Tigres, América, Jaguares, Cortuluá y Bucaramanga, en la lucha por no descender

A siete fechas del final de la fase clasificatoria de la Liga, las emociones no sólo están en la parte alta para definir los ocho que buscarán el título, sino entre los equipos que no quieren perder la categoría.

Los hinchas del América de Cali sufren por el posible descenso. / GettyImages

Tigres, América de Cali, Jaguares de Córdoba, Atlético Bucaramanga y Cortuluá son los equipos que están en la lucha por no perder la categoría. Los hinchas de tres de estos clubes ya saben lo que es descender y por eso, por estos días, cuando faltan siete fechas para que se defina el futuro, este tema es una pesadilla. Los días ya no son iguales, el humor cambia de repente, todo molesta y no se sabe qué pasa. El ánimo está abajo y no hay ganas de hacer nada. Los jugadores, por su parte, están ansiosos y nerviosos. Tanto que los técnicos deben preocuparse por el trabajo motivacional más que por el táctico y estratégico. Cuestión de mentalidad.

“Influye mucho la presión que estamos viviendo en la tabla del descenso, considero que es por eso que el equipo no se ha logrado soltar, hemos mejorado defensivamente, se recupera rápidamente la pelota, pero no tenemos serenidad y capacidad para lograr ofender al contrario”, comentó el uruguayo Jorge Polilla Da Silva, técnico del América de Cali, que llegó hace unas semanas a Cali con la misión de salvarle la categoría al equipo.

Lo preocupante para el América es la presión que hay en el ambiente. Luego de empatar ante el Once Caldas y entrar en zona de descenso directo, fue inevitable recordar los días de final de año de 2011, cuando el equipo se fue para la B después de 56 años en la primera división. Otra vez el cuadro de Cali está en esa situación en la que ya no depende de sí mismo, pues así gane los siete partidos que restan de la Liga Águila, depende de que Jaguares no haga lo mismo.

“La diferencia de presupuesto entre América y Jaguares es abismal, pero ya el fútbol es de hombres, y sé que este equipo en el futuro podrá tener mejores condiciones económicas para hacer mejores inversiones, pero hoy estamos centrados en que tenemos un gran equipo y estamos al nivel de las exigencias de la A”, le dijo al diario AS Húbert Bodhert, técnico de Jaguares y quien confía en que en estas fechas restantes podrá seguir manteniendo un buen rendimiento deportivo para salvar la categoría.

América tiene actualmente 122 puntos en la tabla del descenso, dos menos que Jaguares, seis menos que Cortuluá y siete menos que Bucaramanga. Además, enfrenta un complicado calendario con enfrentamientos directos ante Cortuluá o Bucaramanga y rivales de renombre como Cali, Independiente Medellín e Independiente Santa Fe. Ante la dificultad del momento, Polilla confía en las fortalezas de su equipo. “En este momento nos encontramos en el descenso, pero tenemos la capacidad para sacar de esta difícil posición al equipo”.

Jaguares, por ahora fuera de las posiciones de descenso, tiene sólo un juego directo ante el Bucaramanga, además de una difícil visita al Independiente Medellín en el estadio Atanasio Girardot; sin embargo, se aferra a su poderío como local. En estas jornadas intentará beneficiarse de la alta temperatura de Montería para hacer de su casa un fortín y ganar los cuatro partidos que allí disputará.

Cortuluá viene de capa caída y levantarse le podría costar la categoría, no obstante, tiene un ahorro de puntos que le permite al cuerpo técnico trabajar en la parte anímica de sus jugadores. En esta próxima fecha tendrá un partido definitivo ante el América de Cali en el estadio Pascual Guerrero. Ahí se podrá definir en gran parte el futuro. Si pierde, quedaría a sólo tres unidades de un rival directo como el escarlata, pero si gana, prácticamente salva la categoría. Anímicamente ese triunfo daría un impulso necesario para asumir las seis fechas restantes.

Bucaramanga viene de vencer a Independiente Santa Fe, haciendo un buen segundo tiempo y demostrando que puede ser contundente. En sólo 20 minutos remontó un partido que tenía perdido. A siete puntos de las posiciones de descenso, el equipo dirigido por Jaime de la Pava tiene que ganar los duelos directos ante Jaguares y América para huirle a la B.

Tigres tiene 133 puntos, prácticamente ya tiene asegurado su descenso. Para evitarlo tendría que ganar más del 70 % de los puntos, algo que no ha hecho en todo el año. Además, en su calendario tiene juegos con rivales directos como Jaguares y América y enfrentará a rivales de tradición como Millonarios y Nacional.