James y un partido agridulce en el triunfo 1-0 del Bayern frente al Stuttgart

El colombiano disputó los 90 minutos en su último encuentro de Bundesliga de 2017.

James celebra con Müller el tanto de la victoria. Segundo gol del germano en la presente Bundesliga.AFP

Fueron un cerrojo: ordenados, sacrificados y finos en las entradas defensivas. La zaga del Stuttgart asfixió y apagó las ideas del Bayern Munich, que no tuvo el mejor de sus partidos, pero que se impuso por la mínima diferencia en su visita al Mercedes Benz Arena gracias a un tanto de Thomas Müller. James Rodríguez disputó los 90 minutos en un encuentro de altas y bajas del colombiano.

Altas en un primer tiempo pálido del conjunto bávaro. En el que con dos pelotas claras les dio las únicas dos opciones claras de peligro a Lewandowski y Tolisso, quienes no pudieron romper el silencio y decretar el primer festejo del equipo de Jupp Heynckes. No hubo más. Encuentro trabado y bien controlado por la escuadra local. 

Bajas en la segunda manga, pues perdió muchas pelotas en ataque y no estuvo fino con su mejor arma: la pelota quieta. Y desperdició un mano a mano clarísimo en el minuto 92' que por poco le cuesta el partido al Bayern Munich. El Stuttgart se encontraba en campo contrario y en una contra el colombiano, inmerso en la soledad, tuvo el gol a su plena disposición. De las mil formas que tuvo para resolver tuvo la delicadeza de picarla. Zieler atajó la pelota sin mayores inconvenientes. El 11 se quedó sin piernas y se vio cansado en el remate del compromiso. 

Y en la jugada posterior, Süle le cometió un penal al argentino Alcacíbar. El juez central Patrick Ittrich, respaldado por el video arbitraje decretó la falta. Última jugada del encuentro y el viejo proverbio: "El que no los hace, los ve hacer" resonaba en los jugadores del Bayern, sobre todo en el cucuteño. Pero ahí estuvo Ulreich para apagar el incendio. El golero atajó el disparo y defendió los tres puntos del conjunto de Braviera. 

El único tanto del compromiso fue obra de Thomas Müller, quien con un latigazo de zurda, al 79', un cuarto de hora después de ingresar, rompió la paridad. Con el triunfo, el Bayern Múnich cerró con broche de oro una primera vuelta de una Bundesliga que empezó patas arriba con Carlo Ancelotti. Jupp Heynckes enderezó el camino y ahora el conjunto tiene 41 unidades, 11 más que su escolta, el Schalke 04.

Y se viene el parón invernal. El siguiente encuentro por liga del equipo de James Rodríguez será el próximo viernes 12 de enero frente al Bayer Leverkusen. Se cierra el telón de un 2017 de cambios para el colombiano, quien en Alemania finalmente encontró la confianza que le fue esquiva los últimos dos años bajo las órdenes de Zinedine Zidane.