Jorge Jesús, el técnico portugués que le devolvió la grandeza al Flamengo

Noticias destacadas de Fútbol Internacional

Bajo su mando, el club más popular de Brasil es líder sólido del torneo Brasileirao y jugará ante River Plate la final de la Copa Libertadores de América.

La arrolladora temporada del Flamengo este año tiene un nombre propio, el del técnico portugués Jorge Jesús, quien logró vencer la desconfianza que generó su llegada al club más popular de Brasil y para colocarlo a un paso de ganar el torneo Brasileirao y la Copa Libertadores. 

Tras una dilatada carrera en Portugal, Jorge Jesús aterrizó en junio pasado en el Flamengo a sus 65 años para suplir a otro veterano, Abel Braga, quien no logró plasmar en el campo la gran inversión hecha por la directiva para esta temporada. 

Con un estilo muy ofensivo y un juego muy vistoso, de toque y rapidez, Jorge Jesús conectó rápidamente con una plantilla repleta de calidad, que no tardó en responder en el césped."Me parece que llegó a Brasil sin ningún miedo de asumir riesgos, porque su metodología de trabajo y la forma como prepara tácticamente el equipo, con una intensidad de juego muy alta, una línea defensiva adelantada, una presión muy fuerte para recuperar la pelota en campo adversario y una búsqueda del gol todo el tiempo, en el actual momento del fútbol doméstico brasileño son comportamientos contraculturales", dijo a AFP el periodista y columnista del diario O Globo Carlos Eduardo Mansur. 

Lea también: La Juventus de Cuadrado sigue de líder en Italia

J.J., como le dicen, también impuso "una mayor intensidad en los entrenamientos" y acabó con el descanso que dan muchos entrenadores a sus jugadores para preservarlos.  "En Brasil es muy normal, debido al calendario sobrecargado, que se usen equipos reservas. Él se recusó, usó casi al límite de la condición física sus once mejores jugadores, con dos o tres cambios. Corrió el riesgo de lesiones y las tuvo, pero con un departamento médico que recuperaba rápidamente a los jugadores y una plantilla con una calidad que le permitía convivir con eventuales ausencias", agregó Mansur. 

Su meta es acabar con sequía de títulos del 'Mengao'

Pese a ser el club más popular de Brasil, el Flamengo amarga con una larga sequía de títulos y éxitos: hasta la llegada de Jorge Jesús, apenas había disputado una vez la final de la Libertadores (que ganó en 1981 contra el Cobreloa chileno) y en este siglo, su único título del Brasileirao fue en 2009. En esta década a punto de finalizar, su único título es la Copa de Brasil de 2013. 

Para acabar con ello, el club no escatimó en millonarios refuerzos en los últimos años, algo que le ha permitido a JJ disponer "de una selección", como aseguró su rival en las semifinales de la Libertadores, Renato Portaluppi, técnico del Gremio. 

En la lista figuran el portero Diego Alves, los mediapuntas Everton Ribeiro y Vitinho, el mediocampista uruguayo Giorgian De Arrascaeta y los delanteros Bruno Henrique y Gabigol. La presentadora y periodista de Mariana Fontes, de Dazn, resaltó el espíritu competitivo y el carácter ganador del técnico y su capacidad de transmitirlo a los jugadores, entre quienes está el colombiano Orlando Berrío, quien ha jugado poco.

"El otro día, con 5-0 [frente a Gremio], estaba dentro del campo pidiendo más a sus jugadores. Es algo a lo que no estamos acostumbrados en el fútbol brasileño", comentó. "La confianza que pasa al equipo, la experiencia que trae de Europa, su visión de fútbol distinta, esta historia de reunir al grupo, agradecer a la afición..., creo que esto cuenta mucho para él y cuanto más une al grupo, más tiende a lograr resultados positivos", afirmó Fontes.

Lea también: Fútbol y política: El pequeño 'Kosovar' que le ganó la guerra a Serbia

Clasificado para la final de la Libertadores del 23 de noviembre, en la que se medirá al River Plate argentino, y con diez puntos de ventaja en el liderato del Brasileirao cuando faltan apenas once jornadas para el final, Jorge Jesús está a un paso de lograr lo que sería un histórico doblete con el equipo carioca. 

Además, sería el segundo entrenador extranjero en conquistar el Brasileirao, algo que sólo hizo el argentino Carlos Volante en 1959, con el Bahía.  Creo que con su llegada, el fútbol brasileño gana mucho porque trae nuevos métodos, nuevas maneras de entender el contexto del fútbol brasileño. El Flamengo se convirtió en un equipo mucho más agresivo, mucho más intenso, mucho más ofensivo y con resultados impresionantes, viene dominando en la liga de forma parecida a la de los gigantes en las ligas europeas", concluyó Mansur.

Comparte en redes: