11 de octubre de 2016: el día que Perú lloró por creerse eliminada del Mundial

Desde que la “Blanquirroja”" cayó 2-1 frente a Chile por la décima fecha de las eliminatorias, el equipo de Ricardo Gareca vivió una serie de milagros que lo clasificaron a Rusia 2018.

AFP

El 11 de octubre de 2016, Perú cayó 2-1 frente a Chile en Santiago. Con apenas ocho puntos en 10 jornadas, la “Blanquirroja” quedó prácticamente eliminada de la Copa del Mundo.

El Diario La República de ese país aseguró tras la derrota: “Perú le dice chau al Mundial”; Perú21 dijo: “Perú se hunde en las eliminatorias”; el portal Trome señaló: “Perú se aleja del Mundial”. Y es que ya todo parecía consumado. Al terminar el encuentro, las lágrimas y mirada al piso de Paolo Guerrero, eran la fiel expresión de una nueva oportunidad perdida y un sueño que se desvanecía. Con cara larga pero como buen líder, Gareca arropaba a los suyos. 

Lo que no sabía el delantero del Flamengo era que ese día iba a ser un punto de inflexión, pues luego de ese encuentro Perú ganó cuatro partidos, empató tres y sólo perdió uno -ante Brasil- en el cierre de las eliminatorias. Todo eso sumado a los tres puntos de escritorio que recibió gracias la queja de Chile al acusar a Bolivia por “alineación indebida”. Y cerraron el año como la única selección sudamericana invicta en 2017.  A los “Incas” se les dio el milagro y se clasificaron por diferencia de goles al repechaje. Entre más se sufra, más sube la cuota de gloria.

Desde el llanto de Guerrero hasta el día en que la “Blanquirroja” venció 2-0 a Nueva Zelanda y se convirtió en la última de las 32 selecciones clasificadas a Rusia 2018, pasaron exactamente 400 días. Tiempo en el que Perú vivió un realismo mágico: puntos de escritorio, goles de tiro libre que eran indirectos, la suspensión de su principal figura por un supuesto dopaje y la añorada clasificación a un Mundial luego de 36 años de ausencia.

-José Pékerman al mediocampista Carlos Lobatón en octubre de 2015 luego de que Colombia venciera 2-0 a Perú en la primera fecha de las eliminatorias: "crean en él, que los va a llevar al Mundial".

-“No hay nada imposible cuando se está unido, yo creo en el jugador peruano", dijo Ricardo Gareca en su presentación en marzo de 2015.

Los dos estrategas argentinos tuvieron razón. Esas son las atípicas ecuaciones del destino. Que por más extrañas que parezcan, estaban escritas desde el comienzo para cumplirse.

Thomas Blanco -@thomblalin