Boca Juniors, supercampeón con acento colombiano

Noticias destacadas de Fútbol Internacional

Frank Fabra, Jorman Campuzano y Sebastián Villa fueron protagonistas de un nuevo título del equipo xeneize, comandado por Miguel Ángel Russo.

Como en los viejos tiempos, la bandera de Colombia volvió a ondear en La Bombonera. Con Frank Fabra, Jorman Campuzano y Sebastián Villa como titulares y piezas claves en la campaña, Boca Juniors se coronó campeón de la Superliga de Argentina, en una dramática y emotiva definición, en la que superó nada menos que a su más tradicional rival: el River Plate, en el que actuaron Rafael Santos Borré y Juan Fernando Quintero.

Los millonarios llegaron la última fecha del torneo con 46 puntos, uno más que los xeneizes. Dependían de sí mismos. Una victoria en su visita a Atlético Tucumán les daba el título, sin importar lo que ocurriera con Boca, que debía ganarle en casa a Gimnasia y Esgrima de La Plata y esperar un traspié de River.

Y, como siempre cuando se trata de los dos gigantes del fútbol argentino, fue una definición de película. El homenaje a Diego Armando Maradona, técnico de Gimnasia, abrió la emotiva jornada en La Bombonera.

Lea también: Miguel Ángel Russo, entre aprendizajes, luchas y cábalas

En Tucumán, Atlético se fue en ventaja y River lo empató al promediar la segunda parte, pero Boca no hacía la tarea. Hasta que a los 72 minutos de juego Carlos El Apache Tévez, el gran referente del plantel, marcó el gol del título. No le sobró nada al equipo azul y amarillo, que terminó metido en su arco, reventando la pelota para todos lados y con la atención puesta en Tucumán, en donde River buscaba sin éxito la anotación que cambiara la historia.

Al final, 60.000 hinchas bosteros celebraron en La Boca un título que parecía imposible hace dos meses, cuando Miguel Ángel Russo, el mismo que pasó por Millonarios hace un par de años y fue campeón de Liga y Superliga ante Santa Fe y Nacional, reemplazó a Gustavo Alfaro, quien no tenía en cuenta a los colombianos del plantel.

Muy a su estilo, Russo ordenó la casa, les dio confianza a Fabra, Campuzano, Villa y Tévez, entre otros, para lograr el trigesimocuarto título local, segundo de la Superliga; uno que, como en los tiempos de Óscar Córdoba, Jorge Bermúdez y Mauricio Serna, tiene sabor colombiano.

Comparte en redes: