contenido-exclusivo

El padre que caminó 156 kms. para que su hijo fuera al Mundial de Fútbol Sub 17

El exjugador de Emelec, Silvano Estacio, pasó más de 18 horas por carretera, montaña y páramo, para llegar a Quito y firmar el permiso de salida de su hijo quien iba en búsqueda de cumplir su sueño. Esta es la historia de su travesía.

Padre e hijo en la sede deportiva de la Federación Ecuatoriana de Fútbol. Cortesía

Desde Ambato salió Silvano Estacio para Quito, la capital de Ecuador, con una misión: enviar a su hijo al Mundial de Fútbol Sub 17 que se disputará en Brasil. Debido a las protestas de los indígenas por el recorte del gobierno a los subsidio de combustibles y otras fuentes de ingreso, el transporte estaba paralizado y las carreteras estaban bloqueados. Estacio sabía que debía llegar hasta la capital antes del martes de la semana pasada para tramitar el permiso de salida de su hijo, Silvano Estacio Jr, para dar un paso importantísimo en su carrera. Por un impulso de padre -como dijo en entrevista con El Espectador- no vió distancia, ni esfuerzo ni nada: “solo me fui para adelante”, afirmó.

Estacio padre debutó como profesional en la segunda división del fútbol ecuatoriano con el Panama Sport Club, después de formarse en el balompié en Emelec, uno de los equipos más grandes del país. Tras pasar por otros equipos, Estacio regreso al club eléctrico en 2003 y, hasta 2012, marcó 22 de los 38 goles que tiene a su nombre en primera división. En la actualidad milita en el Chacaritas Sport Club, escuadra de segunda divisón, de Ambato, ciudad donde reside en la actualidad.

A falta de una firma en el documento de salida de su hijo, Silvano cogió su moto y empezó su travesía. “No vi ninguna otra opción y me fui de acá el lunes de la semana pasada. Hubo bastantes indígenas en la carretera, no dejaron pasar a nadie”, aseguró el futbolista. Pasadas seis horas de viaje hasta Saquisilí -en un trayecto que normalmente dura una hora- decidió quedarse en un hotel para pasar la noche. En el lugar de su hospedaje entendió que debía buscar otra manera de movilizarse, así que dejó su vehículo con los dueños del albergue y siguió su trayecto caminando.

“Salí a las cinco de la mañana. Me tocó subir por el páramo, cortar camino por una montaña y no vi ninguna clase de peligro. Mi objetivo era llegar allí y firmar ese papel. Incluso en lugares donde la situación era más complicada, me toco pagar uno o dos dólares para poder pasar”, afirmó. Las protestas afectan a todos y el fútbol no es la excepción. Hasta la Copa Libertadores femenina, disputada en Ecuador, tuvo que ser suspendida por los disturbios. Aún así, esto no pararía a un padre que quiere ver triunfar a su hijo.

Tras 12 horas de caminata y 156 kilómetros recorridos desde la puerta de su casa, Silvano Estacio arribó a la concentración de la selección ecuatoriana de fútbol sub 17. “Mi papá lo hubiera hecho mil veces por mí. Él fue jugador de fútbol y el tiempo que yo jugué, siempre fue mi apoyo y mi modelo a seguir. Ese mismo ejemplo se lo quise dar a mi hijo. Especialmente en vísperas de que él cumpla su sueño.”

El campeonato del mundo se disputará en Brasil desde el 26 de este mes hasta el 17 de noviembre. Ecuador compartirá el grupo B con Hungría, Nigeria y Australia. El seleccionado tricolor debutará el primer día de competencia frente a la selección oceánica en el Estadio Olímpico de Goiania. Silvano Estacio hijo podrá ser de la partida y mostrarse al mundo como el delantero prometedor que es, todo gracias a la voluntad de su padre. Seguramente veremos a este joven jugador marcando goles y señalando al cielo para dedicarle sus goles a su padre, quien lo dejó todo para que su pequeño llegara lejos.

887108

2019-10-21T16:07:15-05:00

article

2019-10-21T16:09:48-05:00

lmontenegro_1277

none

Felipe Raymond

Fútbol Internacional

El padre que caminó 156 kms. para que su hijo fuera al Mundial de Fútbol Sub 17

81

3459

3540

1