Ideas opuestas de Ramos y Piqué por el referendo en Cataluña

En un acto de presentación de una marca de ropa, el capitán del Real Madrid dio su opinión al respecto de un tuit de Piqué en el que animaba a los catalanes a que voten el 1 de octubre.

Sergio Ramos y Gerard Piqué conforman la zaga de la selección de EspañaAFP

El central del Barcelona y de la selección española, Gerard Piqué, se pronunció este jueves en favor del previsto referéndum de autodeterminación en Cataluña, prohibido por la justicia española.

"Desde hoy y hasta el domingo nos expresaremos pacíficamente. No les demos ninguna excusa. Es lo que quieren. Y cantamos alto y fuerte. #Votaremos", escribió el jugador azulgrana en su cuenta de Twitter oficial.

Su afirmación contaba a las 13h30 (11h30 GMT) con más de 9.000 retuits y casi 14.000 usuarios han indicado que les gusta el tuit del jugador.

Piqué reiteró así una posición a favor del derecho a decidir en Cataluña, que siempre ha mantenido. "Estoy totalmente de acuerdo con el derecho a decidir de los catalanes", había dicho ya a finales del año pasado el central del Barça y de la selección española, con la que ha sido campeón del mundo y de Europa.

Sus posiciones le han llevado a ser el blanco de silbidos en muchos de los últimos partidos de la Roja por parte de un público, que lo considera independentista, pese a que Piqué nunca se ha pronunciado en ese sentido.

En un acto promocional este jueves, Sergio Ramos, capitán de la selección española y del Real Madrid, fue preguntado por los periodistas por el mensaje en Twitter de su compañero en el centro de la defensa del equipo nacional. "El tuit de Piqué no es lo mejor si quieres que no te piten. Quizá no es lo mejor para el grupo, pero cada uno es libre para decir lo que piensa", afirmó el jugador andaluz.

Además, Ramos, quien ha tenido varios desencuentros con Piqué, agregó: "Yo como capitán pienso en el buen ambiente de selección Piqué sabrá lo que dice. A lo mejor no era el momento ni que ayude mucho".

Este domingo se celebrará en Cataluña un referéndum de autodeterminación de la región, promovida por las autoridades independentistas, pero prohibida por la justicia española y suspendida por el Tribunal Constitucional.