Santa Fe-Millonarios, un clásico parejo por donde se le mire

En torneos cortos, nueve equipos han sido campeones tras ganar el primer duelo y seis han remontado en su casa.El domingo cardenales y embajadores definen el título de la Liga Águila.

Ánderson Plata (izq.) y Andrés Cadavid, en el duelo del miércoles pasado. / Mauricio Alvarado - El Espectador

Dos partidos, un paréntesis de tres días, y de nuevo al frenesí, al estrés, a maquinar qué se hizo mal en el juego de ida, qué se puede repetir. En este caso, Millonarios y la ventaja (1-0), la obligación cumplida de la localía. Del otro lado, Santa Fe y el verbo remontar. Pero en la historia de los torneos cortos, ¿cuántas veces ha salido campeón el club que se impone frente a su gente en los primeros 90 minutos? El antecedente más antiguo fue la victoria de América sobre Nacional en 2002. (Los procesos deportivos de Santa Fe y Millonarios)

El cuadro escarlata ganó en el Pascual Guerrero 2-1 con goles de Jairo El Tigre Castillo (para Nacional abrió la cuenta Iván Velázquez) y después, en un Atanasio Girardot a reventar, se impuso 1-0 y logró la estrella 12 de su historia, otra vez con tanto de Castillo. Desde ese momento hasta ahora, nueve equipos han logrado ganar en casa y después, sin importar el resultado, quedarse con el título. De hecho, la última vez fue en el apertura de 2015, cuando Cali venció 1-0 a Medellín en el estadio Palmaseca y en la capital antioqueña logró un escueto 1-1. Ahora bien, así como la probabilidad juega en este aspecto en contra del cuadro embajador, para Independiente Santa Fe tampoco son alentadoras las estadísticas.

(Las mejores imágenes del primer partido de la final entre Millonarios y Santa Fe)

De todas las definiciones, el perdedor del primer duelo como visitante apenas ha remontado seis veces en su estadio. Nacional es el gran protagonista en esta cifra, pues hizo el milagro en cuatro ocasiones, siendo la última este año, cuando superó al Deportivo Cali por 5-1 luego de caer 2-0 en la casa del conjunto azucarero.

Desde que la Dimayor implementó este modelo de juego, 12 equipos han obtenido estrellas en 17 años, con Nacional como el que mejor se ha acomodado al formato (nueve). Pero hablemos de los finalistas. Santa Fe, por ejemplo, ha llegado a la serie decisiva en cinco oportunidades, logrando imponerse en tres, la última hace un año, frente a Deportes Tolima. Sus dos derrotas, 2005 y 2013, han sido con el mismo rival, Atlético Nacional. Los azules no tienen tanta experiencia, aunque la única fue un éxito: 2012, por penales, Luis Delgado como figura, Andrés Correa desperdiciando el cobro definitivo y el estadio El Campín a celebrar tras 24 años.

(Historias del clásico Millonarios-Santa Fe)

Si no es sufriendo, no vale. Una premisa que todo buen hincha santafereño conoce a la perfección. Sabe que, por las condiciones del partido, la definición por penales es una de las alternativas. De las 31 finales, ocho han concluido desde los 12 pasos. Una de ellas la protagonizó Millonarios, precisamente el adversario del conjunto cardenal, que salió victorioso. Los albirrojos no saben lo que es ganar o perder una Liga bajo esas condiciones.

Este será el séptimo título que se quedará en las manos de un DT extranjero, repartidos en tres entrenadores, Óscar Quintabani (tres), Gustavo Costas (dos) y Miguel Ángel López (uno). Y otra particularidad: todos los que se han consagrado son argentinos. Este domingo, Gregorio Pérez, el uruguayo metódico e impávido de Santa Fe, buscará acabar con una hegemonía que Miguel Ángel Russo pretenderá ampliar. Estadísticas que infundan esperanza y temor, dualidades que apaciguan un poco la primera final capitalina del fútbol colombiano.