“Es difícil para mí jugar con Messi”, la historia de la polémica frase de Dybala

El jugador de la Juve será suplente en el partido de la selección de Argentina frente a Perú.

Dybala, mediocampista del seleccionado argentino. AFP

“Es difícil para mí jugar con Messi”, esa frase condenó a Paulo Dybala en la selección de Argentina. Aunque previo a expresar esas palabras pidió que no se malinterpretaran, no fue así. El mediocampista que ha sido titular en los cuatro partidos de la era Sampaoli a frente de la albiceleste, en los entrenamientos previos al encuentro definitivo frente a Perú se le vio relegado con los suplentes. Según dio a conocer la Nación de Argentina, el estratega en el entrenamiento del martes probó a 17 jugadores, cuatro alineaciones diferentes, en ninguna apareció el volante. Hizo trabajos en otro sector del terreno de juego junto a Emanuel Mammana, Germán Pezzella, Leandro Paredes, Lautaro Acosta, Pablo Pérez y Milton Casco.

Dybala y Messi ocupan el mismo lugar dentro del terreno de juego. Con el 10 como titular indiscutido, el cordobés queda relegado a la suplencia. “No funcionaron”, explicó el cuerpo técnico con claridad. Sin darle tantas vueltas al asunto. Para sacar a la selección de Argentina de ese momento difícil en el que se encuentra, Sampaoli busca corregir errores de encuentros pasados, razón por la que no probó al mediocampista de la Juve en ninguna de sus formaciones.

Pero esa frase de Dybala sigue dando vueltas en la cabeza de los argentinos. Muchos se indignaron al escucharla. Otros lo criticaron, pero no todos conocen cómo fue que el futbolista que juega con la Juventus de Turín terminó expresando esas palabras. Pese al veto que tienen los jugadores de la albiceleste con la prensa argentina, cuando están en Europa tocan el tema y sobre la irregularidad que ha mostrado el combinado de ese país, afirmó: “No es una cuestión que dependa sólo de Leo”, dijo sobre la baja efectividad goleadora del equipo.

“En Europa el juego es diferente, los encuentros son más abiertos, mientras que en los partidos de Suramérica hay pocos espacios. Son rivales que se cierran muy atrás, son difíciles de entrarles”, precisó mientras se acercaba a la frase que sonó una y otra vez en medios internacionales. “En Barcelona -Messi- juega con compañeros a los que conoce desde hace años y con los que tiene afinidad. No quiero que se malinterprete, pero es difícil para mí jugar con Messi. Jugamos en la misma posición, siempre trato de dejarle a Leo sus espacios, pero no es fácil. Tendré que adaptarme a él”, agregó.

El jueves el seleccionado argentino afrontará un encuentro definitivo en busca del objetivo de ir al Mundial y Dybala tendrá que esperar su momento para ingresar al gramado de la Bombonera, si así lo requiere Sampaoli. Por primera vez, desde la llegada del ex entrenador del seleccionado chileno, que el mediocampista iniciará desde el banco.