Así fue el rendimiento de los jugadores en el clásico Real Madrid-Barcelona

Navas y Modric, los más destacados del elenco blanco, que perdió 0-3 tras el dominio blaugrana del segundo tiempo.

Messi (i) anotó el segundo gol del Barcelona, asistió en el tercero y fue de lo más destacado del clásico, jugado en el estadio Santiago Bernabéu.AFP

Real Madrid

Keylor Navas (7): Tuvo que actuar en acciones concretas que resolvió con efectividad. En la primera parte, sacó dos buenos balones a Paulinho, que se encontró con el portero costarricense tras un disparo desde dentro del área y después de un cabezazo envenenado. Después, en el segundo acto detuvo un primer intento de Luis Suárez, pero no pudo hacer nada en el remate del uruguayo que supuso el 1-0. En la jugada del penalti que marcó Messi, aún tuvo tiempo de hacer otra gran parada a Luis Suárez. Buen partido pese al 0-3 final.

Carvajal (4): En la primera parte estuvo correcto, defendió bien e intentó subir por la banda derecha de forma insistente aunque sin éxito. Sin embargo, en la segunda bajó el nivel y descuidó en varias ocasiones su espalda. En la primera, permitió la entrada de Jordi Alba, que provocó una ocasión que falló Luis Suárez. Después, en el gol de Luis Suárez, tardó demasiado en bajar y dejó un hueco que fue definitivo. Culminó sus segundos 45 minutos de terror con una mano con la que vio una tarjeta roja directa que dejó a su equipo con diez hombres y provocó el penalti que marcó Messi.

Sergio Ramos (5): Como casi todo el Real Madrid, jugó unos buenos primeros 45 minutos en los que mantuvo un buen nivel. En ellos, estuvo siempre bien colocado, correcto al corte y bien sacando la pelota. Sin embargo, en el segundo tiempo, con la estirada del Barcelona hacia arriba, perdió su sitio e incluso los papeles con una acción sobre Luis Suárez que pudo costarle la tarjeta roja.

Varane (5): El central francés también se contagió de la segunda parte errática del Real Madrid. Si enfrente Piqué estuvo a un gran nivel, Varane no destacó por hacer nada bueno ni malo. En las jugadas decisivas no pudo evitar la desgracia de su equipo e incluso estuvo mal colocado en alguna acción. No mostró su mejor nivel.

Marcelo (6): Exhibió algunas de sus mejores cualidades durante un tramo del partido, en el que se animó a subir por la banda izquierda con insistencia y criterio. En una de sus subidas, en la primera parte, dio un pase a Toni Kroos en profundidad perfecto que a punto estuvo de acabar en gol, pero Cristiano remató al aire el centro del centrocampista alemán. En la segunda parte, se desinfló y cometió algún falló, como un pase comprometido a Keylor Navas y alguna perdida de balón innecesaria que pudo costar más cara al Real Madrid.

Kroos (6): Completó un buen primer acto, en el que dio equilibrio a su equipo y en ocasiones aportó alegría en ataque con alguna subida peligrosa. No falló pases, estuvo muy bien colocado, combativo y jugó la pelota con criterio. Después, su buen trabajo se volatilizó en la segunda parte con la mejora del Barcelona y prácticamente desapareció.

Casemiro (5): Aportó lo de siempre, mucho corte, trabajo de hombre escoba y en ocasiones tuvo la oportunidad de manejar el juego. Pero no lo hizo con mucha relevancia en el juego y fue sustituido en la segunda parte a falta de 15 minutos. Irrelevante.

Modric (7): Firmó una primera parte excelsa en la que dio una lección de fútbol. Manejó el partido a su antojo, sacó a relucir toda su imaginería de pases, rompió en varias ocasiones las líneas del Barcelona para dar últimos pases que no fueron aprovechados y sin duda fue el mejor. Sin embargo, en el segundo acto, acusó el esfuerzo de los primeros 45 minutos y desapareció en varias fases del choque. Fue de más a menos.

Kovacic (6): Fue la sorpresa de la alineación. Sentó a Isco Alarcón en el banquillo para dar más sobriedad al centro del campo del Real Madrid y a Zidane le salió bien la jugada durante los primeros 45 minutos. En ellos, el jugador croata aportó estabilidad al equipo de Zidane, pero después acabó superado por el impulso del Barcelona y fue sustituido por Bale en el último tramo del choque. Cumplió.

Benzema (3): Aunque dispuso de la mejor ocasión del Real Madrid con un cabezazo que golpeó en el poste de la portería defendida por Marc-André ter Stegen en el minuto 42, volvió a mostrarse como un jugador indolente, sin sangre y que encima cometió innumerables fallos en controles y pases. Corrió poco, mal y acabó desesperando al público del Bernabéu, que le propinó una sonora pitada cuando fue sustituido por Nacho en la segunda parte.

Cristiano (6): Aunque no aprovechó las ocasiones que tiene que marcar un delantero centro en los grandes partidos, por lo menos se mostró participativo, fue un incordio para la defensa del Barcelona y probó a Ter Stegen, que salvó el primer gol del Real Madrid con un pie milagroso a disparo del jugador portugués. Esas fueron sus mayores virtudes, pero también falló una ocasión clarísima con un disparo al aire tras un pase de Kroos y en un par de ocasiones se lió dentro del área cuando pudo haber actuado más rápido. A veces fue cara, y a veces fue cruz.

Nacho (5): Entró por Benzema a media hora para el final tras la expulsión de Dani Carvajal por mano. Se colocó en el lateral derecho y estuvo correcto. No tuvo demasiado tiempo para aportar algo más allá de cumplir y evitar una descalabro mayor.

Bale (5): Entró por Kovacic en el minuto 72 cuando el partido estaba 0-2 en contra para el Real Madrid. No tuvo mucho tiempo, pero dispuso de una ocasión clarísima para acortar distancias, pero falló un remate desde el punto de penalti cuando tenía todo a favor para marcar. No aportó mucho más.

Asensio (5): Entró por Casemiro a falta de 18 minutos y, como Bale, no pudo hacer nada para remontar un partido que ya tenía su equipo. Protagonizó una internada por la banda izquierda que a punto estuvo de acabar en gol, pero nada más.

(Las imágenes que dejó el triunfo de Barcelona sobre Real Madrid)

Barcelona

Ter Stegen (9): muy atento durante todo el choque, no dudó en salir fuera de su área a buscar balones para acompañar a su defensa. Fue determinante en un momento clave del partido, cuando salvó a su equipo con la pierna izquierda a un disparo de Cristiano Ronaldo que pudo ser gol en la primera mitad. En la segunda parte, a los 77 minutos, volvió a sacar una mano salvadora a remate de Bale y poco después paró con el hombro un remate de Ramos.

Sergi Roberto (7): en la primera mitad pasó muchos apuros para parar frenar a Cristiano, que lo buscó una y otra vez, sobre todo en carrera. Con el balón en los pies estuvo bien y tuvo atrevimiento por su banda derecha. Dio el pase del primer gol a Luis Suárez a los 53 minutos. Los últimos quince minutos jugó de extremo derecho. Fue sustituido en el descuento por Aleix Vidal.

Piqué (7): el central catalán estuvo firme en defensa y, como veterano en este tipo de partidos, supo calmar los ánimos de su equipo en momentos puntuales del choque que lo requerían. No se amilanó ante Benzema y Cristiano y a lo largo del partido cortó varios balones de peligro que hubieran supuesto ocasiones muy claras de gol del rival.

Vermaelen (6): el futbolista belga dio la sensación de no encontrarse cómodo sobre el césped. Recibió una cartulina amarilla en el minuto 18 por derribar a Modric tras una pérdida de Messi. Lento en algunas coberturas, sus carencias quedaron retratadas a los 41 minutos, cuando Benzema le ganó la partida en un remate de cabeza que se estrelló en el palo derecho de su portería. Se recompuso a los 77 minutos cortando un balón con mucho peligro dentro de su área.

Jordi Alba (7): el lateral izquierdo protagonizó una de las jugadas del partido con un caño de espaldas a Kovacic en el minuto 36. Estuvo muy atento a las subidas de Carvajal y supo achicar bien los espacios en las jugadas a la contra del Real Madrid que pusieron a prueba su velocidad para defender.

Busquets (7): no perdió la compostura ni la calma en el centro del campo, aunque en la primera mitad cometió algunos fallos en pases sencillos que no suelen normales en él. Inició la jugada del primer gol de Luis Suárez y en la segunda parte volvió a dar un recital cortando jugadas, anticipándose a sus rivales y moviendo el balón de un lado a otro.

Iniesta (7): el capitán no brilló especialmente por sus filigranas como en otros clásicos, pero mantuvo un nivel muy alto de juego con el balón en los pies. A nivel defensivo salvó un remate de Carvajal a los diez minutos, en lo que fue una ocasión muy clara del Real Madrid. Fue sustituido en el minuto 75 por Semedo.

Paulinho (7): el brasileño fue protagonista en las dos mejores jugadas de ataque del Barcelona en la primera parte. En una de ellas remató solo con la pierna derecha un balón que sacó a córner Keylor Navas y la segunda remató de cabeza otro balón que también paró el costarricense. Aportó físico y brega durante todo el partido y su equipo lo agradeció en un partido de mucha intensidad. Fue sustituido a los 83 minutos por André Gomes.

Rakitic (7): el centrocampista croata comenzó algo disperso el choque y prueba de ello fue la jugada a los diez minutos en la que se le fue Toni Kroos en una ocasión de peligro del Real Madrid. Con el paso de los minutos fue mejorando y estuvo muy participativo. En la jugada del primer gol comandó durante muchos metros el balón hasta cederlo a Sergi Roberto.

Messi (8): el delantero argentino no fue tan determinante como en otros clásicos, pero siempre dejó destellos de su calidad con el balón en los pies. Presionó mucho, incluso en defensa, pero siempre participó en las jugadas ofensivas de su equipo. Marcó de penalti el 0-2 y lo celebró efusivamente. Estuvo mucho mejor en la segunda parte que en la primera.

Luis Suárez (8): el delantero centro uruguayo vivió un partido muy diferente a lo largo de los noventa minutos. En la primera parte estuvo poco participativo, pese a que no dejó de correr, presionar y desmarcarse, y en la segunda marcó el gol que abrió el marcador y tuvo varias ocasiones más de peligro.

Semedo (7): saltó al césped en el minuto 75 sustituyendo a Iniesta. Se situó en el lateral derecho y en una de sus internadas gozó de un mano a mano con Keylor que despejó el portero costarricense.

André Gomes (-): solo estuvo en el césped diez minutos en los que aportó algo de frescura ante el cansancio de sus compañeros. Estuvo atento al balón y no cometió errores defensivos.

Aleix Vidal (-): entró al césped en el descuento, pero le dio tiempo a rematar a gol, con ayuda de Keylor Navas, un centro de Messi en la última jugada del partido.