Los primeros días de James

Noticias destacadas de Deportes

James Rodríguez ha sorprendido con su rendimiento durante las tres primeras jornadas de la Premier League. El Everton, cabe recordar, es un club histórico, equipo profesional desde 1888, pero fundado en 1879, trece años antes que su gran rival de patio, el Liverpool.

A manera de anécdota, cabe mencionar que Everton llegó a Goodison Park, su actual estadio, procedente de Anfield Road, hoy hogar del Liverpool. Un desacuerdo sobre el precio de la tierra llevó en 1892 al Everton a Mere Green Field, donde construyó Goodison Park.

Después de Manchester United, Liverpool y Arsenal, Everton es (con nueve ligas) el equipo más ganador de Inglaterra. Pero el plantel actual, al que llegó James, es un equipo de media tabla. Sus últimas dos ligas datan de los años 80. Si el año pasado terminó doce, los dos anteriores fue octavo (rozando puestos europeos). No gana un título desde que en 1994-95 obtuvo su quinta FA Cup.

La labor de James es, por tanto, luchar por puestos europeos. Acceder a la UEFA Europa League es un éxito, terminar en los puestos de Champions es una hazaña, ganar la Premier League raya en la utopía. De ahí que llame la atención que, tras tres partidos disputados, al momento de escribir estas líneas, el Everton sea líder de la liga más rica del mundo.

Seguramente vendrán las derrotas, y está por ver si logran los objetivos, pero a la fecha James está cumpliendo con las expectativas. En la actualidad es el quinto jugador con mayor número de pases claves por partido jugado, aquellos balones que terminan en una oportunidad de gol para el equipo. A la fecha ha realizado 3,3, detrás de jugadores como De Bruyne (que ha realizado 6) o Salah (4,5).

Los números de James se transfieren en el rendimiento del grupo. Es el quinto equipo con mayor número de disparos por partido, realizando catorce por partido. El año pasado realizó 12,3 por partido, y un año antes 13,1. Es decir, si lograse mantener el ritmo, sería un paso adelante, porque el equipo azul está requiriendo en la actualidad apenas 5,25 disparos para celebrar un gol. Un año antes necesitó 10,62 disparos para anotar, y dos años atrás, 9,22.

Y aún hay potencial para mejorar porque James está lejos en el escalafón de los jugadores que más pasan en la Premier League. Considerando únicamente jugadores de corte ofensivo, el crack colombiano ocupa el puesto 22, con 53 pases por partido, lejos de los 92 pases que hizo Douglas Luiz del Aston Villa en el único partido que ha jugado, o de De Bruyne y Thiago, que en 90 y 45 minutos hicieron 78 y 82 pases, respectivamente. En cuanto James se convierta en el líder del equipo, cuando sea el centro del ataque, dado su potencial de desequilibrio, el Everton debería mejorar sus prestaciones ofensivas.

Además, para los colombianos, es particularmente satisfactorio ver a James enfocado en el fútbol. Lo agradeceremos en la selección.

Comparte en redes: