"Estábamos tomados y Julián me agredió con un cuchillo": William Palacios tras pelea en México

Después de la victoria de su equipo Lobos BUAP, los futbolistas colombianos salieron a celebrar, coincidiendo con varias copas de más en la casa de uno de ellos donde se presentaron los hechos.

Ambos jugadores colombianos llegaron para la presente temporada. IMAGO7 - record.com.mx

Los Lobos de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) son el equipo revelación del fútbol mexicano. Con dos victorias y un empate, este club recientemente ascendido lidera la tabla del balompié más importante de Norteamérica.

Su goleador, el colombiano Luis Quiñones, con el 10 en la espalda, es una de las figuras. El exjugador de Santa Fe, y recientemente convocado a la selección de Colombia por José Pékerman para las eliminatorias, comparte plantel con sus compatriotas William Palacios y Julián Quiñones.

Justamente, estos dos últimos protagonizaron una vergonzosa pelea el pasado sábado tras la histórica victoria de su club ante un grande como el Pachuca. En principio, se había dicho que los dos futbolistas habrían salido a celebrar el triunfo a un bar local y presuntamente estaban involucrados en una riña con los asistentes del sitio. Palacios y Quiñones terminaron en el hospital con varias heridas en su cuerpo.

Ante los hechos, el club mexicano decidió “sancionar de acuerdo con el código de ética del equipo” a Julián Quiñones y licenciar a William Palacios. “Para el Club Lobos BUAP este tipo de incidentes son inadmisibles ya que no reflejan los valores que promueve la institución dentro y fuera del terreno de juego”, señalaba el comunicado oficial.

Tras el escándalo, Palacios se vio obligado a declarar ante los medios mexicanos la verdad de lo acontecido. “Salí con unos amigos y regresé a casa después de ganarle a Pachuca. Julián estaba en su casa con unos amigos. Nosotros vivimos en casas continuas y yo no traía llaves, y tuve que entrar por la suya. Estuve en su casa un rato, estábamos todos muy tomados y él vino detrás de mí, trayéndome. Luego llegué a mi casa. Mi mujer se molestó por la hora y Julián no se quiso ir de mi casa. Discutimos fuerte, le pegué y entonces él sacó un cuchillo, me agredió y salió lastimado”, afirmó el delantero colombiano, desmintiendo las primeras versiones.  

El futbolista aseguró que efectivamente resultaron en el hospital a causa de la discusión que protagonizaron en horas de la madrugada. “Empezamos a pelear en mi casa. Le pegué un puño y lo lastimé. Con todo el derecho de defenderse, porque tampoco lo juzgó, fue y buscó su cuchillo, vino, me lastimó en la cabeza y después de eso, él mismo se cortó los dedos. Pero no fue como dice la gente, que por defenderme agarré un cuchillo. Luego él fue al hospital. Vinieron los profesores, vino todo el desorden, les explicamos todo y después salieron estas declaraciones”, afirmó Palacios al canal ESPN.

Incluso, una de las versiones aseguraba que Quiñones habría defendido de una golpiza a Manuela Romero, esposa de Palacios. Hecho que negó la propia cónyuge del futbolista. “Pasó tal cual lo contó William. Maltrato físico en ningún momento hubo. No estaban en condiciones porque tenían varios tragos encima, mal entendieron las cosas y cada vez aumentó más el problema. En lo que a mí respecta, en ningún momento me golpeó, ni hubo intento de maltrato”, aseguró.

William Palacios, quien con 23 años llegó como uno de los fichajes de los Lobos en su primera temporada de la historia en la máxima categoría del fútbol mexicano, ya habría protagonizado problemas de indisciplina en julio de 2016 cuando hacía parte del Atlético Huila. Él, junto a Boris Polo y Davinson Monsalve, fueron separados del plantel opita tras los hechos.

Por lo mismo, antes de regresar a Colombia, donde aseguró que tiene una oferta de un club que lo quiere ayudar, sentenció que, si vuelve a tener otro escándalo así, se retirará del fútbol. “Cuando se toman malas decisiones hay que enfrentar las consecuencias y pagar los platos rotos”.