A recomponer el camino

Noticias destacadas de Deportes

Los equipos colombianos retoman hoy su competencia en la Copa Libertadores. América de Cali visita a Internacional de Porto Alegre (5:15 p.m., Espn 2) e Independiente Medellín recibe a Caracas (7:30 p.m., Espn 2). Júnior jugará mañana en Ecuador contra Barcelona.

Volvió la obsesión de todos los hinchas del fútbol en América Latina. Las circunstancias ya las conocemos. Muchos equipos retomarán el campeonato más importante del balompié en el continente con pocos partidos encima, otros volverán sin haber jugado en sus torneos locales, como es el caso de Argentina, que aún no anuncia el regreso oficial.

La ventaja la llevan los equipos brasileños, que ya completan diez jornadas del Brasileirão. Internacional de Porto Alegre, que recibirá en casa al América de Cali, no solamente es el líder del campeonato nacional, sino que también es puntero en el grupo E de la Copa Libertadores con cuatro puntos, los mismos que Gremio. Los escarlatas, que perdieron con Gremio en su debut en el Pascual Guerrero, recuperaron los puntos perdidos ganándole a la Universidad Católica en Chile. Los diablos rojos vuelven al torneo ocupando la tercera posición del grupo y con la obligación de obtener un resultado favorable en Brasil para no alejarse de los punteros de la tabla y así mantener las posibilidades de clasificar a la siguiente ronda.

Juan Cruz Real, técnico de la escuadra caleña, quien hará su debut con el equipo en el torneo continental, afirmó en rueda de prensa: “Lo que se debe tener es una gran capacidad de adaptación a las actuales circunstancias para que no nos jueguen en contra. Debemos representar al América, a pesar de las dificultades por la pandemia”.

El lateral derecho Daniel Quiñones y el volante de creación Yesus Cabrera no hicieron parte de los 18 jugadores que convocó el argentino para el partido en el estadio Beira Río, de Porto Alegre. En su reemplazo ingresaron Cristian Arrieta y Luis Sánchez.

Aunque América no está en los primeros puestos de su grupo, es el equipo colombiano que mejor se ubica en la tabla con respecto a los otros representantes de nuestro país en la Copa Libertadores.

Independiente Medellín, que también retoma su camino hoy al recibir a Caracas en el estadio Atanasio Girardot, necesita ganar para salir del último lugar del grupo H. Dos derrotas, ante Libertad de Paraguay en casa y frente a Boca Juniors de Argentina en La Bombonera, lo alojaron en el sótano de la tabla. Su rival, que suma un punto, es en el papel el menos complicado y, por ende, se esperaría que el poderoso de la montaña aproveche su localía para no distanciarse de los guaraníes, que tienen seis unidades y son los líderes de la serie, y de los xeneizes, que suman cuatro puntos y están en la segunda posición.

Javier Reina, que lleva seis partidos disputados con Medellín, dijo: “Sabemos la importancia de lo que estamos jugando. Las ganas y la ilusión de querer avanzar son las mismas. La única forma de seguir con vida en la competencia es sumando. Si somos fieles a nuestra identidad de juego y a lo que el profe quiere, las cosas van a salir muy bien. El parón nos ayudó a entender lo importante que es seguir en la Libertadores. En este tiempo nos hemos preparado para eso. Sabemos que con un triunfo vamos a llenarnos de confianza”.

El último de los colombianos en regresar a la escena internacional será el Júnior de Barranquilla. Su presente se encuentra lleno de dudas, debido a la reciente renuncia del colombo-uruguayo Julio Avelino Comesaña de la dirección técnica del equipo. Si bien vienen con el impulso de haber ganado la Superliga 2020 ante América, este repentino cambio en el mando puede generar incertidumbre.

Mientras los dirigentes buscan el reemplazo de Comesaña, Luis Amaranto Perea y Luis Grau asumirán el comando del plantel.

Tanto Júnior como el Barcelona de Ecuador se enfrentan con la necesidad de sumar de a tres. Ambos han perdido sus dos partidos anteriores. El que caiga, posiblemente quedará eliminado. Independiente del Valle y Flamengo se muestran fuertes en el liderato del grupo A con puntaje perfecto.

La clasificación está cuesta arriba, pero como dijo Jean de la Fontaine: “ningún camino de flores conduce a la gloria”.

Comparte en redes: