El defensor del Barcelona que auxilió a los heridos en el atentado

Lucas Digne fue uno de los cientos de héroes anónimos que el jueves ayudó a las personas que sufrieron por el ataque de una furgoneta que dejó al menos 15 muertos.

Lucas Digne, defensor del Barcelona FC.AFP

El jueves pasado fue uno de los peores días en la historia de Barcelona. La ciudad vivió momentos de horror, de tristeza y desconcierto. El conductor de una furgoneta atropelló a una multitud en La Rambla, que dejó a 15 muertos. Estas tragedias tienen muchos héroes anónimos. Personas que buscan una u otra manera de ayudar a los heridos, sin el ánimo de figurar. En este atentado así lo hizo Lucas Digne, defensor francés del FC Barcelona.

Según informó el periodista Gerard Romero en RAC 1 el lateral francés del Barcelona fue uno de los muchos ciudadanos de la ciudad catalana que ayudó como pudo justo después de tener lugar el horrible atentado terrorista en Las Ramblas. El atentado le cogió en su domicilio, pues era jornada de descanso para los futbolistas del Barcelona, y no lo dudó ni un momento. Salió a la calle para atender a los heridos, como hicieron otros muchos héroes anónimos que por allí transitaban y se libraron de la tragedia.

El futbolista vive en la Plaza Catalunya desde hace unos meses con Tiziri, su esposa. Antes residía en la parte alta de la ciudad en una casa tranquila con jardín y piscina, pero prefirió afincarse en el centro de la ciudad. Ambos son felices visitando las tiendas del Passeig de Gràcia, pasear por Las Ramblas o simplemente sentarse en una terraza a tomar un café. El jueves no estaban realizando ninguna de esas actividades, pero bien pudieron ser un par de nombres más en la lista de víctimas.

El francés no quiere hablar de ello. No se cree ningún héroe por haber ayudado cuando los heridos sangraban sin cesar. El instinto le llevó a velar por las personas que estaban heridas como de igual manera hicieron muchos otros hasta que empezaron a llegar las ambulancias y las fuerzas policiales tomaron la zona acordonándola. Después, desde su ventana siguió cómo los heridos eran trasladados a distintos hospitales y se multiplicaba el despliegue policial.


Lucas Digne on Twitter

Una vez allí, en su casa, no pudo reprimir las lágrimas. En Instagram colgó una foto de la Plaza Catalunya con dos emoticonos: el de un corazón y el de unas manos rezando. Su mujer escribió un mensaje: “Mi pésame a todas las víctimas y sus familias de cobarde atentado de hoy en Barcelona! Estoy con el corazón destrozado”.