Colombiana encargada de comisión ética de FIFA, en la mira por supuesta amistad con Luis Bedoya

El diario New York Times en su versión en español reveló que Anne Brasseur, exministra de deportes de Luxemburgo, afirmó que existe un vínculo entre María Claudia Rojas y el expresidente de la Federación Colombiana de Fútbol.

La colombiana María Claudia Rojas, presidenta del Comité de Ética de FIFA.Archivo

La designación de María Claudia Rojas como presidenta de la Comisión Ética de la FIFA hace siete meses abrió los ojos de propios y extraños. No se esperaba su nombramiento para este cargo. Sin embargo, la Federación Internacional de Fútbol aclaró el asunto en un comunicado. “Rojas y todos los candidatos designados para los comités independientes y órganos judiciales fueron elegidos porque son expertos reconocidos y de alto perfil en sus respectivos campos”. Hoy ese nombramiento está generando polémica.

El diario New York Times en su versión en español reveló que, según un reporte sobre la situación de gobernanza en la federación hecho por la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, Rojas no reveló una amistad cercana con el expresidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Luis Bedoya, durante el proceso de revisión que llevó a su nombramiento sorpresivo a principios del año.

La autora del informe fue Anne Brasseur, exministra de deportes de Luxemburgo, quien escribió que “no queda claro” si Rojas informó al comité sobre su “conexión amistosa con Bedoya”. Según develó el diario estadounidense Braseeur dijo en una entrevista telefónica que la información sobre los vínculos cercanos entre los colombianos le llegó de “una fuente muy confiable”, cuya identidad se rehusó a divulgar.

María Claudia Rojas, en diálogo con el New York Times, afirmó que conocía a Bedoya únicamente debido a reuniones sociales y que no tenía una amistad “ni una relación personal” con él. “Fui sujeta a un escrutinio e inspección estrictos por parte de la FIFA respecto a mis antecedentes profesionales, financieros y personales antes del nombramiento y mi historial ha sido absolutamente transparente”, dijo.

Las regulaciones de la FIFA usualmente requieren que los candidatos a encabezar comisiones sean sujetos a un proceso de revisión durante al menos cuatro meses antes de ser oficialmente designados. En el caso de Rojas y varios otros el procedimiento fue apurado dado que sus nominaciones fueron hechas con poca antelación. Una de las personas responsables de revisar el historial de Rojas dijo que no reveló tener ningún vínculo con Bedoya antes de ser contratada en mayo, destaco el medio de comunicación.

Brasseur también redactó en el informe que Rojas no encaja con el perfil de “fiscal” de la FIFA y que su falta de conocimiento del inglés y el francés es problemática. La mayoría de los documentos recopilados por otros presidentes de ética estaban en inglés, dijo Brasseur, quien se reunió con la colombiana el 16 de octubre. “Se trata de hacer investigaciones a fondo y es muy difícil si no tienes dominio del idioma; eso es un verdadero impedimento”, finalizó.

María Claudia Rojas fue presidenta del Consejo de Estado de Colombia y posee profundos conocimientos legales y una gran experiencia jurídica. Está especializada en legislación internacional en materia tributaria, Derecho internacional humanitario y Derechos Humanos, Bioética y Defensa Nacional. En mayo de 2017, la vallecaucana Rojas, nacida en Santiago de Cali, fue nombrada oficialmente Presidenta del Órgano de Instrucción de la Comisión de Ética Independiente en el 67º Congreso de la FIFA, celebrado en Bahréin.