River venció a Lanús y se acerca a la final de Libertadores

El equipo dirigido por Marcelo Gallardo venció por la mínima diferencia al cuadro granate gracias a un tanto de su figura en el presente torneo, Ignacio Scocco.

El argentino registra siete goles en la presente Copa Libertadores.AFP

River Plate batió 1-0 este martes a su compatriota Lanús en la ida de las semifinales de la Copa Libertadores mientras el ecuatoriano Barcelona y el brasileño Gremio se preparan para enfrentarse el miércoles en Guayaquil.

El delantero Ignacio Scocco (81) marcó el único gol de la noche, en un encuentro presenciado por unos 55.000 espectadores en el estadio de River y que contó con la presentación oficial del VAR (videoarbitraje), pero dentro de un duelo con bastante dinámica no hubo jugadas que generaran la necesidad de acudir a la revisión con formato televisivo.

La primera semifinal parecía encaminarse a un cierre ausente de goles, pero a nueve minutos del final, Scocco rompió el equilibrio al empujar un rebote largo que dio el arquero Andrada tras un fuerte zurdazo de Martínez.

El desquite se jugará el 31 de octubre y el vencedor se enfrentará al ganador de la otra semifinal, que animarán el Barcelona y el brasileño Gremio, y que este martes ya se entrenaron con las vistas puestas en su choque del miércoles.

"Sabemos que el Barcelona acostumbra a jugar mejor fuera de casa que en casa. Tenemos que aprovechar eso, tenemos que intentar marcar aquí", declaró en conferencia de prensa Renato Gaúcho, DT del cuadro brasileño, en Guayaquil.

Y es que los 'Toreros' ecuatorianos se han convertido en la gran revelación de la competición, dejando por el camino a los gigantes brasileños Botafogo (fase de grupos), Palmeiras (octavos) y Santos (cuartos) debido, sobre todo, a su gran desempeño lejos de su tierra.

"El equipo que pueda marcar un gol fuera de casa tendrá una gran ventaja. El objetivo de Gremio es ese", aseguró el técnico del conjunto de Porto Alegre, campeón de la Libertadores en 1983 y 1995.

El partido se disputará en el estadio Monumental de Guayaquil a las 18H45 (23H45 GMT) bajo la batuta del árbitro argentino Néstor Pitana y sus compatriotas Hernán Maidana y Juan Pablo Belatti por las líneas.