Arquero brasileño Ederson mostró suturas tras recibir una patada en la cara

El guardameta del Manchester City tuvo que salir del partido contra el Liverpool tras un encontronazo que sufrió con el delantero Mané.

Ederson, arquero del Manchester City. AFP

Un balón dividido. La pierna de un delantero en alto. Un arquero intentando rechazar con su cabeza. Una patada en la cara. Oscuridad y dolor. Mané, jugador del Liverpool, fue expulsado por una jugada peligrosa contra el arquero Ederson, quien recibió puntos de sutura en la cara después de que el delantero le pusiera los taches de su guayo en la cara. Después de esa jugada el Liverpool se vino abajo y salió goleado del Etihad. Perdió 5-0 contra el Manchester City.

Mané tras ver la jugada de la patada, no resistió. Apenado por lo sucedido, se disculpó con un mensaje en redes sociales: “Espero y deseo que Ederson se recupere rápido. Estoy arrepentido de haberlo lastimado durante nuestro choque accidental, y perdón a él porque no pudo terminar el partido por eso. Ojalá se recupere rápido y vuelva a jugar pronto porque es un gran jugador”.

Al brasileño debieron hacerle varios puntos de sutura, y debido a un traumatismo causado por el impacto, tendrá que esperar algunas semanas fuera del campo de juego. Tras el encuentro se mostró con la cara vendada, pero este lunes se difundió una foto de su rostro, y las heridas impresionan.


Futbol de Inglaterra on Twitter

Aun así, el guardameta brasileño anunció que está bien y espera recuperarse lo más pronto posible para reintegrarse a las actividades del club inglés. “Puedo seguir. No pararé”, escribió en su cuenta oficial de Instagram. Tras el partido Claudio Bravo, quien ingresó por Ederson, hizo una crítica sobre el encontronazo de los dos jugadores. "La patada se pudo evitar. Estas cosas son evitables. Puedes evitar fácilmente poner el pie en la cara de alguien para no hacerle daño".

 

if I can continue I will not stop @victoriahaydn

Una publicación compartida de Ederson Moraes (@ederson93) el

Sadio Mané, quien llegó al Liverpool la temporada pasada proveniente del Southampton por 30 millones de libras, recibió un castigo de tres partidos de suspensión. Pese a la dura acción, los reds presentarán un recurso de apelación, al considerar excesiva la sanción.