Atlas, el equipo que enamoró al continente, sueña con eliminar a River Plate de la Copa Argentina

Atlas, la otra pasión, fue un programa que el canal Fox Sports estrenó hace once años. El club era conocido como el "último de los últimos". Este martes, jugará por segunda vez en su historia ante un equipo de primera división.

El primer partido oficial ante un equipo de primera se dio también en la Copa Argentina contra Estudiantes de La Plata en 2016.@Laotrapasion

Hace once años, el canal deportivo Fox Sports lanzaba un reality show en el cual mostraban el día a día de un onceno de la última categoría profesional del fútbol argentino. El Club Atlético Atlas era promocionado como el “último de los últimos”. Este martes, hará historia al jugar su segundo partido frente a un cuadro de primera división. En frente, estará el todopoderoso River Plate por los treintaidosavos de la Copa Argentina. Torneo que reúne los equipos de todas las categorías del balompié gaucho.

Fundado en 1951, este equipo de la ciudad de Buenos Aires, tenía como mejor ubicación, hasta 2010 donde fue segundo, el puesto 11. “Estar antepenúltimo, para mí, era una buena campaña”, señalaba Marcelo Alfonso, hincha e historiador del club. El programa de televisión partió la historia en dos del humilde cuadro bonaerense. Pasó de ser “el último de los últimos” al “equipo de América”. Querido por todo el continente. Al estadio de Atlas, Ricardo Puga, con capacidad para 2.500 espectadores, llegaban puñados de extranjeros a ver los partidos.

El dinero también empezó a aparecer. Donaciones y nuevos patrocinadores fueron el aliciente económico para solventar las precarias necesidades con las que convivían. Todos sus jugadores tenían trabajos externos para sobrevivir económicamente. Por eso ante la luz que se asomó al final del túnel, sus hinchas, que cada vez eran más, se ilusionaban con ver ante la pantalla o en las tribunas, el anhelado e histórico ascenso.

Pasaban los capítulos, los partidos y los torneos. Pero la frase cada inició de temporada se volvía reiterativa: “este año sí va a ser”. Atlas era el equipo más querido por todos, pero el ascenso no llegaba. Los espectadores ya referenciaban con la misma familiaridad a Lionel Messi, Cristiano Ronaldo, Ronaldinho y Sergio Agüero, con Diego Leguiza, César Rodríguez, Lucas López y Wilson Severino.

Este último, merece párrafo aparte. De 37 años, el delantero nacido en la Provincia de Córdoba, de padres brasileros, con 110 goles en 263 partidos, es el máximo artillero y quien más veces se ha puesto la camiseta de Atlas. Severino, además, tiene como uno de sus mayores logros, haberse probado durante diez días en 2010 con Independiente Medellín. “Dígale a sus compañeros de Atlas que no dejen de soñar, los sueños nadie se los quita a uno”, afirmó Leonel Álvarez, por entonces entrenador del poderoso de la montaña.

Severino se retiraría del fútbol en 2016. Pero este martes, se volverá a poner los cortos para seguir quedando en la historia de Atlas. “Contra River jugaría hasta en la luna”, afirmó en la previa este delantero que durante su periodo de jugador también trabajó como mecánico de trenes.

Las mayores alegrías de Atlas al mismo tiempo fueron sus momentos de más impotencia. Eso sí, cada uno de esos instantes fueron históricos para el club. El primero de ellos llegó en la temporada 2010/11 cuando se enfrentaron por la promoción ante el club Sacachispas. Pero empataron y únicamente les servía la victoria para ascender a tercera división. Cuatro años más tarde tendrían la revancha, pero el final era el mismo. Sin embargo, la actuación en esta campaña los clasificaba a la Copa Argentina. Allí, se verían las caras con Estudiantes de La Plata. El primer club de primera al que enfrentaban en sus más de 50 años de existencia.

El histórico día se daba el 16 de julio del año pasado. Curiosamente en el mismo estadio de la ciudad de Salta en el que se verán las caras ante River Plate este martes. Aquella vez, Atlas caía 3-0.

La lógica en el fútbol sí existe. Por eso lo más probable es que River Plate, actual campeón del certamen, no tenga inconvenientes para superar a Atlas. De hecho, es un juego para que los de la banda cruzada prueben jugadores, como es el caso del colombiano Rafael Santos Borré, uno de sus nuevos refuerzos. Pero a los futbolistas del equipo que enamoró al continente hace una década, nadie les quitará la sensación de seguir despertando sentimientos de lucha, perseverancia y amor por el deporte.  

@juankromerog