Fútbol y política: la guerra de Luka Modric

Sus padres le ocultaban los sucesos de la guerra al croata cuando era pequeño. Aún así, desde su inocencia y su esfuerzo pudo llegar hasta la cima del fútbol mundial.

AFP

Los grandes jugadores de fútbol de la actualidad también han tenido que sufrir las atrocidades de la historia. La guerra de los Balcanes fue un conflicto que dejó más de 200,000 muertes y Luka Modric, estrella del Real Madrid, tuvo que vivirlo en carne y hueso. Esta es su historia.

Entre 1991 y 2002 se desarrolló un conflicto en el territorio de la antigua Yugoslavia, afectando a seis exrepúblicas. De un lado los serbios y del otro los croatas, bosnios y albaneses. Una guerra sangrienta que vivió Luka Modric, una de las estrellas del Real Madrid. Desde pequeño, el jugador afirmaba que era difícil entender lo que estaba pasando en los Balcanes, perdió a muchos seres queridos, una de las razones por la que los padres jamás le hablaron de la guerra. Hasta el día de hoy afirma haber tenido suerte.

Vea también: Fútbol y política: Más que un escudo, un deporte

La niñez de Modric fue patear un balón por las calles de la ciudad de Zadar cuando no cesaban los bombardeos de las fuerzas serbias. Los entrenadores afirmaban que era débil para jugar futbol, pero terminó jugando como volante central, una de las posiciones que generalmente necesita de hombres con una buena talla y corpulencia. Con 1.72 metros de estatura y 66 kilos, logró desafiar los estereotipos que rodean al futbol, pero el camino no fue fácil. El físico de Luka hizo que lo rechazaran en el Hajduk Split, pero trabajó duro por cambiar la mala imagen, hasta que su esfuerzo llamó la atención del Dinamo de Zagreb, entrando a las divisiones inferiores con tan solo dieciséis años.

Mientras Luka intentaba ganarse un puesto en su equipo, su madre trabajaba en una empresa textil. El papá trabajaba como mecánico militar arreglando carros en la guerra. El joven jugador vio desde muy joven los esfuerzos de su familia, llenándolo de motivos para ganarse un puesto en su equipo, tanto así, que el Dinamo le extendió contrato por diez años. Debutó en 2005 y ganó tres títulos nacionales. En 2008 dio su primer salto al futbol inglés, el Tottenham, equipo con el cual llegó a cuartos de final de la Champions League en el año 2011. La guerra de los Balcanes marcó el contexto de los croatas, cerca de 200.000 muertes se registraron, cifras aterradoras teniendo en cuenta la segunda guerra mundial y sus cifras desalentadoras.

Después de demostrar su talento, Modric cumplió su sueño: un traspaso por 33 millones de euros al Real Madrid. Como aseguró en medios de comunicación: “La guerra me hizo más fuerte. No quisiera tener eso en mi para siempre, pero tampoco quiero olvidarlo".

(Fútbol y política: Migrar para triunfar

888779

2019-10-30T17:09:01-05:00

article

2019-10-30T17:26:27-05:00

fraymond_262360

none

Juan Sebastián Ramírez Salcedo

Fútbol Internacional

Fútbol y política: la guerra de Luka Modric

45

3039

3084