Una cita con la historia

Júnior, por su primera final continental

El equipo barranquillero recibirá al Flamengo de Brasil desde las 7:30 p.m., por Fox Sports, en la vuelta de la semifinal de la Copa Sudamericana. El ganador jugará ante Independiente de Argentina.

Yimmi Chará (izq.) y Teófilo Gutiérrez, las figuras indiscutidas del Júnior de Barranquilla, que hoy recibe al Flamengo por Copa Sudamericana. / EFE

“Cuando el Júnior juega todo es alegría”... dice una famosa canción de Cuco Valoy. Y hoy, más que nunca, Barranquilla goza con su hijo predilecto, su equipo de fútbol, su emblema, como el de casi toda la costa Caribe colombiana.

El conjunto tiburón está a 90 minutos de su primera final continental. Hora y media que parece poco tiempo para remontar la derrota 2-1 ante Flamengo de Brasil, la semana pasada. Hora y media que serán eternas para los aficionados que llenarán el estadio Metropolitano y que sueñan con que el equipo que dirige el uruguayo Julio Avelino Comesaña gane la Copa Sudamericana, ante nada menos que Independiente de Argentina, que disputará el título tras dejar en el camino al Libertad de Paraguay, el martes.

En su historia, Júnior ha jugado 17 veces torneos internacionales. Hasta ahora su mejor actuación ha sido la semifinal de la Copa Libertadores de América de 1994, en la que cayó en semifinales ante el Vélez Sarsfield de Argentina, en la definición por cobros desde el punto penalti.

En ese equipo, también dirigido por Comesaña, estaban, entre otros, Carlos El Pibe Valderrama, Iván René Valenciano, Víctor Danilo Pacheco, Oswaldo Mackenzie y Miguel Niche Guerrero.

El plantel de hoy tiene menos figuras consagradas. Los que sobresalen claramente son Teófilo Gutiérrez y Yimmi Chará, los refuerzos de lujo que contrató la familia Char, propietaria del club, para pelear y ganar títulos.

Con esos dos delanteros como insignias, además del liderazgo del arquero Sebastián Viera, los barranquilleros ya levantaron la Copa Águila, que le ganaron a Medellín, y están en carrera en la Liga, en la que el domingo definirán su paso a semifinales, ante el América de Cali.

“Superar a Flamengo será una tarea complicada, pero estamos optimistas. Será importante que no nos marquen y tener paciencia para buscar el gol. Mentalmente debemos estar muy concentrados los 90 minutos”, aseguró Comesaña, quien destacó la trayectoria de su rival: “Es probablemente el equipo más popular de Brasil, con una rica historia y mucha experiencia en partidos de este tipo. Será un duelo lindo y apasionante”.

En este semestre Júnior ha convertido a Barranquilla en un fortín, con trece victorias, tres empates y una sola derrota (ante Santa Fe) entre los torneos locales y el continental.

Flamengo, dirigido por el colombiano Reinaldo Rueda, viene de caer 2-1 ante Santos y marcha en el sexto lugar del torneo Brasileirao, el último que otorga un cupo a la Copa Libertadores de 2018.

A pesar de ser el club con más hinchas en Brasil y uno de los más ganadores a nivel local, internacionalmente tiene un palmarés más bien modesto. Ha ganado apenas tres títulos importantes: la Libertadores de 1981, la Copa Intercontinental de ese mismo año y una Copa Mercosur, en 1999. Su última final internacional fue en 2001, precisamente en una Mercosur.

Hoy, al igual que Júnior, tiene una cita con la historia y espera aprovecharla.