Common Goal

Cracks que quieren cambiar el mundo

Common Goal es un movimiento creado por el alemán Jurgen Griesbeck y busca que los futbolistas profesionales donen el 1 % de su sueldo para apoyar causas sociales y generar un impacto en el mundo. Juan Mata y Mats Hummels son los pioneros de la causa.

Jurgen Griesbeck lidera la organización Common Goal. / Christian Martínez

Muchas grandes figuras del balompié ganan millones de pesos al día y parecen vivir de espaldas a la realidad, pero Griesbeck cree en el poder del fútbol y en que sus protagonistas hablan un solo idioma, el de la solidaridad, ese que puede cambiar al mundo.

“Con el 1 % del sueldo de un jugador como Neymar, mil niños podrían ir a estudiar al colegio en la India. Ahora dimensionemos cómo sería el mundo si muchos futbolistas se unieran a la causa”, le dice Griesbeck a El Espectador en Cumbre Fútbol, el congreso más importante de este deporte que se realiza en el país organizado por Novo Fútbol.

Jurgen llegó a Medellín en 1993 enamorado de una mujer que hoy en día es su esposa y la mamá de sus hijos. En ese momento se vivía un fuerte fervor por el fútbol para el Mundial de Estados Unidos. Colombia era uno de los máximos candidatos a quedarse con el título. Las casas de apuestas estaban del lado del combinado tricolor. El asesinato de Andrés Escobar, luego de hacer un autogol, lo marcó para siempre, nunca volvió a ser el mismo. Ese fue el punto de inflexión de su vida y lo que lo motivó a hacer un movimiento que cambiara la sociedad. 

Hace algunos años, Griesbeck vio una entrevista de Juan Mata que le movió las fibras. Hablaba de cómo los futbolistas viven en una burbuja, fuera del mundo real. Lo decía con dolor, admitía sin titubeos que el sueldo que recibía era absurdo, sobre todo viendo por televisión la cruda realidad que afrontaban millones de personas en el resto del planeta.

Jurgen se identificó con las palabras de volante del Manchester United y decidió contactarlo. Mata se unió a Common Goal sin vacilar y hoy es su promotor, al lado del defensa del Bayern Múnich Mats Hummels, quien vio en los medios el aporte que estaba haciendo el español. No habían hablado nunca, pero decidió escribirle un mensaje para que lo ayudara a vincularse. A tres semanas de su nacimiento, ya son 12 los futbolistas unidos al movimiento, de cuyos detalles habla Griesbeck.

¿Por qué Juan Mata?

Es una persona buena, transparente, íntegra y consciente de que hay que devolverle a la sociedad todos lo que nos ha dado. Somos del mismo equipo.

¿Cómo se ha recibido la iniciativa?

Nos da satisfacción lo que está pasando, porque apenas llevamos tres semanas trabajando. Ya tenemos a varias estrellas, pero Common Goal los necesita a todos para tener el alcance que queremos. Los futbolistas eliminan esa barrera que tenemos de creerlos como unos dioses y nos dan a entender que ellos también son personas que quieren construir un mundo mejor.

¿Qué lo mueve a hacer todo lo que hace?

Yo la verdad no es que haya sido un hombre con una vocación social de nacimiento. Pero cuando estaba en Medellín y vi todo lo que ocurrió con la muerte de Andrés Escobar entendí que había que hacer algo. Y comprendí que el fútbol puede ser una herramienta increíble de construcción social. En Kenia, en Palestina, en Israel; en cualquier parte del mundo.

¿Qué motiva a los jugadores?

De momento, todos lo hacen por su disposición de aportar y ayudarle a la gente, nada más. Es curioso que todos los que se han acercado tienen una personalidad muy parecida a la de Juan Mata. Una gran hambre de aportar, conocer y ayudar a generar un impacto social en el mundo. 

¿Cómo funciona ese pacto con los jugadores?

Es un acuerdo de confianza. No firmamos un contrato, sino un papel. No queremos extractos de los futbolistas, ni que nos digan cuánto ganan. Confiamos plenamente en ellos y en que su aporte lo hacen de corazón.

¿Cómo los han recibido en Colombia?

Para ser sincero, yo espero más apoyo. Me he encontrado con algunas trabas. Colombia es un país con un pasado fuerte de violencia. Yo esperaba que fuera un país líder en esta causa. Ya hay un jugador colombiano de renombre vinculado.

¿Qué hay que hacer para vincularse con el movimiento?

Invito a los jugadores a donar el uno por ciento de su sueldo a esta causa, que puede generar un cambio inmenso en el mundo.

¿Y los que no son futbolistas?

También. Todos son bienvenidos. En nuestro portal Common-goal.org pueden contactarse con nosotros y donar el 1 % de su sueldo.

¿Cómo se maneja el dinero?

El 90 % de los ingresos se destina directamente a las causas sociales. El 10 % restante busca mantener con vida este proyecto.