El lío en el que están Cardona y Barrios en Argentina

Los volantes de Boca y la selección colombiana de fútbol tuvieron que salir a desmentir una fiesta con mujeres, alcohol y violencia de genero.

Edwin Cardona (izq.) y Wílmar Barrios, jugadores de Boca Juniors de Argentina. / Boca Juniors

Un rumor de redes sociales se transformó en un escándalo que salpicó a dos de los cuatro colombianos de Boca Juniors. Edwin Cardona y Wilmar Barrios quedaron involucrados en un episodio con mujeres que fue desmentido por los propios futbolistas de la Selección tricolor y alteró los ánimos en el medio de la pretemporada del actual campeón y líder de la Superliga de Argentina. Hay una denuncia en la Justicia que puede tomar relieve en las próximas horas. 

Ayer por la mañana, en el entrenamiento de Casa Amarilla, había caras de preocupación. Desde el lunes por la noche el periodista Pablo Carrozza venía advirtiendo en su cuenta de Twitter que iba a estallar una noticia fuerte del verano en la que dos jugadores de un equipo grande eran los protagonistas. Se habló una fiesta con mujeres en un hotel de Puerto Madero, con alcohol incluido, y una amenaza con cuchillos que bien podría encuadrarse en un caso de violencia de género. Pero no se mencionó a Cardona ni a Barrios. Fueron los propios mediocampistas colombianos los que salieron a hablar del asunto. Y en los programas de deportivos y de la farándula empezó la noticia.

Especialmente, después de la denuncia que hicieron las mujeres, dos bailarinas de las que no trascendió el nombre. "Hubo un episodio en un ascensor en el que uno de los jugadores empuñó un cuchillo. Para que no quede en trascendidos, decidimos hacer la denuncia. El incidente ocurrió el fin de semana. En un momento se descontroló todo y Barrios agredió a una de las chicas", explicó Juan Cerolini, asesor legal de las supuestas damnificadas.

Una horas antes, el reconocido abogado Miguel Ángel Pierri, en representación de los colombianos, había dicho que todo "es una mentira, les quieren sacar dinero". Y al tiempo que el presidente Daniel Angelicci aseguraba que tomaría cartas en el asunto, Cardona había intentado aclarar el tema. "Es muy extraño todo lo que salió. Nunca en mi vida tomé un cuchillo. Las mujeres para mí son sagradas, jamás en la vida haría algo así", dijo el "10" azul y oro. Y agregó: "Estoy muy dolido y triste por todo lo que se está diciendo. Tengo esposa y tres hijas, ¿con qué cara me dirijo a mi nena de 7 años?".

Cardona mencionó que el sábado por la noche estuvo en el departamento de su peluquero, que les cortó el cabello a él y a Barrios y que había dos mujeres con el estilista. "No quisimos sacarnos fotos para que no trascendiera", explicó. Curiosamente, el antioqueño de 25 años luego manifestó: "Si aparecen vídeos, me retractaré porque soy un hombre".

También Barrios se refirió al affaire. "Es una locura. No creímos que fuera a trascender. Cuando terminamos el entrenamiento, vimos que se empezó a hablar y nos pusímos a averiguar. Hablamos con el abogado y ahora vamos a investigar", apuntó el mediocampista nacido hace 24 años en Cartagena.

Hasta que no intervenga la Justicia, Angelicci no tomará medidas, más allá de que hay una denuncia, según el abogado de las bailarinas. Guillermo Barros Schelotto, tampoco. Sin ir más lejos, ambos fueron incluidos en la lista de convocados para el amistoso que esta noche, a las 8:00 p.m. jugará Boca ante Aldosivi en Mar del Plata. Pero el bochorno sacudió a los colombianos, haciendo vigente aquella frase que empleó Diego Latorre, hoy comentarista en Fox Sports, cuando era Gambetita: "Boca es un cabaret”.