Jeison Murillo salvó a Celta de Vigo de una nueva derrota

Noticias destacadas de Fútbol Internacional

El colombiano anotó de cabeza el tanto del empate frente a Real Valladolid este domingo.

Con un gol del colombiano Jeison Murillo en el último suspiro, Celta de Vigo rescató un punto ante Real Valladolid, que sufrió un golpe tremendo porque no había sido testado después de que se adelantara con un tanto del chileno Fabián Orellana.

Fue un partido de pocas ocasiones, muy táctico. Había mucho en juego y eso se notó. En el primer tiempo únicamente el israelí Shon Weismann, tras un error de Tapia al borde del área, amenazó a los porteros con un potente disparo que salvó Rubén Blanco.

Le puede interesar: Atalanta, con Muriel en cancha, le ganó a Sampdoria

No varió el guión en el segundo acto, aunque ambos tuvieron ocasiones para adelantarse antes de que apareciera Orellana para desnivelar todo. En el minuto 56, una falta de Iago Aspas se estrelló en el larguero, con Roberto Jiménez haciendo la estatua; en el 65, cuatro antes del gol del chileno, Brais Méndez tocó lo justo para desviar el remate de Óscar Plano.

Y poco después llegó el tanto: Un disparo lejano de Weissman, que Rubén desvió y Orellana recogió el rebote para abrir la cuenta.

No se pierda el especial de los 80 años de Santa Fe

Sergio González movió ficha para defender con una línea de cinco. Y su equipo no sufrió hasta la última jugada, cuando Murillo, con un potente remate de cabeza, explotó una acción de estrategia para dar un punto fundamental a su equipo, que mantiene la ventaja sobre el Valladolid, que alarga su sufrimiento.

Comparte en redes: