El reemplazo de José Pékerman

Así es Carlos Queiroz, según Alex Ferguson

El histórico técnico del Manchester United compartió con el portugués, quien fue su asistente de 2002 a 2008. Este jueves fue presentado como entrenador de la selección de Colombia.

Carlos Queiroz (izquierda) junto a Ferguson. / AP

Experimentar una derrota, o más bien la forma en la que un líder reacciona a ella, es una parte esencial de lo que se necesita para ser un triunfador. Alex Ferguson, uno de los técnicos de fútbol más ganadores de todos los tiempos, necesitó fracasar para luego ganar con el Manchester United. De 1986 a 1990 utilizó su capacidad de liderazgo para convencer a un grupo de jugadores comunes de lo que podrían ser capaces. Desde 1990 hasta 2013 conquistó 38 títulos, entre los cuales se destacan 13 Ligas de Inglaterra y dos Champions League. En cinco de esos años (de 2002 a 2008), su asistente técnico fue el portugués Carlos Queiroz, que será anunciado este martes como técnico de la selección colombiana y quien interrumpió su trabajo junto a Ferguson (de 2003 a 2004) para dirigir al Real Madrid y luego asumir el reto de entrenar a la selección de Portugal.

A Ferguson no le gustaba que nadie metiera la mano en las sesiones de entrenamiento. Sin embargo, cuando Carlos Queiroz empezó a ocuparse de ellas, un par de jugadores comentaron que no les gustaban porque eran demasiado repetitivas. Así que el escocés paró uno de los entrenamientos y les dijo: “Cuando era jugador, me habría gustado que me entrenara Carlos. Todos lo ejercicios repetitivos en los que estamos trabajando se convertirán en actos de reflejo el sábado cuando no tengan tiempo para pensar”.

Los ejercicios en el campo de entrenamiento, todas las charlas tácticas y evaluaciones de los oponentes se hacían para inculcar en los jugadores la necesidad de aprenderse el plan establecido, y para eso fue fundamental la mano de Queiroz, un hombre convencido de que el deseo y la feroz necesidad de ganar son atributos maravillosos, pero que se deben afrontar con cabeza fría. Así como de que en los partidos, al igual que en la vida, todo se reduce a esperar las oportunidades y después no dejarlas escapar.

(Puede leer: Este es Carlos Queiroz, el máximo candidato a ser DT de Colombia).

“Es un entrenador y profesor fantástico, y su principal objetivo en la vida es desarrollar a los jóvenes, inspirarlos y asegurarse de que se conviertan en buenos seres humanos. Lo conozco bien. Es un hombre de gran dignidad. Carlos es de los buenos”, dijo Ferguson en una entrevista con un medio británico al ser preguntado por la huella que dejó el portugués en sus años como asistente técnico del equipo inglés.

Fue tal su legado en el club de Manchester que, según sir Alex, Carlos era su sucesor en el banquillo de los Diablos Rojos. Sin embargo, no tuvo la paciencia de esperar su momento. “Durante toda mi carrera en el United, el único verdadero candidato de la casa para el puesto de mánager fue Carlos Queiroz. Por desgracia, arruinó la posibilidad de serlo porque se fue dos veces del club: una al Real Madrid y otra a la selección portuguesa”, recordó el mítico entrenador en su libro Liderazgo, publicado por el periodista galés Michael Mortiz.

El próximo técnico de la selección colombiana es un obsesionado por la táctica y el orden en el campo de juego. Así lo recuerda Ferguson. “Muchos años después, cuando nos preparábamos para enfrentarnos al Barcelona en la semifinal de la Liga de Campeones de 2008, Carlos Queiroz puso una estrellita en el campo para indicar a los jugadores dónde quería que se ubicaran exactamente; un par de ellas estaban casi una encima de la otra, para recalcar lo juntos que quería que Scholes y Carrick contuvieran los ataques en nuestro centro del campo. Barcelona no marcó en ninguno de los dos partidos”. En esa edición de la Champions League, con el portugués como asistente, ese equipo terminó ganando el torneo de clubes más importante del mundo, al imponerse en la final al Chelsea. Luego de eso, Queiroz pasó a dirigir la selección de Portugal, con la que clasificó al Mundial de Suráfrica 2010 y cayó en octavos de final ante España, que terminaría como campeón.

Sin duda, uno de los actos más valorado de Queiroz en Manchester fue el momento en el que recomendó al club que enviaran a un scout para que le hiciera seguimiento a un tal Cristiano Ronaldo. Así lo recuerda Ferguson en su libro, que destaca el buen ojo y trato con los jóvenes de Carlos. Él fue quien lo animó a entablar relaciones con el Sporting de Lisboa, por su capacidad para hacer madurar jugadores jóvenes. En 2001 enviaron a Lisboa a Jim Ryan, que había estado 21 años en el cuerpo técnico del United, y vio a un joven delantero de 16 años que hacía posible lo imposible. El resto de la historia de CR7 ya se conoce. Parte del trato con el Sporting de Lisboa era que inaugurarían su nuevo estadio con un partido de exhibición en agosto de 2003, por lo que el plantel del United voló a Portugal a finales del verano, después de una gira por Estados Unidos.

El día de la inauguración del escenario, Jorge Mendes, el representante de Ronaldo, le dijo a Ferguson que el Real Madrid y el Arsenal también estaban interesados en su cliente. Al día siguiente Ronaldo jugó ante el conjunto inglés y se lució. Durante el descanso, el técnico de Manchester envió al utilero del equipo a buscar a Peter Kenyon, entonces director general del club, y le dijo que no se irían hasta haber fichado a ese joven.

Se reunieron con Cristiano, Jorge Mendes y el presidente del Sporting de Lisboa, y acordaron el precio: 12’240.000 libras. Fletaron un avión para que Ronaldo, su madre, su hermana y el abogado de Jorge y del futbolista fueran a Manchester al día siguiente. “Gracias a la red creada por Carlos Queiroz conseguimos tener seis años a uno de los mejores del mundo antes de que realizara su sueño de toda la vida: jugar en el Real Madrid, que pagó al United 80 millones de libras”, confesó Ferguson.

“Solo se te valorará por dos cosas: si ganas el Mundial o si ganas la Eurocopa. Y ahora, dime: ¿cuándo ha ganado Portugal un Mundial?”, fueron las palabras de Ferguson a su amigo antes de que se fuera a dirigir el equipo de su país, en 2008, y en el que no le iría bien. Ahora esa frase aplica para Colombia. A Queiroz solo se le valorará si logra un título. ¿Cuándo ha ganado Colombia algo aparte de esa rara Copa América de 2001? “De no haber regresado a su patria podría haberme sucedido como mánager del United”, confesó Ferguson. La historia tomó un rumbo distinto. Carlos no ganó, pero desde ahí fue a cuatro mundiales más y ahora buscará volver a hacerlo con Colombia. A sus 65 años entrenará por primera vez en Suramérica, la tierra de los mejores futbolistas de la historia.

837678

2019-02-07T09:19:08-05:00

article

2019-02-07T13:06:20-05:00

[email protected]

none

Luís Guillermo Montenegro

Fútbol Internacional

Así es Carlos Queiroz, según Alex Ferguson

44

6928

6972