Bélgica, primera selección europea en clasificar al Mundial

El seleccionado dirigido por Roberto Martínez venció 2-1 a Grecia en el estadio Georgios Karaiskakis del Pireo. Es el sexto combinado que selló pasaporte a Rusia 2018.

Los jugadores belgas celebran la clasificación de su selección a Rusia. AFP

Bélgica se convirtió este domingo en el primer equipo europeo en clasificarse para el Mundial de 2018, más allá del anfitrión Rusia, tras vencer por 2 a 1 en su visita a Grecia con un gol definitivo de Romelu Lukaku, con el que aseguró matemáticamente el liderato del grupo H.

El equipo que entrena el español Roberto Martínez acumula 22 puntos tras 7 victorias y 1 empate, con lo que supera ya en ocho unidades al segundo, que ahora es Bosnia, tras su victoria 4-0 sobre Gibraltar. Bélgica es el sexto país en asegurar su presencia en el Mundial del próximo año. Además de Rusia como equipo local, Brasil, México, Irán y Japón se ganaron ya ese derecho.

El triunfo ante los helenos este domingo llegó gracias a un tanto de Romelu Lukaku en el minuto 75, que terminó decantando la balanza del lado visitante. Lukaku, que en la pretemporada europea pasó del Everton al Mánchester United por 85 millones de euros, fue el héroe con un remate de cabeza ante un centro preciso del jugador del París SG Thomas Meunier.

El propio Lukaku ya había firmado un 'doblete' el jueves en el aplastante 9-0 ante Gibraltar y con el Mánchester United suma cuatro dianas en el inicio del nuevo curso, lo que evidencia su gran estado de forma. En los instantes previos al tanto de Lukaku habían llegado los otros dos goles del partido: Jan Vertonghen había adelantado a Bélgica en el 70, con un disparo seco desde veinte metros, y en el 73 había igualado provisionalmente el portugués nacionalizado griego Zeca.

"Estamos contentos por el resultado, pero no por el partido. Personalmente, estoy muy satisfecho con mi gol. Necesitábamos ese gol para impulsarnos en el partido. Luego Romelu terminó el trabajo", declaró el capitán Vertonghen. Grecia era precisamente el único equipo al que Bélgica no había derrotado en esa fase de clasificación mundialista, ya que empataron 1-1 en el duelo de marzo de este año en Bruselas. Esta vez, los 'Diablos Rojos' no dieron opción y aseguraron por la vía rápida su presencia en Rusia.

Decimotercera participación

Será la decimotercera fase final del Mundial para Bélgica, que tiene como mejor resultado en su historia el cuarto lugar de México-1986. En la edición de Brasil-2014 llegaron hasta los cuartos de final, donde les cerró el paso la Argentina de Lionel Messi. En la Eurocopa-2016, los belgas también llegaron a cuartos de final, donde perdieron frente al Gales de Gareth Bale.

En el partido de este domingo en Atenas, Bélgica sintió por momentos la presión, echando de menos a Eden Hazard, su líder técnico, del que se vio privado durante 75 minutos para preservar su estado de forma. El jugador del Chelsea había vuelto a la competición, tres meses después de sufrir una fractura en un tobillo, en el partido ante los gibraltareños el jueves.

Grecia renunció a la posesión del balón pero al contragolpe hizo daño. Kostas Stafylidis llegó a estrellar un balón en el palo de Thibaut Courtois al cuarto de final. A Bélgica le faltaban varios jugadores importantes, como el lesionado Vincent Kompany y el suspendido Axel Witsel, sin contar que la aportación de Hazard fue muy limitada.

Grecia tendrá ahora que luchar con Bosnia por el segundo puesto, para poder jugar una repesca en noviembre, la única vía que le queda para estar en Rusia-2018.