Este miércoles será el sorteo del torneo más importante del continente

La Copa Libertadores 2018 se pone en marcha

Atlético Nacional, Millonarios, Júnior y Santa Fe conocerán sus rivales para el próximo año. Serán 48 equipos, de 10 países, los que peleen por el título. La Suramericana también dejará listo su calendario.

Gremio de Brasil es el actual campeón del certamen tras vencer en la final a Lanús de Argentina.AFP

El mundo del fútbol siempre va por delante del mundo normal, es decir, con una planeación adelantada, con proyecciones para próximas temporadas cuando aún no se ha acabado esta. Este miércoles (6:00 p.m. por Fox Sports), por ejemplo, será el sorteo de la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana 2018, los eventos más importantes del continente. La sede de la Conmebol, en Luque, Paraguay, es el lugar donde se conocerá la suerte y el camino que deberán tomar los equipos que, gracias a su rendimiento en los torneos locales, tendrán el derecho de hacer parte de dos de las competiciones más emotivas y pulsionales del mundo.

En el caso de la Libertadores, se mantendrá el formato de los ocho grupos y las tres fases previas para conocer los nombres de los cuatros clubes que podrán estar en la ronda de todos contra todos. Los cuatro bombos fueron organizados teniendo en cuenta el escalafón de la Conmebol, las actuaciones de los últimos 10 años y los desempeños históricos. Gremio, actual campeón y que viene de perder la final del Mundial de Clubes con Real Madrid, encabezará el 1, en el que los únicos conjuntos no brasileños y argentinos son Atlético Nacional (se ganó el cupo con el título del primer semestre del año) y Peñarol de Uruguay.

En el 2 se destaca la presencia de Independiente de Avellaneda (el máximo ganador del certamen, con siete coronas), mientras que en el 3 sobresalen Racing de Argentina, Flamengo de Brasil y Millonarios, conjunto que obtuvo su tiquete el domingo pasado al alcanzar la estrella 15 en el fútbol colombiano. Independiente Santa Fe (por reclasificación) y Júnior de Barranquilla (al ser el campeón de la Copa Águila) comenzarán en la fase dos, es decir, deberán ganar dos llaves para poder acceder a la instancia de grupos. El torneo está programado para comenzar el próximo 21 de enero y finalizará el 28 de noviembre tras la para de mitad de año por el Mundial de Rusia. Recordemos que este miércoles, a la misma hora del sorteo, Unión Española y Universidad de Concepción estarán jugando el encuentro crucial para definir cuál será el equipo que tome el puesto de Chile 4 en la tercera fase.

 

Comienza la Suramericana

 

Así como en la Copa Libertadores serán cuatro los equipo colombianos que estén presentes, en la Suramericana la cantidad es igual. Entre los 44 clubes que buscarán la corona alcanzada por Independiente de Avellaneda recientemente, están Deportivo Cali, Independiente Medellín, América –que regresa a una competición internacional luego de nueve años de ausencia– y Jaguares, debutante en este tipo de eventos. Todos obtuvieron su tiquete gracias a la tabla de reclasificación y estarán en el bombo dos o Zona Norte, junto a los equipos brasileños, peruanos, ecuatorianos y venezolanos.

La división se hizo igual que el año anterior, por lo que en el otro bombo, el llamado Zona Sur, irán los equipos de Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay y Bolivia. En esta sección se destacan San Lorenzo, Cerro Porteño y Lanús, conjuntos que en los últimos años han tenido participaciones destacadas en los torneos del continente. La idea es emparejar conjuntos de cada bombo para que se eliminen de manera directa con juegos de ida y vuelta. El resto de cupos pertenecerán a 10 equipos provenientes de la Libertadores: los ocho terceros de la fase de grupos y los dos mejores eliminados.

Un total de 102 clubes, 48 de 10 países para la Libertadores y 54 para la Suramericana, evento que ha tomado mucha fuerza en los últimos años, pelearán por los trofeos más codiciados de América del Sur. Está todo listo para que se dé la hoja de ruta de una nueva fiesta continental, en la que ha quedado demostrado que la vehemencia va de la mano con el buen juego si se quiere, a final de temporada, levantar cualquiera de las dos coronas.