Se dio la lógica: Júnior eliminó a Millonarios de la Copa Águila

Un gol de penalti de Jarlan Barrera, a pocos minutos del final del juego, clasificó al cuadro tiburón a la semifinal del torneo. Digna presentación de los embajadores en el juego de vuelta.

El resultado global fue 1-0 a favor del Júnior. Mauricio Alvarado

La historia parece repetirse una y otra vez para Millonarios. Llega con ilusión a las fases decisivas pero al final queda en evidencia que no tiene una nómina de peso para superarlas. Esta vez, fue Júnior el que lo superó en los cuartos de final de la Copa Águila, gracias a la anotación de penalti de Jarlan Barrera. (Lea también: Los futbolistas colombianos que buscan trabajo)

El cuadro embajador ya había quedado fuera este año en la fase clasificatoria de la Copa Libertadores ante Atlético Paranaense y en las semifinales de la Liga Águila-I frente a Nacional.

Como ante el cuadro antioqueño, Millonarios no aprovechó la localía en el juego de ida. Sin embargo, en la vuelta hizo un partido digno, pero al final, en los últimos minutos del encuentro, el arco de Nicolás Vikonis fue vulnerado. El 1-0 le bastó a los tiburones para avanzar. 

Ante equipos como Júnior se debe estar concentrado hasta el pitazo final. También se necesita tener a la suerte de su lado, como la que tuvo Millonarios cuando Roberto Ovelar, James Sánchez y Luis Díaz probaron los reflejos de Vikonis o mandaron el balón cerca al palo. Pero el fútbol termina premiando al equipo que tiene mejor plantilla. 

Después del 0-0 en Bogotá, Millonarios le apostó en la vuelta a superar sus falencias con el juego fuerte, la marca hombre a hombre y la velocidad de los jugadores de arriba, Santiago Mosquera, Duvier Riascos y Jader Valencia. En muchos momentos del partido lo consiguió. Pero Riascos salió lesionado al minuto 30, Valencia demostró que es un hombre de área y su labor no debe estar por los costados y Mosquera siempre se veía muy solo. Aunque el equipo azul controló a Yimmi Chará, Júnior demostró que tiene otras variantes para desequilibrar los partidos.

La alternativa llegó desde la defensa. Cuando quienes veían el partido comenzaban a pensar en la definición por penaltis, Júnior aprovechó el error más grosero de Millonarios. El central Jorge Arias tomó el balón en su área y atravesó todo el terreno de juego sin que un solo hombre vestido de azul saliera a presionarlo. Entregó un pase filtrado que se desvió y al momento en el que Díaz se disponía a mandar la pelota al fondo de la red, Vikonis lo derrumbó. Penalti claro.

Barrera fue el encargado de cobrar. No tuvo piedad con el portero uruguayo y de manera sutil picó el balón, mientras el guardameta azul volaba a su palo derecho, la esférica entraba perfectamente al arco embajador. Delirio en la tribuna del Metropolitano y premio para un equipo que se propuso y se armó para ganarlo todo este semestre.  

Los dirigidos por Miguel Ángel Russo pagaron caro no haber marcado diferencia en el juego de ida. En El Campín, Millonarios se salvó de salir derrotado, jugó al ritmo de su rival, tenía el balón, pero no generó peligro y al final parecía conformarse con el 0-0.

Pero en el juego de vuelta hizo ver mal a un Júnior que ha sido contundente en Barranquilla. Supo suplir sus falencias ofensivas parándose bien atrás. Sin embargo, Millonarios no tiene ideas. David Macallister Silva no sabe si defender o atacar. Lo mismo ocurre con Henry Rojas y Juan Guillermo Domínguez. En el segundo tiempo ingresó Alexis Zapata, quien tuvo cinco minutos de buen fútbol, pero todavía es muy poco para justificar su contratación.

Júnior al final sacó un partido complicado y, contrario a Millonarios, sabe suplir a la perfección sus falencias defensivas con el talento de sus hombres de arriba.

El cuadro tiburón se mantiene en lo más alto de la Liga Águila-II y clasificó a la semifinal de la Copa Colombia en la que espera al ganador de la serie entre Patriotas y Nacional. Este miércoles, los de Tunja vencieron en condición de local 3-2 al cuadro antioqueño en el juego de ida. 

Millonarios no tiene otra que recomponer el camino partido tras partido. En lo inmediato, encontrar una idea de juego. Pero el margen de error es muy corto y su exigencia muy alta. Le queda la Liga, en donde al parecer, el principal objetivo es lograr una clasificación a un torneo internacional del próximo año mediante la reclasificación.  

Alineaciones:

Junior: Sebastián Viera; David Murillo, Jorge Arias, Rafael Pérez, Germán Gutiérrez; Leonardo Pico, James Sánchez (Jarlan Barrera 46'), Víctor Cantillo; Yimmi Chará, Leiner Escalante (Luis Díaz 75') y Roberto Ovelar.

Entrenador: Julio Comesaña.

Millonarios: Nicolás Vikonis; Jair Palacios, Matías de los Santos, Andrés Felipe Cadavid, Ómar Bertel (Jhon Freddy Duque 54'); Juan Guillermo Domínguez, Henry Rojas, Mackalister Silva (Alexis Zapata 65'), Santiago Mosquera; Jader Valencia y Duvier Riascos (Ayron del Valle 30').

Entrenador: Miguel Ángel Russo.