a Sudáfrica a Corea-Japón. No avanzó de ronda, pero logró la primera victoria de esa selección en una Copa del Mundo al derrotar 1-0 a Eslovenia.

Después de su infortunado paso por el Real Madrid, en su regreso al United, logró el título de Champions con el cuadro inglés, que tenía como máxima figura a Cristiano Ronaldo. Luego de eso, Queiroz decidió volver a dirigir a la selección de su país y la clasificó al Mundial de Sudáfrica, en 2010. En su segunda experiencia en un mundial quedó eliminado en octavos de final al perder contra España, que a la postre sería el campeón.

Al terminar esa Copa del Mundo finalizó su vínculo con la selección de su país y decidió asumir un nuevo reto: Irán. Con el equipo asiático está desde 2011 y ha conseguido las clasificaciones a los mundiales de Brasil 2014 y Rusia 2018. En ninguna oportunidad pudo superar la primera ronda del torneo.

Recientemente se conoció que Queiroz habría aceptado trabajar en Colombia, pero a partir de febrero, pues actualmente dirige Irán en la Copa de Asia, en la que ya ganó el primer juego. En caso de que el portugués logre el título, que Irán ya ganó en 1968, 1972 y 1976, se iría por la puerta grande tras ocho años en ese país.

Falta ver la decisión final del comité ejecutivo de la federación, y de si Queiroz les da el sí definitivo, pero su experiencia y su trayectoria lo ponen a la altura de un reto como la selección de Colombia.