La importancia de los archivos para construir la verdad del conflicto armado

hace 1 hora

"Espero que cuando el árbitro pite el final, gritemos: ¡Estamos en Rusia 2018!": El Cole

Una montaña rusa debajo de su cresta tricolor representa el augurio del Cole sobre el triunfo de Colombia en el crucial enfrentamiento contra Paraguay.

Archivo

El Cole, un hincha barranquillero que se convierte en condor cuando juega la Selección y en cuyas uñas caben los colores de Colombia, los de Rusia y la figura de la tan anhelada Copa del Mundo, habló con El Espectador horas antes del decisivo partido que enfrenta al equipo de José Pékerman contra el seleccionado paraguayo.

La montaña rusa, el marcador, la nómina y la aparición de nuevas personificaciones hinchas del equipo, fueron los temas que confirmaron una vez más la pasión del Cole por la tricolor. 

El Cole ha presenciado muchos partidos entre Colombia y Paraguay, ¿qué cree que puede pasar en el partido de hoy? 

Yo estoy como los caballos cuando les ponen las viseras para que vaya derechito, es decir, yo solo espero que cuando el árbitro pite a los 90 minutos, gritemos: "¡Ganamos, estamos en Rusia 2018!".

¿Cuál es su marcador para hoy? 

Los tres puntos, porque esos son los que nos incorporan en el mundial. Previo al partido esto es un sueño, pero después del partido hemos firmado un pacto que se llama Colombia clasificada al mundial de Rusia 2018. 

¿Y qué nos clasifica? Los tres puntos, independientemente de que sea 1-0, 3-0, 5-2. 

En cada partido hay un peinado especial para el condor, ¿Cuál eligió para hoy? 

A la cresta yo le hago una metamorfosis, la pinto de amarillo, azul y rojo. Y para este partido me hice "La Montaña Rusa". 

¿Qué significa esa "Montaña Rusa"?

Para el primer partido de la selección Colombia en las eliminatorias también me hice este peinado, pero poniendo en el nivel a las 10 selecciones. En ese momento explicaba que en el desarrollo de las eliminatorias, nojoda, que son tres años desgastantes, las selecciones subían y bajaban, y como el mundial es en Rusia, entonces ahí hay una analogía. 

Pero esta vez es diferente, ¿qué lleva esta montaña?

Para este "último partido", porque no se ha dado pero hay optimismo y fe, "La Montaña Rusa" tenía que ser diferente. Además de la montaña, que sube y baja, hay unos óvalos. Los mismos que están en la copa del mundo y que son una ventana abierta para recibir a todas las selecciones que vayan al mundial. Entonces, hay un óvalo de Colombia a la altura de la sien y otro óvalo que desciende, que es la selección cuando empezó y cayó, y casi significaba que estabamos fuera de la clasificación. Pero, retomamos el camino y subimos hasta este partido y, por eso, el último óvalo es la bandera de Rusia. Es decir que el sueño se está concretando. Abajo, el resto de colores simbolizan las selecciones de Sudamérica. 

Pékerman insinuó que repetiría la nómina y alineación del partido pasado, ¿qué opinión le merece eso?

Yo soy un hincha y no pretendo ser mejor que un entrenador. Lo que tiene que hacer un verdadero hincha es apoyar a los que el profesor ponga, aun si es contrario a lo que quiera la mayoría. Porque, entonces, ¡hey¡, saquen al Pekermán y pongan al Cole. 

Sobre el terreno de juego también ha habido polémica, ¿qué dice El Cole sobre eso?

Primero, está lloviendo en todo el país y todas las canchas están iguales o peor. Segundo, es que hay unas ciudades que quieren monopolizar todo. Es más, Barranquilla tiene que 'ponerse pilas', porque cuando vengamos a ver, no solamente se van a llevar el río, sino los arroyos. (Risas)

En estas eliminatorias hemos visto más disfraces apoyando la Selección. ¿Cómo es su relación con ellos? 

El Tigre es barranquillero, El Pulpo, cucuteño, Columbus es bogotano y hay muchos otros. Aquí lo fundamental es que apoyen a nuestro equipo. Esto es un proceso cultural y es bienvenido todo el que se quiera disfrazar. 

Eso sí, quiero destacar que El Cole ha sido el líder, el génesis, porque cuando yo empecé en el 89 apoyando a la selección Colombia, la gente no se ponía ni la camiseta. A partir del Cole la gente empezó a hacerlo y a disfrazarse. Y lo lindo de esto, y por lo que digo que es un proceso cultural, es que cada disfraz quiere mostrar la esencia de su ciudad, su región, lo que nos integra como verdadero país. 

¿Si Colombia va a Rusia cuándo viaja el Cole? 

Después de la Selección, como dos días antes de que empiece el mundial. Me voy con el aval de Jesucristo, porque estoy en sus caminos, y con el patrocinio de varias empresas privadas, que corren con todos los gastos. Me hospedan en hoteles cinco estrellas, yo llego al aeropuerto y me espera un man con un cartelito que dice: "El Cole" y yo le digo "¡hey, valecita, ese soy yo!". 

¿Cuál es el mensaje del Cole antes del partido? 

No hay circunstancia en la vida de un país que convoque tanto a la unidad nacional como la Selección. Yo soy testigo ocular de cómo la gente cuando juega Colombia nada más piensa en eso, en ponerse la camiseta y en vivir el partido como lo hace Barranquilla. Porque, además, ninguna ciudad, ni Bogotá, ni Medellín, ni Cali, puede vivir lo que vive Barranquilla. La Arenosa es un carnaval y nadie tiene el goce como lo tenemos nosotros. El Metropolitano es la casa natural de La Selección.  ¡Vaya, Cole, vaya, vaya, Cole!