ANÁLISIS

Ganadores y perdedores en las ligas del fútbol

Noticias destacadas de Fútbol Internacional

El Atlético era leyenda, el Atalanta era sensación, el Liverpool se acercaba al título de Premier que le ha sido tan esquivo, y la Lazio iba por el milagro en Italia. Todo quedó suspendido. ¿Quiénes ganaron y quiénes perdieron?

Hay que dejar algo claro: de la crisis de salud global que estamos viviendo salimos perdiendo todos. No se pretende ignorar los miles de problemas que se nos han venido encima ni la difícil e incierta nueva realidad. Pero en aras de regresar un poco a la normalidad, retomemos el fútbol. Suficiente cubrimiento se le ha hecho al coronavirus. 

Como toda la sociedad, el fútbol mundial se vio obligado a parar abruptamente hace más o menos un mes. La COVID-19 cercenó una temporada que, parecía, tendría un final emocionante, y que ahora posiblemente no termine nunca. Se ha hablado de que se reanuden los torneos en el verano, pero, por como pintan las cosas, es probable que cada liga simplemente se anule.

Hace tan solo tres semanas, antes de que la pandemia nos obligara a preocuparnos por cosas más importantes, el Atlético era leyenda, el Atalanta era sensación en Europa, el Liverpool se acercaba al título de Premier que le ha sido tan esquivo, y la Lazio iba por el milagro en Italia. Vale ahora preguntarse, ¿Quién salió bien librado de que acabara la temporada? y ¿Quiénes fueron los perjudicados?

Los que salieron ganando

Barcelona

El peor Barcelona de esta década tambaleaba en la Liga. Jugaba mal, ganaba apretado, y a pesar de mantener el liderato en la tabla, venía de perder el clásico frente al Madrid. Messi, como es ya costumbre, tiraba del carro solo. Este parón le convendrá al Barça, que probablemente se hubiera quedado corto tanto en Liga como en Champions, cerrando así una temporada sin títulos. Tiene tiempo ahora para trabajar la idea de Setién y, más importante, para que el club se plantee, desde la directiva, para dónde va.

Real Madrid

Tras mostrar muy buen fútbol entre diciembre y enero, el Madrid de Zidane cayó en un bache de irregularidad inexplicable. Perdió el liderato de la liga (de nuevo, desaprovechando el pobre momento del Barcelona), y había quedado casi fuera de la Champions tras la derrota 1-2 en casa frente al City. Entre otras cosas, el parón le dará tiempo a James para que busque de una vez por todas un nuevo club (¿qué está esperando?)

Arsenal

La temporada del Arsenal era nefasta. Tras un comienzo desastroso con Unai Emery, llegó Mikel Arteta como reemplazo en diciembre, pero no logró recomponer mucho. Al momento del parón de la temporada, el Arsenal iba noveno, muy lejos de puestos europeos. De haber continuado la liga, el club probablemente se hubiera quedado sin fútbol europeo por primera vez en más de 20 años.

Tottenham

El Tottenham de Mourinho iba de mal en peor. Justo antes de que se detuvieran las competiciones, el equipo alcanzó cinco partidos en línea sin ganar, la racha más larga sin victorias en toda la carrera de Mourinho (quien, muchos dicen, ya no es el mismo). Los ‘Spurs’ estaban jugando mal, habían caído eliminados estrepitosamente de la Champions frente al Leipzig, y eran octavos en la tabla, lejos de puestos de Europa. 

Los que salieron perdiendo

Liverpool

El Liverpool y su hinchada llevaban 30 años esperando un título de Premier. Tras quedar imposiblemente cerca de ganarla el año pasado, este año Klopp había armado un equipo auténticamente invencible en la liga. Arrasó con todos, y cuando absolutamente nada podía prevenir el título de los ‘reds’, ocurrió esto; una crisis mundial que detuvo el mundo. Más inverosímil imposible. Salah y compañía necesitaban solamente dos victorias más para coronarse campeones. Por ahora, parece, tendrán que seguir esperando.

Atlético Madrid

El Atlético de Simeone no iba bien. Jugaba mal, le costaba ganar… y luego vino Anfield. Hacía falta un escenario como ese para ver renacer al Atlético. Para que todos los jugadores colchoneros, que estaban en un terrible momento, sacaran el Simeone que llevan dentro, y nos recordaran por qué el Atlético es hace varios años el equipo al que nadie quiere enfrentar en Europa. Pues fue una noche de leyenda. La de Oblak, la de Marcos Llorente, la de Morata. Ese 1-3 en Anfield no lo olvidaremos pronto, pero tampoco servirá para nada…

Manchester City

El negocio del City era únicamente la Champions. La copa continental es el sueño esquivo de todos los jugadores que dirige Guardiola, y la peor noticia posible que cada uno de ellos pudo recibir fue la sanción que impuso la UEFA hace unos meses, que le impediría al City participar en Europa en los próximos dos años. Pues se dijo en su momento que, en ese caso, el año era este. Esta Champions era a matar o morir para el City. ¿Y ahora? Serán tres años de espera.

Lazio

La Lazio estaba haciendo lo imposible en Italia. Después de varios años de trabajo juicioso y consistente con Inzaghi en el banquillo, el equipo romano iba en serio por el título. Estaba codo a codo con la Juve —los separaba un punto— con una plantilla muchísimo más corta y limitada. Finalmente tendríamos competencia en Serie A, finalmente un final excitante e incierto. Es poco probable que la Lazio vuelva a llegar tan cerca a un título de liga en un largo tiempo. 

Atalanta

Hace un mes, el Atalanta maravillaba a Europa. Se hablaba del nuevo Ajax, del ‘cuento de hadas’, y de lo bien que jugaban al fútbol Illičiç, el Papu Gómez, Duván. Se hablaba del genio Gian Piero Gasperini, el entrenador italiano que tenía a un humilde equipo de Bérgamo cuarto en la Serie A y en cuartos de la Champions. Había sido mágico lo del Atalanta en su primera temporada en Europa. Una pena no llegar a ver hasta dónde se hubiera extendido la hazaña.

@manrodllo

Comparte en redes: