San Lorenzo le ganó de manera agónica al Júnior de Barranquilla

Román Martínez marcó el único tanto en un partido en el que el club colombiano jugó con un hombre menos tras la expulsión de Gabriel Fuentes. Los dirigidos por Luis Fernando Suárez son coleros del Grupo F de la Copa Libertadores.

Primer triunfo para el conjunto argentino que venía de empatar con Melgar en su debut.EFE

El partido entre San Lorenzo y Júnior tuvo varios elementos para destacar. Primero la expulsión infantil de Gabriel Fuentes en el minuto 29 que le cambió todo el panorama al club de Barranquilla, a Luis Fernando Suárez. El lateral le pegó un codazo a Damián Pérez, cuando la pelota ya había salido del terreno de juego, y vio la tarjeta roja. El reclamo del jugador de 22 años no tuvo fundamento al ver el labio reventado del rival.

Eso generó la salida del chileno Matías Fernández, el que hasta ese instante estaba manejando el mediocampo y el ingreso de Jesús Murillo para poner a alguien más atrás, para evitar la goleada.

Sin embargo, Júnior no se amilanó y con Luis Díaz a la cabeza, siguió atacando, tuvo opciones y por momentos generó un silencio en el estadio Nuevo Gasómetro. Después llegó la falla de las luminarias y la oscuridad parcial que no solo detuvo el juego, sino que le dio una mano al conjunto local que lucía sofocado por otro con un hombre menos.

La energía regresó 10 minutos después y el club colombiano siguió atacando (porque sí, tuvo varias opciones de marcar), mientras atrás, la línea defensiva, trataba de suplir con ganas y vehemencia la falta de un compañero. Hasta ahí todo meritorio para el campeón de Colombia, buena manera de reaccionar de su entrenador. Pero, el desgaste de correr a tope generó espacios y en uno de esos, San Lorenzo atacó, Román Martínez se inspiró y luego de una jugada de crack sacó un remate imposible para Sebastián Viera.

Gol de El Ciclón, gritos y saltos de Jorge Almirón en el banco. El delantero de 35 años salvó todo, alegró la noche y le dio tres puntos vitales a su equipo que ahora es segundo del Grupo F de la Copa Libertadores con cuatro punto, por detrás de Palmeiras.

Júnior, con la excesiva ingenuidad de Fuentes, se quedó sin nada en una cancha complicada, en la que hizo las cosas bien incluso pasada la adversidad. Le hizo falta Teófilo Gutiérrez para evitar caer con el último del torneo argentino (tiene 17 puntos en 21 partidos). Ahora, siendo colero y con la tercera parte de los encuentros disputados, habrá que tomar de nuevo impulso para no decir adiós antes de tiempo.