Alemania le dio un paseo a Colombia en el Mundial sub-17

El equipo sub-17 perdió 4-0 en una mala presentación en los octavos de final. Ahora se vienen los Juegos Bolivarianos de Santa Marta.

Orlando Restrepo, entrenador del equipo nacional, dirigió su primer Mundial juvenil. / Cortesía AS Colombia

Ser práctico y efectivo es ser letal en el fútbol. Y eso fue la selección sub-17 de Alemania este lunes en su partido con Colombia por los cuartos de final del Mundial de la categoría en India. Practicidad, eficiencia y eficacia, en todas sus líneas, en cada jugador, una memoria de juego que tienen implícita los alemanes desde las categorías inferiores. Y cuando un equipo es así de ordenado, son pocas las cosas que puede hacer una selección invadida por los nervios, como lo fue la nuestra, que cuando el reloj apenas iba por los siete minutos ya caía 1-0 tras un error del portero Kevin Mier, que dejó un rebote para que Jan Fiette Arp abriera la cuenta.

Los dirigido por Orlando Restrepo reaccionaron, llegaron, pero no hicieron daño. De hecho, tocar la pelota hacia atrás, para iniciar una nueva jugada, no se hizo con seguridad, sino con temor. Los alemanes, tranquilos, esperando, controlando y con una doble línea de cuatro que, como una nube, dio sombra en toda la cancha. Lo intentó Juan Sebastián Peñaloza en la individual, también Deiber Caicedo, hasta Juan Vidal, pero cada arremetida chocaba como las olas en un fuerte jarillón.

Colombia tuvo la pelota durante el 63 % del partido, es decir, más de la mitad del encuentro, pero la posesión no trascendió. Se quedó, simplemente, en tocar, en hacer pases sin relevancia. Después llegó el segundo en contra, un cabezazo pleno de Yan Bisseck; el tercero en los pies de Arp, quien se la cedió a Yeboah, y el cuarto, tras un error en salida de Guillermo Tegue, que aprovechó el mismo Arp para cerrar la cuenta. Un 4-0 que desmoraliza.

“Nos faltó concentración y ellos aprovecharon los nervios de nosotros. Cuando debíamos estar más calmados, fue todo lo contrario y ahí está el resultado”, apuntó el DT antioqueño tras la goleada que eliminó a su equipo y que lo pone a pensar de cara a la próxima convocatoria, en menos de una semana, para los Juegos Bolivarianos que se llevarán a cabo en noviembre en Santa Marta. “Ahora hay que pensar bien las cosas, mirar opciones, y ver cómo podemos ayudar a estos muchachos para que sigan en su crecimiento. El mundo no se acaba acá”, concluyó.

Colombia no fue el único equipo suramericano que quedó fuera del evento. Paraguay, puntero de su grupo con tres victorias en la misma cantidad de partidos (Malí, Nueva Zelanda y Turquía), perdió 5-0 con Estados Unidos (Colombia le había ganado 3-1 a los norteamericanos en la primera fase) y también se despidió del certamen tras una floja actuación en la que les sucedió algo similar a nuestro país: muchos nervios, poco efectividad. Tim Weah fue la figura del encuentro al anotar tres tantos y llevarse la pelota del duelo como trofeo por lo hecho a lo largo de los 90 minutos.

Este martes se jugarán cuatro encuentros de los octavos de final. Irán se medirá con México, mientras que Francia y España vivirán el clásico europeo. Entretanto, Inglaterra enfrentará a Japón, y Malí hará lo propio con Irak. Y ya el miércoles se disputarán los otros dos partidos de octavos restantes entre Ghana y Nigeria y Brasil Honduras, duelo este del que saldrá el rival de Alemania. Recordemos que los nigerianos defienden la corona obtenida en 2015 en territorio chileno.