Amargo debut para Jeison Murillo con el Barcelona

El equipo catalán perdió 2-1 en el juego de ida de los octavos de final de la Copa del Rey ante el Levante. El defensor colombiano se vio comprometido en el segundo gol.

Jeison Murillo en su primer partido como titular con el Barcelona de España. EFE

El técnico del Barcelona, Eresto Valverde, le dio rotación a su nómina y descartó a varios de sus mejores hombres para darle ritmo de competencia a los que habitualmente no juegan. Aprovechando esta situación, el colombiano Jeison Murillo tuvo la oportunida de debutar de manera oficial con el equipo catalán, al que llegó en el mercado invernal, a prestamo por seis meses, proveniente del Valencia. Había mucha expectativa en Colombia respecto a lo que puidera pasar con el caleño, sin embargo, el debut fue amargo. Barcelona cayó 2-1 ante Levante en el juego de ida de los octavos de final de la Copa del Rey. 

Murillo hizo pareja en la zaga central junto a Chumi, un juvenil. No se acomplaron bien y eso le costó al equipo. El arquero Jasper Cillessen no pudo hacer nada para evitar los goles dell equipo valenciano. El marcador se abrió al minuto 4 cuando Erick Cavaco sorprendió de cabeza a una defensa desordenada. Y en lugar de haber reacción, los de Valverde se desanimaron y al minuto 18 ya caían 2-0, luego de un error de Jeison Murillo, quien no llegó a cerrar a tiempo un remate del madridista Borja Mayoral. El colombiano recibió antes del final del primer tiempo una amarilla por una entrada a destiempo.

(Puede leer: El tercer colombiano en la historia del Barcelona).

En la segunda parte el técnico del equipo blaugrana intentó retocar su equipo y envió al campo al francés Lenglet para acompañar a Murillo en la zaga y eso estabilizó el funcionamiento en la zona posterior, pero los hombres de ataque se vieron confundidos y sin rítmo. Dembele, Coutinho y Malcom no pudieron relevar a los habituales titulares Lionel Messi y Luis Suárez. Murillo tuvo una mejor actuación en la segunda mitad, se vio más seguro en los pases y preciso en sus entradas. Supo administrar la amarilla recibida de manera prematura.

A cinco minutos del final, Coutinho marcó de penal para acortar la diferencia y decretar el 2-1 final, lo que le permite al Barcelona llegar con amplias opciones de darle la vuelta a la serie. El próximo 17 de enero, en el Camp Nou será el partido definitivo. Se espera que ese día el técnico no se reserve ninguna carta.