contenido-exclusivo

'El Beto', la banda de River y un gol en "Sí mayor" de Spinetta

Uno de los íconos del rock argentino en la segunda mitad del siglo XX estaría cumpliendo 70 años el día de hoy. Su relación con el fútbol fue muy notoria, pues la banda roja del club 'Millonario' lo acompañó en muchos escenarios.

Luis Alberto Spinetta con la camiseta de River Plate,equipo del que se hizo hincha desde niño. Su ídolo fue 'El Beto' Alonso.Archivo particular

José ‘Machín’ Gomezza fue socio fundador de la Banda y masajita de La Máquina. En esta historia el paso de Gomezza es esencial. De allí surge el alba de la música y la pasión por el fútbol de Luis Alberto Spinetta.

‘Machín’ le regaló una guitarra al pequeño que vivía en Nuñez, a un par de cuadras del Monumental de River Plate. A escasos metros los cánticos se escuchan con un eco que se hace melodía con el corazón. Los papeles que se los llevaba el viento y caían en las calles en las que creció Spinetta también hicieron mella en el balón con el que los argentinos crecen.

‘El Flaco’, como le decían a Luis Alberto Spinetta, pudo ser hincha de Boca Juniors por su mamá. ‘A la vieja uno le respeta cualquier cosa’, decía el cantante argentino en una entrevista emblemática que le realizó El Gráfico en 1989. Sin embargo, por ser vecino del Monumental, por haber sido el elegido por Gomezza para asistir a los partidos y a las concentraciones de River Plate, Spinetta se hizo hincha del ‘Millonario’.

No era un fanático a ultranza. No recayó en los extremos que se convierten en lugares comunes. No odiaba a Boca por su mamá. No renegaba de Brasil. De esos archirivales del fútbol no habló mal, incluso los llegaba a elogiar como otra muestra de una grandeza que iba respaldada por sus canciones, por los más de 20 discos que lo hicieron trascender en la historia.

De los hinchas de Boca decía que alentaban más que los de River; de Brasil afirmó que uno de los mejores equipos que vio en el fútbol fue el de 1970, ese que fue conformado por jugadores como Brito, Pelé, Rivelino, Everaldo, Tostao, Carlos Alberto, entre otros. Muchas veces fue el antítesis del hincha que construye también su identidad basándose en el rechazo absoluto por el rival que se erigió en la misma ciudad o que se erigió por la disputa de trofeos y leyendas.

La bengala perdida hizo parte del álbum Téster de violencia (1988), y en el cual el argentino quiso crear un contenido conceptual que se basara en esta problemática estructural de su país, que se había incrementado con la dictadura militar que había terminado años antes y que se había esparcido también en el deporte que le apasionaba.

La canción no solo fue una promesa con unos hinchas de Rosario Central, también fue un canto a la memoria de Roberto Basile, un hincha de Racing de 25 años que asistió a La bombonera, estadio de Boca Juniors, en una jornada futbolera de 1983. Antes del partido, la barra del cuadro ‘Xeneize’ lanzó varias bengalas hacia la tribuna visitante. Una de ellas impactó en el cuello de Basile. El golpe fue letal. El hincha de Racing falleció de ipso facto. “Adentro queda un cuerpo,/ la bengala perdida se le posó, / allí donde se dice gol”, dice uno de los fragmentos de la canción compuesta por Spinetta.

Existen personas que hacen que su obra quiera ser recordada. Su obra se hace tan grande que no solo es eterna por sí misma, sino también porque otros se encargan de otorgarle infinitas memorias para que estas no se extravíen en los albores del tiempo.

A Norberto Osvaldo Alonso lo recuerdan en River Plate por ser el artista de 10 trofeos, siete locales y tres internacionales. A varios jugadores le otorgaron el apodo de ‘El Pelé blanco’. No obstante, el que mejor credencial tiene para llevar este sobrenombre es el 10 argentino. Didí, compañero de Pelé, lo llamó así por su agilidad para eludir rivales y siempre anticiparse a la jugada que se veía obvia y se convertía en sorpresiva por la rapidez de su zurda.

“Ahí va el Capitán Beto por el espacio, / Con su nave de fibra hecha en Haedo. / Ayer colectivero, / Hoy amo entre los amos del aire. / Ya lleva quince años en su periplo; / Su equipo es tan precario como su destino. / Sin embargo un anillo extraño / Ahuyenta sus peligros en el cosmos”, entonaba ‘El Flaco’ en El anillo del Capitán Beto, mientras dibujaba en el canto las memorias de aquellos goles y gambetas que hicieron de la cancha de Nuñez una comarca de fantasía.

Aunque Spinetta reconoció que ‘El Beto’ Alonso merece más que su canción, merece “una sinfonía”, afirmó para El Gráfico, el mismo cantante aclaró que la letra no fue inspirada en él y así se lo hizo saber al mismo 10 de River Plate. Una película de Jean Paul Sartre, el filósofo francés que llevó en su espalda la identidad del existencialismo, fue origen y parte de la canción que habla del anillo del Capitán Beto, y digo parte porque, indudablemente, también es un guiño que se hizo mito entre los seguidores de la banda y que le dio otro nudo más a ese lazo que unió a Spinetta con River desde las mañanas en que la guitarra se dejaba por asistir a la cancha del Monumental.

'El Beto' Alonso fue el máximo ídolo, pero en la misma entrevista que se ha mencionado aquí y que realizó El Gráfico, 'El flaco' afirmó que no dejaría por fuera del once ideal del fútbol argentino a otros referentes de River Plate como Amadeo Carrizo, Tarantini, Perfumo y Francescoli. De los jugadores de 'La Máquina' y de otros como Alonso que se encargaron de hacer del fútbol "el arte mayor", como afirmó Spinetta, surgen esos gritos que no solamente fueron de gol, sino también de las canciones que hicieron de 'El Flaco' una leyenda del rock que reinventó el fútbol y la memoria de los argentinos. 

901224

2020-01-23T15:13:49-05:00

article

2020-01-23T17:50:34-05:00

aosorio_262373

none

Andrés Osorio Guillott

Fútbol Internacional

'El Beto', la banda de River y un gol en "Sí mayor" de Spinetta

64

5539

5603

1