contenido-exclusivo

El Milan y su búsqueda del retorno a la gloria

El club rossonero cumple este lunes 120 años de fundación. Es el equipo italiano que mayor número de títulos internacionales posee, pero desde hace más de una década los resultados no son acordes a su historia.

Ruud Gullit, Marco Van Basten y Frank Rijkaard conformaron el histórico Milán de los holandeses.EFE

“Seremos un equipo de diablos. Nuestros colores serán el rojo como el fuego y el negro como el miedo que infundiremos a los adversarios”, fueron las palabras del inglés Herbert Kilpin, uno de los fundadores del Milán, en 1899. El 16 de diciembre de ese año, con el también británico Alfred Edwards como impulsador del nuevo club, y junto a un grupo de italianos, nació el equipo que se convertiría en uno de los más importantes del mundo.

Lea también: María José Rodríguez, la niña que se extraviaba

Fundado como el Milan Foot-Ball & Cricket Club, porque en realidad los británicos de clase alta no veían con muy buenos ojos el deporte que se juega con los pies, la escuadra rossonera se trasformó en 1938 en Associazione Calcio Milan. Posteriormente se convirtió en el segundo conjunto con más trofeos internacionales en Europa (18), por detrás de Real Madrid (27). También lo es en las conquistas de la Liga de Campeones de Europa, con siete títulos: el cuadro español tiene 13.

Además, el Milan tiene en su vitrina18 títulos ligueros italianos, cinco Copas Italia, siete Supercopas italianas y cuatro títulos de campeón del mundo, entre la vieja Copa Intercontinental y el nuevo Mundial de Clubes, en el cual triunfó en 2007, año en el que levantó por última vez la Champions, vengándose en la final de Liverpool, que le ganó por penales la de 2005 tras una histórica remontada en Estambul.

La leyenda internacional del Milan comenzó en 1963, cuando el entrenador italiano Nereo Rocco lo lideró en el triunfo en Wembley sobre el Benfica que venía de ser campeón en las dos ediciones anteriores y que tenía en sus filas al mítico portugués Eusebio Da Silva. En 1969, de nuevo con Rocco como técnico, Milan venció en la final de la Copa de Europa al Ajax. Volvió a ser el rey del Viejo Continente frente a un club holandés en el que se inspiraría para construir uno de los equipos que marcaron la historia del fútbol: el de Arrigo Sacchi, entre 1987 y 1991.

En 1986 el político y empresario italiano Silvio Berlusconi se hizo con el mando del Milan y abrió una nueva época gloriosa con Sacchi en el banquillo: un equipo que se hizo célebre como el "Milan de los holandeses", que, con su fútbol total al estilo Ajax y de la selección holandesa de la década del 70, fue capaz de conquistar dos copas de Europa, en 1989 y en 1990. Era el Milan de Marco Van Basten, Ruud Gullit y Frank Rijkaard, y de los italianos Franco Baresi, Paolo Maldini, Alessandro Costacurta o Demetrio Albertini, entre otras glorias del balompié.

Cuando Sacchi salió del banco rossonero, llegó Fabio Capello, quien guió al Milán a una conquista europea en 1994. En ese año destrozó al Barcelona con un contundente 4-0 en Atenas, Grecia. También logró ganar el campeonato italiano con récord de partidos invicto, marca que duró hasta 2012 con la Juventus de Antonio Conte.

(Así quedaron los octavos de final de la Champions)

La última etapa gloriosa del Milán fue en los años 2000, con Carlo Ancelotti, antiguo jugador doble campeón de Europa en el equipo de Sacchi, que como estratega de la plantilla del Milan conquistó la Champions en 2003 y 2007 y obtuvo una liga más. En esos años el Milan tenía jugadores de talento puro como Andrea Pirlo, el portugués Manuel Rui Costa, el holandés Clarence Seedorf o el brasileño Ricardo Kaká, que fue Balón de Oro en 2007 tras acabar una temporada de ensueño en la que firmó 10 goles europeos.

Unos años de gloria a los que siguieron momentos de durísima inflexión, en la que el Milan ha caído en los años 2010 y de la que todavía no ha logrado levantarse. Berlusconi abandonó el club en el verano de 2017 y lo cedió al consorcio chino liderado por Li Yong Hong. La nueva propiedad invirtió más de 200 millones de euros en esa temporada, pero apenas un año más tarde el Milan pasó al fondo de inversión americano Elliott, después de que el consorcio chino no devolviera un préstamo de más de 300 millones de euros.

Elliott nombró a Paolo Scaroni nuevo presidente y eligió a exglorias del club, como Paolo Maldini (director área deporte) y el croata Zvonimir Boban (jefe de fútbol), para tomar el mando del club y trabajar para arreglar los problemas con el Juego Limpio Financiero de la UEFA, que impidieron al club rossonero disputar la presente Uefa Europa League, pese a haberse clasificado el curso pasado.

El comienzo de temporada no ha sido de los mejores. El Milan solo ganó cuatro de los primeros trece partidos y estuvo al borde de los puestos de descenso, antes de coger aire con dos triunfos consecutivos. El conjunto milanista, entrenado actualmente por Stefano Pioli, busca cambiar la dinámica de una campaña que hasta este momento ha sido decepcionante y regresar a disputar una competición europea como honor a sus 120 años de historia.

896094

2019-12-16T12:09:32-05:00

article

2019-12-17T15:24:38-05:00

sarenas_262225

none

Redacción Deportes - @DeportesEE

Fútbol Internacional

El Milan y su búsqueda del retorno a la gloria

47

5398

5445

1