Tolima-Santa Fe y América-Millos, las semifinales

Sin favoritos

Contra todos los pronósticos, Nacional y Júnior quedaron eliminados de la Liga Águila. Los finalistas se definirán entre miércoles y domingo.

Atlético Nacional quedó eliminado de la Liga Águila y el técnico Juan Manuel Lillo en la cuerda floja. / Luis Benavides - El Espectador

Una máxima del fútbol dice que los jugadores respaldan a sus directores técnicos en la cancha, con actuaciones que reflejen el buen trabajo que hacen durante la semana en los entrenamientos. Eso no pasó este semestre en Atlético Nacional, que quedó eliminado de la Liga Águila tras caer en cuartos de final ante Tolima, luego de una dramática definición por cobros desde el punto penalti.

Por eso dejó una sensación extraña que la mayoría de los integrantes del plantel verdolaga, algunos miembros del cuerpo técnico e incluso el presidente Andrés Botero se presentaran a la rueda de prensa posterior al partido para respaldar al entrenador y expresar su confianza en su proyecto deportivo.

La verdad es que, a pesar de contar con una de las mejores nóminas del país y haber liderado buena parte de la fase todos contra todos, el Nacional de este semestre no ha seducido ni siquiera a su fiel hinchada, hoy alejada del estadio y poco conforme con el estilo de juego del estratega ibérico.

Claro que el actual campeón del fútbol colombiano vendió cara su derrota. Aunque había caído 1-0 en la ida, se impuso 2-1 en casa e igualó la serie, así al final no haya tenido suerte en los penaltis. Además, Tolima demostró que de la mano de Alberto Gamero tiene con qué pelear el título.

“Los argumentos en boca de un perdedor son tomados como excusas, así que no me voy a desgastar”, dijo Lillo tras la eliminación. Eso sí, antes de su intervención, René Higuita lo calificó como “una excelente persona, un gran trabajador y un hombre 20 años adelantado en el fútbol”.

El presidente Botero, por su parte, dijo que “creemos y seguimos confiando en este proceso”.

Los hinchas verdes también hablaron, pero desde la tribuna, pidiendo a gritos la salida del técnico, quien llegó hace cinco meses, con dos años de contrato, para reemplazar a Reinaldo Rueda.

Tolima, con derecho a soñar

Con su triunfo en la serie sobre Nacional, Deportes Tolima avanzó a semifinales y enfrentará ahora a Independiente Santa Fe. “Los muchachos encararon la serie con actitud, se les veían las ganas de clasificar. Este grupo ha trabajado bien, tiene condiciones y mentalidad. Tácticamente lo hicimos muy bien y Nacional careció de definición. Me gustó que no nos metimos atrás y también generamos opciones de gol”, señaló el técnico samario, quien regresó a Ibagué luego de un corto paso por el Júnior de Barranquilla y espera conseguir su segundo título con el club pijao, pues ganó la Copa Águila en 2014.

En la otra semifinal se enfrentarán América y Millonarios, dos equipos que hace un mes no eran candidatos, pero que ahora tienen licencia para soñar con la estrella de fin de año.