Chilavert: “Los arbitrajes siempre están del lado de los poderosos”

El histórico arquero de la selección paraguaya criticó a los presidentes de Fifa y Conmebol, y habló de las polémicas que protagonizó cuando era futbolista profesional.

José Luis Félix Chilavert, excapitán de la selección paraguaya.Archivo

José Luis Félix Chilavert González es uno de los arqueros de la historia. El paraguayo dejó enorme huella en Vélez Sarsfield y su selección. Múltiple campeón con el club argentino, disputó los mundiales de Francia 1998 y Corea Japón 2002. Polémico adentro y afuera de la cancha, habló con Blu Radio sobre el escupitajo a Roberto Carlos y el puño que le propinó al colombiano Faustino Asprilla en 1997. (Colombia vs. Paraguay, una historia de amores y odios)

Dijo que no le afectaron esas situaciones y explicó: “El tema con Roberto Carlos es que Paraguay pierde 2-0 y nos convierten un gol en offside, Rivaldo baja el balón con la mano en el área pequeña y el árbitro no pita penal a favor de Paraguay, era obvio que Brasil tenía que ganar. Lo que es obvio es que los arbitrajes siempre están del lado de los poderosos, por eso matan al fútbol”. (Historial de los juegos de la fecha 17 de las eliminatorias a Rusia) 

“¿Qué hacen en una reunión (Gianni) Infantino con el presidente de la Conmebol antes de un partido tan importante como Argentina-Perú? Realmente es una pena. Y hablan de hacer el Mundial en 2030”, dijo Chilavert, en referencia a la visita que realizó el presidente de Fifa a Buenos Aires, donde, entre otros, se reunió con el presidente argentino Mauricio Macri y recorrió las instalaciones de la Asociación de Fútbol de ese país.

Horacio Cartes, presidente de Paraguay, también estuvo en la reunión con Infantino, junto al primer mandatario de Uruguay, Tabaré Vásquez, hablando sobre la posibilidad de ser anfitriones de la Copa del Mundo 2030. Al respecto, Chilavert como paraguayo prefiere “que se construyan hospitales, escuelas o carreteras en vez de hacer una Copa del Mundo. Hacer un Mundial es una bofetada al pueblo porque en definitiva todos los beneficios se los lleva la Fifa”.

Finalmente, Chilavert González puso de ejemplo a Brasil, último país en organizar el máximo evento del fútbol, del que manifestó que quedó con muchas deudas y aseguró: “Ellos (Fifa) dicen que gracias a un Mundial se genera infraestructura, ya sean carreteras, aeropuertos, estadios, etc. La gran pregunta es: ¿por qué no hacer todo eso ahora y tener que esperar un Mundial?”.