Con Mina y Borja, Palmeiras cayó ante Wilstermann por la Libertadores

En el equipo boliviano también estuvo el cafetero Luis Cabezas quien tuvo una desafortunada jugada y terminó metiendo el balón en su propia meta en la victoria de su equipo 3-2 sobre el conjunto brasilero.

AFP

Wilstermann de Bolivia dovenció 3-2 al Palmeiras de Brasil, que contó con Yerry Mina de titular y en el segundo tiempo con Miguel Ángel Borja, y se metió en la pelea por las plazas a los octavos de final de la Copa Libertadores 2017, en un intenso lance disputado este miércoles por el Grupo 5 en la ciudad de Cochabamba (este).

Los locales abrieron el marcador mediante Omar Morales a los 35 minutos con golpe de cabeza y Cristhian Machado aumentó los guarismos a los 40 con un disparo de larga distancia. Mediante tiro penal, Ruddy Cardozo selló el partido a los 68.

Para Palmeiras descontaron Alejandro Guerra a los 45 minutos tras un rebote corto en el área pequeña y el 'aviador' Luis Cabezas anotó en contra a los 72 minutos en una desafortunada acción.

Los 'aviadores' y el 'Verdao' protagonizaron un partido intenso a sabiendas de que ambos podían asegurarse ya sea el pase a las siguientes instancias del torneo continental o por lo menos un lugar en la Copa Sudamericana.

Wilsterman tomó la iniciativa desde el inicio del partido. Quiso adueñarse del fútbol tocando la pelota, marcando con eficiencia y abriendo las bandas. Al minuto del lance, en base a orden y velocidad, los locales llegaron con peligro a la valla visitante mediante un cabezazo de José Ríos que se fue sobre el travesaño.

Sin embargo, gradualmente, el 'Verdao' empezó a mostrar su jerarquía. Comenzaron a operar las sociedades creadas entre Alejandro Guerra y Róger Guedes por la banda derecha y la de Dudu y Tché Tché por izquierda con salidas muy veloces.

Dudu tuvo una opción de gol al minuto 5, Róger Guedes a los 9 minutos protagonizó una jugada de peligro gestando una anotación que el árbitro invalidó por considerarla fuera de juego. Un minuto más tarde, Alejandro Guerra probó desde media cancha tratando de sorprender a Raúl Olivares que se encontraba adelantado.

La intensidad de los aviadores fue decayendo a medida en que los visitantes fueron copando el medio terreno, obligando al repliegue de los locales y bloqueándole las salidas que dejaron de ser expeditas. Wilstermann empezó a adolecer de orden y sobre todo de tranquilidad. Perdía muchos balones y le faltaba precisión. No tenía quien manejara los tiempos del partido e impusiera serenidad.

Cuando le faltaban opciones para llegar al arco rival con balón dominado, los locales abrieron el marcador en jugada de pelota parada. Un centro servido sobre el corazón del área fue conectado de cabeza por el zaguero Omar Morales (35) que se anticipó a la defensa.

Con un Palmeiras aún desconcertado, llegó la segunda anotación de Wilsterman a través de Cristhian Machado (40). Fernando Saucedo peleó con gran actitud una pelota y cedió el pase a Machado, quien tras recorrer unos metros se animó a pegarle de distancia, anotando un gol de gran factura.

Agonizaba la primera primera etapa del partido cuando Palmeiras descontó después de un centro servido desde izquierda, que generó un corto despeje, y que fue conectado certeramente por el venezolano Alejandro Guerra (45). El partido se ponía al rojo vivo.

Los técnicos introdujeron en la segunda mitad del partido algunos cambios que modificaron los dibujos tácticos. El peruano Roberto Mosquera construyó dos líneas de cuatro para buscar posibilidades ofensivas de Wilstermann con José Ríos y Luis Cabezas. Por su parte, Eduardo Baptista improvisó cuatro delanteros en Palmeiras (Keno, Guedes, Dudu y Borja) apostando por un resultado favorable.

En la primera aproximación de Wilsterman al área de Palmeiras, Fernando Saucedo fue trabado dentro del área por el portero Fernando Prass generando un penal, convertido posteriormente por Ruddy Cardozo (68) con vigoroso remate. 

Ese respiro le duró poco a los locales pues en una desafortunada jugada, el colombiano Luis Cabezas, recién ingresado, anotó de cabeza en contra, estrechando las cifras y dándole nuevamente emoción al lance.

Los últimos minutos se jugaron con intensdidad y nerviosismo, pero al final Wilstermann se retiró con la satisfacción de haberle arrebatado el invicto al laureado visitante. 

Con los resultados registrados, y cuando sólo resta una fecha por cumplirse, el Grupo 5 está encabezado por Palmeiras con 10 puntos, seguido de Wilstermann con 9 unidades. Se ubica tercero Atlético Tucumán con 7 puntos y cierra la lista Peñarol, ya eliminado de la competencia continental, con tan solo 3 puntos.

La última fecha se cumplirá el 24 de mayo, cuando Peñarol reciba a Wilstermann en Montevideo y Palmeiras sea anfitrión del argentino Tucumán en Sao Pablo.