Leonardo Jardim

El DT venezolano que recuperó a Falcao

Leonardo Jardim, técnico nacido en Venezuela y criado en Portugal, es el responsable del buen momento de Falcao. Este miércoles, Mónaco recibirá, desde la 1:45 p.m., de este miércoles, a Juventus de Italia, en el juego de ida de la semifinal de la Liga de Campeones de Europa.

Leonardo Jardim, técnico del Mónaco, equipo revelación de Europa en 2017. / AFP

En enero de 2014, cuando Falcao sufrió la lesión de ligamento cruzado de su rodilla izquierda, Leonardo Jardim ni siquiera sonaba en los planes del Mónaco. En ese momento el técnico del cuadro monegasco era el italiano Claudio Ragnieri, quien había sido un año atrás el responsable directo del ascenso del equipo a la primera división de la Liga de Francia. Claro que al término de esa temporada, el presidente del club, Dmitri Rybolóvlev, decidió dar por terminada la etapa de Ragnieri y, siguiendo las recomendaciones de su amigo Jorge Mendes, contrató a Leonardo Jardim, un técnico sin pergaminos en Europa pero con buenos antecedentes, pues había sido segundo de la Liga de Portugal con el Sporting de Lisboa y logrado el ascenso en 2010 del Beira Mar a la primera división lusa.

Por el entorno de Jorge Mendes, empresario de Radamel Falcao García, además de otros destacados jugadores, como Cristiano Ronaldo, James Rodríguez o Ángel Di María, el delantero colombiano había oído de Jardim, y justo se lo cruzó en la etapa final de su recuperación, cuando dejó las terapias en Madrid (España) y tuvo que reintegrarse a los trabajos con el Mónaco, a mediados de 2014. Desde ese momento su actual técnico se convirtió en un hombre importante para devolverle la confianza.

Pero ¿quién es Leonardo Jardim? Nació en Barcelona (Venezuela) hace 42 años. No obstante, de venezolano tiene muy poco, pues con apenas tres años fue a vivir a Portugal, el país de sus padres, más exactamente a la isla de Madeira. En esa región del país luso, el fútbol es una religión, así que fue allí en donde se enamoró de este deporte. Sin embargo, no pasó de practicarlo de manera recreativa, pues se dio cuenta de que el talento no le alcanzaría para trascender en el profesionalismo y por eso, apenas terminó el bachillerato, comenzó la carrera de educación física, con el fin de iniciar su camino como entrenador.

Fue en 1998 cuando se convirtió en el técnico más joven en obtener la licencia A de la UEFA, con tan sólo 24 años. Cuarenta y ocho meses después tendría su primera oportunidad al frente de un equipo, el Camacha de Madeira, de la tercera división de Portugal. Por dos temporadas fue asistente técnico y en 2003 asumió el cargo de primer entrenador. Allí dirigió cinco años y luego pasó al GD Chaves, club de la misma división.

En 2009 le dieron la oportunidad de llegar al Beira Mar, que entonces se encontraba en la segunda división, y tras una temporada en la que no perdió en 23 de 30 partidos, logró el ascenso. Fue allí cuando el nombre de Leonardo Jardim se hizo famoso en Portugal y por eso el Sporting Braga lo contrató. En la Liga terminó tercero y clasificó a copas europeas.

Gracias a esos resultados con el Braga, le llegó su primera oportunidad en el exterior. En 2013 fue presentado como DT del Olympiacos de Grecia, y desde el principio el rendimiento del equipo fue excepcional. Era líder de la Liga con un invicto de 17 partidos (14 ganados y tres empatados) cuando le llegó una oferta del Sporting de Lisboa, uno de los grandes de Portugal, y decidió aceptarla.

Entre otros, dirigió al colombiano Freddy Montero, y terminó una gran temporada dejando al equipo de Lisboa en la segunda posición de la Liga, clasificando a UEFA Champions League. Fue ahí cuando llegó al Mónaco y se cruzó con Falcao.

Pero en ese momento, por la manera como se dio la situación de Falcao, no compartieron más que una pretemporada. No obstante, Jardim llevó al delantero colombiano a la Emirates Cup, a Inglaterra, y le dio los primeros minutos de juego tras recuperarse de la lesión de rodilla. De hecho, se dice que en ese certamen se dieron las negociaciones entre Jorge Mendes y el Manchester United para que Falcao fuera a ese equipo.

El técnico venezolano de origen portugués ha declarado que le hubiese gustado contar con Falcao en esa temporada, pero entendía el deseo del delantero por llegar a un equipo histórico como el Manchester United. Los dos años que estuvo Falcao en Inglaterra, en los que le fue mal y no logró recuperar su forma, Jardim se mantuvo en el Mónaco y en esas temporadas terminó en ambas oportunidades en el tercer lugar.

Tras el fracaso de Falcao en el Chelsea, Jardim lo recibió con los brazos abiertos en Mónaco, equipo con el que el delantero colombiano tenía contrato vigente. Su objetivo sería recuperar la confianza de un jugador de talla mundial. Lo fue llevando de a poco, pero siempre dejándole claro su rol en el equipo. Le entregó la cinta de capitán y utilizó su figura para motivar a la gran cantidad de juveniles que tenía en la plantilla.

Poco a poco, Falcao se fue reencontrando consigo mismo. Los goles volvieron a ser el pan diario del Tigre y la confianza poco a poco comenzó a llegar. A pesar de tener lesiones musculares que no le han permitido disputar todos los juegos de la temporada, Jardim siempre ha tenido paciencia y ha respetado el lugar de Radamel, que cada vez que ha vuelto lo ha hecho como si no se hubiera ido. El Mónaco está cerca de ser campeón de Francia, gracias a buenas actuaciones de grandes jugadores como Bernardo Silva, Kylian Mbappe y Falcao, quien suma 19 tantos en Liga y un total de 27 a lo largo de la temporada. Jardim ya hizo lo que parecía imposible: recuperar al mejor Falcao, y todo va tan bien que no sólo sueña con coronarse en Francia sino en toda Europa.