Edwin Cardona anotó un golazo de tiro libre y se fue expulsado en el triunfo de Boca frente a River

El Superclásico tuvo sabor colombiano: Frank Fabra y Wilmar Barrios también fueron titulares y Santos Borré ingresó en los últimos minutos.

AFP

El Superclásico fue un partido digno de su historia. Boca Juniors se impuso 2-1 frente a River Plate en un encuentro de ida y vuelta en el que los errores arbitrales fueron el común denominador.

El conjunto dirigido por Marcelo Gallardo dominó los hilos del partido durante la primera etapa. Salió con carácter y el golpe de mitad de semana frente a Lanús por Copa Libertadores no se vio plasmado en la cancha. Pero a los 40 minutos ocurrió una acción que cambió el rumbo del partido: Nacho Fernández le dio una plancha criminal en el pecho a Edwin Cardona en el borde del área y se fue expulsado.

El colombiano cogió la pelota, la besó, se alistó para cobrar el tiro libre, se paró como Riquelme y la mandó al fondo de la red. Al mejor estilo de Román: caricia al ángulo y al palo del arquero. Hace 10 años y 28 días que un colombiano no anotaba en un Superclásico: el último fue Radamel Falcao. Y para que fuera del lado de Boca, Jorge “El Patrón” Bermudez fue el último en festejar hace 18 años y seis meses.

La segunda parte también fue para el conjunto de la banda cruzada. No hicieron sentir el hombre de menos y siguieron intentando encontrar el empate. A los 61 minutos Cardona se fue mal expulsado luego de un codazo inexistente a Enzo Pérez. Ahí empezó el show del árbitro Néstor Pitana, quien fue el actor protagónico del Superclásico.

Siete minutos después, el Monumental enloqueció luego de un golazo de larga distancia de Ponzio. La cuenta estaba 1-1. Y River se crecía frente a un conjunto Xeneize que no asimilaba la baja de Cardona. Y justamente, en una acción aislada, Pablo Pérez asistió a Nández, quien de volea decretó el 2-1 definitivo. Las individualidades fueron la clave del triunfo de Boca.

Luego el colegiado anuló el justo empate de Ignacio Scocco. La pelota nunca salió del terreno de juego. Errores de bando a bando de Pitana. Rafael Santos Borré ingresó a los 83 minutos y no logró tener trascendencia en el juego.

"Así se juegan estos partidos, con huevos. La expulsión de Cardona no me pareció. Ayer me dijo que iba a hacer un gol y así fue", dijo Wilmar Barrios al final del partido.

Boca Juniors firma el mejor arranque de su historia con ocho victorias en ocho partidos disputados en la Superliga Argentina. River Plate acaba una de las peores semanas de los últimos años y queda a 12 unidades del equipo de Guillermo Barros Schelotto.


FOX Sports Argentina on Twitter