Colombia y Argentina: unidos por el fútbol

Técnicos campeones, múltiples goleadores y seleccionadores que dejaron huella en el equipo tricolor. Esta es la historia de los argentinos en el fútbol colombiano, a propósito de la organización en conjunto de la Copa América 2020.

El campeonato profesional de fútbol se disputa en Colombia desde 1948 y antes de esta fecha fundacional la influencia del balompié argentino ya era la más notoria para su desarrollo. Hasta el Mundial de Rusia 2018 José Néstor Pékerman fue el técnico de la selección que clasificó a dos Mundiales con una de las mejores generaciones de futbolistas criollos de todos los tiempos, liderada por Radamel Falcao García, James Rodríguez, Juan Guillermo Cuadrado, David Ospina y Cristian Zapata, entre otros. Pero desde hace más de 70 años, otros técnicos y jugadores rioplatenses han tenido el mismo destino o se han convertido en campeones, goleadores o referentes del fútbol colombiano.

Han tenido una estrecha relación que se vio trastocada con la falta de apoyo de los argentinos a Colombia en la Copa América de 2001, a la que no vinieron por el mal momento social que vivía el país. Quitando ese episodio, son más los buenos momentos y el aporte que ellos les han dejado al balompié nacional. Ahora, en 2020, organizarán en conjunto la Copa América, un torneo que será particular, pero que hace que sea un buen momento para rememorar la unidad futbolera entre ambas naciones.

Diez años antes del inicio del campeonato profesional, por ejemplo, para disputar los Juegos Bolivarianos de 1938, la selección de Colombia tuvo como técnico a Fernando Paternoster, exjugador de Argentinos Juniors y Racing, quien además fue técnico campeón con Atlético Nacional de Medellín en 1954. También dirigió el combinado tricolor para una Copa Suramericana, en 1947, Lino Taioli, exjugador de Estudiantes, Newells y Belgrano; así como lo hizo Rodolfo Orlandini en 1957, exseleccionador argentino y exjugador del Génova (Italia) y Niza (Francia).

Ya en tiempos más recientes, entre 1980 y 1981, el técnico de la selección fue Carlos Salvador Bilardo, exjugador de San Lorenzo, Deportivo Español y Estudiantes de La Plata, y además campeón mundial con Argentina en el Mundial de México 1986. Bilardo dirigió también en el país al Deportivo Cali en 1978, año en el que alcanzó el subcampeonato en la Copa Libertadores de América y, ese mismo año, el segundo lugar en el torneo nacional, detrás de Millonarios.

Otros estrategas argentinos fueron campeones con diferentes equipos en el torneo nacional. El exjugador de Platense, Carlos Aldabe, con Millonarios en 1949; Alfredo Cuezzo, exjugador del Banfield y campeón con el Deportes Caldas en 1950; el estelar Adolfo Pedernera, campeón con River en Argentina y técnico en el equipo embajador que se coronó entre 1951 y 1953, y José Manuel el Charro Moreno, célebre jugador del River y de la selección argentina que fue campeón con el Medellín en el año 1955.

Junto a ellos también están José Francisco Lombardo, campeón con Atlético Quindío en 1956; el ex-Boca Juniors y Sarmiento de Junín, René Seghini, técnico del Medellín en 1957; el exprofesional del River Plate, Francisco “Pancho” Villegas, quien dirigió al Deportivo Cali en los títulos de 1965, 1967 y 1969; y el ex-San Lorenzo, Estudiantes y Ferrocarril Oeste, Roberto Resquín, campeón con el Deportivo Cali en 1970. Todos triunfaron en el exterior, pero fue en Colombia donde cosecharon triunfos que aún los tienen en los salones de la memoria.

Capítulo aparte amerita el extraordinario exjugador de Vélez, Banfield, Boca y Atlanta, además campeón internacional con Estudiantes de La Plata, Osvaldo Juan Zubeldía, quien fue el técnico del título de 1976 con Atlético Nacional. Su influencia en el medio colombiano fue tan notable que varios de sus dirigidos con el paso de los años también fueron técnicos, entre ellos, Francisco Maturana. En 1977, otro reconocido argentino fue campeón en Colombia: Juan Ramón la Bruja Verón, jugador y entrenador a la vez del vencedor del torneo de 1977, Atlético Júnior de Barranquilla.

La lista de técnicos argentinos campeones en Colombia se completa con el exjugador de Independiente, River y San Lorenzo, además de la selección nacional, José Varacka, campeón con Júnior en 1980; y el exjugador de Quilmes y Racing, seleccionado argentino, campeón con Millonarios en 1978, Pedro Dellacha. Dos técnicos más en épocas recientes: el exjugador de Estudiantes, Ferro, River e Independiente Miguel Ángel el Zurdo López, campeón con Júnior de Barranquilla en 2004, y el exarquero de River y Argentinos Juniors, Óscar Héctor Quintabani, entrenador bicampeón con Atlético Nacional en 2007.

En los últimos años, dos grandes nombres de entrenadores del país del sur del continente también dejaron huella, sobre todo en los equipos de Bogotá. Gustavo Adolfo Costas, ídolo de Racing, dos veces campeón con Santa Fe y además consiguió el título de la Suruga Bank, el único torneo intercontinental que ha ganado un club colombiano en la historia. Miguel Ángel Russo, al frente de Millonarios, consiguió la estrella 15 y se ganó el cariño de la hinchada por triunfar mientras se reponía de una delicada enfermedad. El campeón de la Copa Libertadores con Boca ganó, estando en el equipo albiazul, su batalla más grande: contra el cáncer.

Asunto de goleadores

Desde 1948 a la fecha, la lista de los diez goleadores más importantes de nuestro campeonato incluye a cuatro argentinos, cinco colombianos y un uruguayo. Los rioplatenses son Sergio Galván Rey, Hugo Horacio Lóndero, Osvaldo Marcial Palavecino y Ómar Lorenzo Devanni. Entre los cuatro suman 837 goles obtenidos en partidos oficiales, siendo Galván Rey el máximo anotador en toda su historia, con 224 goles. (1957: La primera hazaña colombiana en una Copa América)

Nacido en la provincia de Tucumán (Argentina) llegó a Colombia en 1996 y se vinculó con el Once Caldas de Manizales, equipo en el que marcó 171 goles en ocho años. En 2004 pasó brevemente por el fútbol de Estados Unidos, pero retornó a Colombia y hasta 2011 jugó para Nacional, América y Santa Fe, equipos en los que marcó el resto de sus goles oficiales.

El segundo goleador en Colombia es el barranquillero Iván René Valenciano, con 217 anotaciones. Pero el tercero y cuarto son dos argentinos. Con 211 goles figura Hugo Horacio Lóndero, quien en tres temporadas (1969, 1971 y 1972) fue máximo anotador. Llegó al América de Cali y luego pasó a Cúcuta, Nacional, Medellín y Pereira. Se retiró jugando para el Cúcuta, ciudad en la que hoy vive. Fue campeón con Atlético Nacional en los títulos de 1973 y 1976.

Con 204 goles está Osvaldo Marcial Palavecino, que llegó a Colombia en 1975 a jugar con Caldas de Manizales. En cien partidos hizo 52 goles, lo que llevó a Nacional a interesarse por sus servicios. Fue goleador durante dos temporadas, entre 1977 y 1978, en el equipo de Osvaldo Juan Zubeldía. En el verdolaga fue campeón en 1976. Después jugó para Medellín, Santa Fe, Millonarios, Cúcuta y Tolima, donde completó su cuota goleadora en Colombia.

Ómar Lorenzo Devanni alcanzó 198 anotaciones durante su permanencia en el país. En 1963 llegó a Colombia para jugar con Atlético Bucaramanga. Allí jugó un año y el mismo tiempo permaneció en el Unión Magdalena. Entre 1965 y 1968 estuvo en Santa Fe, donde salió campeón en 1966. Terminó su carrera jugando con Medellín, Once Caldas y Unión Magdalena. Fue tres veces máximo cañonero del torneo.

Otros argentinos destacados fueron Alfredo Castillo, máximo anotador del torneo de 1948, con 31 goles hechos en Millonarios; Pedro Cabillón, goleador del torneo de 1949, con 42 goles en Millonarios; el estelar Alfredo Di Estéfano, máximo anotador en las temporadas 1951 y 1952 con Millonarios, antes de vincularse al Real Madrid de España; Mario Garelli, goleador de la temporada 1953 con el Atlético Quindío; y Carlos Alberto Gambina, artillero con Atlético Nacional en la temporada 1954.

En 1955, el goleador fue el argentino Felipe Marino, militando con el Medellín. Dos años después lo fue uno de los más insignes argentinos en Colombia, José Vicente Grecco, ex-Boca Juniors, que fue campeón con Medellín en 1957 y con Santa Fe en 1958. En el torneo de 1958, el máximo anotador fue José Américo Montanini, ex-River y jugador en Colombia con Bucaramanga y América de Cali. En 1959, repitió Felipe Marino, con 35 goles repartidos entre Cúcuta y Medellín. Luego le correspondió el título de cañonero en 1960 a Walter Marcolini, quien jugó en Colombia en Millonarios, Cali, América y Quindío.

En 1961, el consagrado fue uno de los más recordados goleadores de Santa Fe: Alberto Perazzo, quien anotó ese año 32 goles. En 1964 y 1966, el turno fue para Ómar Lorenzo Devanni y en 1965, Perfecto Rodríguez, quien jugaba para Medellín e hizo 38 goles. En 1967 apareció uno de los goleadores argentinos más insignes en Colombia: José María Ferrero, quien llegó a Millonarios y salió goleador en las temporadas 1967 y 1968. Luego repitió jugando para el Cúcuta en el torneo de 1970. El título solo se lo arrebató otro argentino, Hugo Horacio Lóndero, que fue el máximo artillero en 1969, 1971 y 1972.

Otro que vino a figurar en 1975, fue Jorge Ramón la Fiera Cáceres, quien jugó para América, Pereira y Bucaramanga. Se nacionalizó en el país y alcanzó a integrar la selección nacional. En 1976 el goleador fue uno de los más recordados en Bogotá: Miguel Ángel Converti, que ese año hizo 33 goles con Millonarios. Ex-Banfield y Chacarita, el Ringo Converti fue además campeón con Júnior en el campeonato de 1980.

Osvaldo Marcial Palavecino fue el artillero en 1976 y 1978, y un año después lo fue Juan José Irigoyen, ex-San Lorenzo y campeón con Millonarios en 1978. La lista de goleadores argentinos la completan Sergio Sierra, que jugó con Pereira; Víctor Hugo del Río, quien brilló en el torneo 1981 con Tolima; Miguel Osvaldo González, jugando con Bucaramanga en los torneos de 1982 y 1985; Héctor Sossa, goleador con Medellín en 1986, y el ex Racing, Quilmes y Estudiantes, Hugo Ernesto Gottardi, uno de los ídolos de Santa Fe, máximo cañonero en 1983 y 1984. (Colombia y su debut en la Copa América)

En los últimos tiempos han figurado el ya mencionado Sergio Galván Rey, Miguel Caneo y Germán Cano. El primero es el máximo goleador en todos los tiempos en el campeonato colombiano; el ex-Boca Juniors Caneo fue goleador con Boyacá Chicó en el año en que este mismo equipo fue campeón: 2008. En cuanto al ex-Chacarita, Huracán y Lanus, Germán Cano, es el máximo anotador histórico de Independiente Medellín y ha sido botín de oro en 2012-2, 2018-1 y 2018-2.

Un capítulo aparte en este recuento, que por razones de espacio no puede incluir a más futbolistas argentinos con éxito en Colombia, lo amerita el volante Ómar Sebastián Pérez, uno de los máximos ídolos de Santa Fe, que llegó a ganarlo todo con el equipo cardenal. El 10 lideró la etapa más fructífera en títulos del club bogotano. En este mismo sentido, hay que mencionar al arquero Franco Armani, quien ganó 13 títulos con Atlético Nacional, entre ellos, la Copa Libertadores de 2016.

En síntesis, sin los argentinos la historia del fútbol colombiano no sería igual. Ahora, ambos países podrán recordarlo pues serán anfitriones simultáneos de la edición 76 de la Copa América.

850346

2019-04-13T21:00:00-05:00

article

2019-04-14T09:13:09-05:00

sarenas_262225

none

Redacción Deportes - @DeportesEE

Fútbol Internacional

Colombia y Argentina: unidos por el fútbol

43

12037

12080