El gol de Yerry Mina no alcanzó frente a un Corinthians que acaricia el título

El central colombiano no jugaba un partido desde el pasado 30 de julio. Miguel Borja tuvo un destacado partido.

Fabio Menotti/Ag Palmeiras/Divulgação

El Corinthians, líder de la liga brasileña, se aproxima al título después de ganar hoy el clásico paulista contra el Palmeiras, al que derrotó por 3-2 con goles de los paraguayos Fabián Balbuena y Ángel Romero y el brasileño Jo.

Yerry Mina, quien reapareció de su lesión del quinto metatarso del pie izquierdo,y no jugaba desde el pasado 30 de julio, anotó de cabeza el primer gol del descuento del "Verdao". Miguel Borja no anotó pero fue el punto más alto de su equipo. Luchó y trató de darle opciones de peligro a un equipo que no mostró muchos argumentos en la cancha.

Los dirigidos por Fábio Carille suman 62 puntos, seis más que su inmediato perseguidor, el Santos, y ocho sobre el Gremio y el Palmeiras, cuando faltan seis jornadas para finalizar el campeonato.

Con la victoria de hoy, el Corinthians puso fin a una racha negativa de tres derrotas y un empate que había reenganchado en la lucha por el título al Palmeiras, campeón la temporada pasada.

En el estadio Itaquerao de Sao Paulo, ante 46.493 espectadores, que supuso un nuevo récord de público, el Corinthians pasó por encima del Palmeiras en la primera mitad y se fue con una ventaja de 3-1 al descanso.

En el minuto 27, Romero abrió el marcador con un remate a puerta vacía tras un servicio medido de Rodriguinho.

Dos minutos después, su compatriota Balbuena se encontraba a la salida de un córner una bola muerta en el área pequeña que dejó aún más tocado al Palmeiras.

Los entrenados por Alberto Valentim consiguieron recortar distancias en el minuto 34 por medio de un cabezazo de Mina, pero de poco sirvió porque al poco tiempo Edu Dracena derrumbó a Jo en el área y el colegiado pitó penalti.

El delantero de 30 años convirtió la pena máxima y anotó así su décimo sexto gol en el Campeonato Brasileño, e igualó así a Henrique Dourado, del Fluminense, en la lista de máximos anotadores.

La segunda mitad fue más trabada y menos fluida en el juego.

El Palmeiras creyó en la remontada cuando en el minuto 67 Moisés aprovechó un mal rechace de la zaga del Corinthians en un córner y lanzó un zapatazo cruzado imposible para Cássio.

En la recta final la tensión entre los dos equipos de Sao Paulo fue en aumento y alcanzó su pico máximo con la expulsión del delantero Deyverson por agresión a Felipe Bastos.

La derrota deja al Palmeiras en cuarta posición con 54 puntos, los mismos que el Gremio, pero con peor diferencia de goles

 

últimas noticias