Juegan por la Sudamericana

Júnior espera dar el salto en Brasil frente al Sport Recife

El equipo barranquillero visita este jueves al cuadro dirigido por Vanderlei Luxemburgo, en el que juega el colombiano Oswaldo Henríquez, por cuartos de final de la Copa Sudamericana.

James Sánchez (izq.), una de las figuras del Júnior de Barranquilla. / Cortesía “El Heraldo”

Será un duelo de realidades encontradas. De la consolidación de una gran campaña para uno, y de la salvación para huirle al mal momento del torneo local del otro. De un Júnior en los primeros puestos de la Liga Águila y peleando el título de la Copa Colombia, a un Sport Recife en la casilla 15 con 35 unidades y a dos puestos del descenso en el brasileirao. Sin embargo, en los torneos internacionales desaparece la carga de los campeonatos locales, o por lo menos así le ha pasado al conjunto brasileño que en su nómina tiene a Andre, uno de los máximos anotadores del torneo con cuatro tantos, uno por debajo de Luis Rodríguez, de Atlético Tucumán, y John Cifuentes, de Universidad Católica. La dupla de Teófilo Gutiérrez y Yimmi Chará tendrá la tarea de quebrantar una defensa comandada por Oswaldo Henríquez, ex Millonarios y quien se ha ganado la titular en el equipo dirigido por Vanderlei Luxemburgo.

El conjunto brasileño se puede ufanar de que como local ha sellado las anteriores series de la competencia. Contra Arsenal de Argentina se impuso 2-0 en el estadio Ilha do Retiro y perdió en Sarandí 2-1, es decir, que los ahorros sirvieron. Y en octavos de final, cuando se midió a Ponte Preta ganó ante su gente 3-1 y después cayó 1-0, resultado que lo tiene hoy peleando un cupo a semifinales frente al conjunto barranquillero.

La derrota frente a Santa Fe en el Metropolitano, en la última fecha de la Liga colombiana (la única caída en casa que ha tenido en esta temporada) sirvió para corregir errores, para mirar nuevas alternativas, para reconstruir el orgullo y la confianza, y buscar un buen resultado para definir frente a su público. “El profe sigue creyendo en nosotros y eso es lo importante”, dijo Roberto Ovelar explicando la transfusión de optimismo que dio Julio Comesaña.

La llegada del cuadro tiburón a Brasil empezó con un suceso curioso, pues cuando el utilero del equipo, Léider Frías, fue a recoger una de las maletas de la delegación en el aeropuerto de Recife se sorprendió al no encontrarla. ¿Qué iba adentro? Los guayos de lo 20 jugadores convocados por Julio Avelino Comesaña para el partido de este jueves en la noche (6:45 p.m. por Fox Sports). La aerolínea encargada notificó que la tula se había quedado en Ciudad de Panamá, donde hicieron escala, y que enviarla a territorio brasileño era algo imposible. Por eso, el cuerpo técnico no tuvo más opción y se dirigió al centro comercial más cercano para comprarle a cada futbolista de a dos pares. El único que pudo contar con toda su indumentaria fue el arquero Sebastián Viera, quien empacó aparte antes de tomar el vuelo.

El ganador de esta llave se medirá en semifinales al vencedor del clásico de Río de Janeiro entre Flamengo y Fluminense. Esto garantizará la presencia de un equipo brasileño entre los cuatro mejores clubes de un torneo en el que Chapecoense es el actual campeón.