Así están viviendo algunos argentinos la muerte de Diego Maradona

Noticias destacadas de Fútbol Internacional

Día de muchas revoluciones. Unos lloran, otros señalan, otros callan, otros condenan. La muerte del ídolo argentino produjo varias reacciones y conflictos en su país.

Día que muchos imaginaban y querían evitar. Día que tenía que llegar y que llegó más temprano que tarde. O eso querían pensar. Día que estaba destinado a las convulsiones por el Día Internacional contra la Violencia de Género. Y el baldado de agua fría llegó más o menos a las 11:00 de la mañana cuando se conoció que Diego Armando Maradona no sobrevivió al paro cardiorrespiratorio que sufrió al mediodía en Argentina.

“Acá en la Argentina, en Buenos Aires, todo está medio revolucionado. Nadie nunca en la historia se esperó esto más allá de que prácticamente murió muchas veces. Esta vez fue la verdadera y fue un golpe muy fuerte y repentino. Nadie estaba preparado para esto y se ve reflejado. Mucha gente está reuniéndose en varios puntos de la ciudad para hacerle homenajes al Diego. Todos los canales de televisión, pases por el canal que pases, están las personas hablando de él y muchos periodistas llorando. La gente no entiende la realidad y están en su derecho porque es muy complicado de asimilarlas. Por otro lado, en lo personal no tiene un efecto muy fuerte. Sí entiendo al Diego como una persona que logró lo que nadie logró en un país. Le generó una felicidad a todos. Ese Mundial del 86 no se olvida. Más allá de muchas cosas que hizo que son muy repudiables hay mucha gente que no lo ve por ese lado y lo ve por el lado deportista. Muchos coinciden en que su vida personal arruinó un montón la imagen que pudo llegar a tener. Yo lo veo con mucho respeto y entendiendo que haber vivido la vida de él, siendo casi la persona más conocida en la historia del mundo, no era fácil por ser el eje de atención. Que no haya un lugar donde puedas estar tranquilo te puede llevar a otros muy raros y a tomar decisiones malas como las que tomó. También lo veo desde ese lado. Lo tengo con mucho respeto y espero que ahora sí pueda descansar en paz, como dijeron en televisión, porque en vida no creo que la haya tenido”, dijo Matías Burckhardt, diseñador gráfico y productor de radio.

Muchas imágenes se movieron alrededor del mundo de personas reunidas en El Obelisco, y en otros lugares de Buenos Aires con camisetas y banderas con el rostro de Maradona, con su nombre. Muchas lágrimas y mucha desolación por la partida de un hombre que hizo del fútbol la revancha para una sociedad dolida.

Ni en su partida se dejó de hablar de sus problemas con las drogas, de sus posturas políticas que no sentaron bien. Tanta exposición a un ser humano como todos genera escozor. De nuevo los interminables debates en redes sociales y en las calles por su figura, todos desde distintos pedestales de la moral y otros desde el suelo, entendiendo que la condición humana es así de compleja, ruda y condenable.

Milagros Listrani, realizadora audiovisual, dijo: “Mi opinión sobre El Diego (como le decimos acá) es dividida. Se fue el “más grande” y “la mano de D10s”, pero también se fue una persona humana que se mandó bastantes bastantes cagadas en su vida. La famosa pregunta siempre es: ¿Se juzga separando al personaje de la persona? Yo creo que más o menos. Maradona era un ser ciertamente repudiable por sus acciones primariamente contra las mujeres y sus hijos, pero no podemos negar que es y será para siempre un ícono nacional e internacional. No creo que haya que perdonarle las cuantas que se mandó, pero tampoco olvidar que en lo que hacía, era el mejor. El legado lo dejó, y deja una ausencia muy notable para todos los argentinos. Vas a cualquier parte del mundo y cuando nombras a la Argentina lo primero que te dicen es “Ah, sí, sí, Maradona!”. La gente siento que también esta dividida, ciertamente es una persona odiable y amada por muchísimos. Las calles están tristes y el pueblo de luto. Para cerrar, ahora sí que no faltarán, seguramente, unos cuantos brazos tatuados con la imagen del 10″.

Prácticamente las notas y los reportes sobre las movilizaciones de colectivos feministas en Argentina y el mundo quedaron relegados por las historias que dejó Diego Armando Maradona en el fútbol y fuera de él. Un debate de grandes proporciones y que generó el descontento de varias mujeres que, justamente, marchan por algunas situaciones en las que se vio envuelto el astro argentino.

“Hay mucha controversia la verdad en este momento en los medios de comunicación, es decir, la televisión, noticieros y demás están rindiéndole mucho tributo y hablando muchas cosas buenas, ya que sí, fue un icono en su momento para el fútbol argentino, y detrás de esta muerte hay una familia que lo llora, que padeciendo o no todo lo que hizo, perdió un padre, por eso entiendo cómo están reaccionando los medios. Por otro lado, en la redes sociales está la controversia de los que lo lloran, admiran y dicen que murió su “dios” y lo defienden a fondo; los que lo admiran como el futbolista que fue pero no comparten para nada la persona que se volvió o que ya era pero nunca vimos. Y hoy resuena mucho más esto porque justo hoy es el día Internacional de la Eliminación de la Violencia de Género, y como es de público conocimiento él era un violento, con múltiples denuncias sobre violencia y pedofilia, entonces a muchas mujeres (me incluyo) les hace ruido que traten a un hombre de “santo”, “ángel”, “Dios” cuando fue un violento, drogadicto, pedófilo, ordinario, etcétera. Así que en las redes hay mucho disturbio en los que lo defienden, y los que no quieren que se pase por alto lo mala persona que fue y el daño que hizo a muchas mujeres. A mí, personalmente, no me dejó ningún “legado”, yo no viví ese momento de admiración que capaz vivió esa generación cuando ganaron un mundial gracias a él. Yo lo conocí sabiendo todo lo que ya dije que era, y si lo hubiera conocido también en su momento, no sé cuánto hubiera cambiado mi manera de pensar, pues el fútbol no es algo que me apasione, es un buen deporte pero no creo que cambie más que el resultado de un partido, por eso el día de hoy no me afecta para nada, entiendo que la familia está mal, mi más sentido pésame para ellos. Pero no estoy para nada de acuerdo con la gente que lo defiende a morir, a una persona así no se la puede defender, y menos hoy con todas las luchas que tenemos las mujeres. No se pueden seguir invisibilizando más este tipo de personas, no sé hasta qué punto podemos separar el “talento” de una persona con lo que es realmente. Hoy por suerte mi generación está mucho más atenta a ese tipo de cosas, y moleste o no, está bueno que haya debate, eso indica que las cosas están cambiando, que ya no nos vamos a quedar callados o calladas”, dijo Natalia Rivero, actriz.

Comparte en redes: