Los #1

Noticias destacadas de Fútbol Internacional

Es sin discusión la posición en el fútbol más malagradecida e infravalorada de todas. De igual forma, tranquilamente puede ser considerada la más importante. Se puede jugar sin delanteros, sin enganche o sin laterales, pero sin portero imposible. Las nuevas reglas buscan hacerles la vida imposible, cada vez tienen más restricciones y desventajas. Ya no los dejan recibir pases directos a las manos, tampoco siguen siendo intocables en el área chica y en los penales no se pueden casi mover. Los balones son tan indomables como pelotas de voleibol, salir a cortar un centro es una aventura muy peligrosa y ya no basta con lanzarse hacia donde va la esférica porque casi siempre toma otro rumbo diferente al que lógicamente tendría y por eso tienen que estirarse con el cuerpo listo a reaccionar a los caprichos de la misma.

A mí me tocó ver grandes arqueros en los mundiales, como Fillol, Maier, Zoff, Dazaev, Pfaff, Leao y N’kono mientras crecía . A Colombia vinieron Falcioni, Delménico, Carrabs, Quintabani, Landaburu, Goicochea, Vivalda, Alves y Dudamel, que ganaban partidos definitivos; y nuestros Zape, Mina, Gómez, Higuita, Córdoba, Calero, Mondragón, Niño, Julio y Henao, que marcaron una gran época defendiendo los tres palos.

Cada uno con un estilo diferente y con características particulares, de equipos grandes y no tanto, campeones y sin títulos, pero fundamentales en sus equipos.

Los hay para todos los gustos, tremendistas y clásicos. Entre los aventurados antes de René conocimos a Gatti y, contemporáneo al ídolo verdolaga, al mexicano Campos. El padre del estilo Córdoba sin duda fue Smichael, que tenía un corte similar al de Preud-homme. Después fuimos testigos en el planeta del doble reinado de Buffon y Casillas. Se repartieron los elogios casi por dos décadas. Hoy los alemanes Neuer y Ter Stegen encabezan el lote y sacan ventaja por ser completos, salen bien, atajan bien, saben con los pies; cerca pueden tener perseguidores como Allison y, por qué no, Oblak.

En el torneo colombiano, que siempre criticamos a veces sin piedad, tenemos buenos prospectos como Chaverra, Mosquera y Quintana, que aunque le ha costado la responsabilidad en Nacional, tiene buenas condiciones. Arboleda y Montero un paso arriba hacen fila para ser alternativas de selección, por supuesto.

En estos tiempos los cancerberos no son los que hacen generalmente las campañas más costosas de publicidad, parece improbable que ganen un Balón de Oro o llenen estadios y que se conviertan en la transferencia más rutilante del mercado, pero su preponderancia es indiscutible, aunque, insisto, se han tenido que ir acomodando a los cambios de velocidad de un deporte que poco los considera en su afán de ser más atractivo y llenar de anotaciones los arcos. Por lo pronto hay que seguir buscando siempre el que represente seguridad y solidez, y de paso sea líder, porque cualquier onceno sin esa figura imponente atrás no puede considerarse ni candidato ni opcionado para disputar algo que valga la pena.

Concluyo con esta pequeña reseña del pórtico, les dejo mi Top 5 de lo que vi. Ustedes deberían hacer lo mismo. 1. Buffon. 2. N’kono. 3. Córdoba. 4. Higuita. 5. Pfaff. Para gustos…

Comparte en redes: