La crisis provocada por los chalecos amarillos paraliza el fútbol en Francia

Los partidos París Saint Germain vs Montpellier, Toulouse vs Lyon, Mónaco vs Niza y Saint-Etienne vs Marsella fueron aplazados por las protestas.

La crisis de los chalecos amarillos paralizó el fútbol en Francia. AFP

La Ligue-1 de Francia se ha visto afectada por la crisis provocada por los ‘chalecos amarillos’, movimiento que convocó a nuevas manifestaciones para este fin de semana. La jornada de protesta por cuarto fin de semana consecutivo ya había provocado el aplazamiento de los partidos entre el París Saint Germain contra Montpellier o el de Toulouse frente al Lyon, previstos para el sábado. Ahora, se sumaron los juegos del Mónaco contra el Niza y el del Saint-Etienne contra el Marsella, previsto para el domingo, todos correspondientes a la jornada 17.

Según diversos medios franceses, detrás de estos aplazamientos está la voluntad de las autoridades de movilizar a las fuerzas del orden a nivel nacional para hacer frente a las protestas del sábado de los "chalecos amarillos", que se teme que degeneren en altercados y problemas de orden público, como ya se vivió en París el pasado sábado. La capital francesa fue escenario de múltiples incidentes relacionados con las manifestaciones. También hubo altercados en Toulouse, donde un manifestante fue gravemente herido por un disparo de 'flash-ball', según los bomberos.

El Arco del Triunfo pintado, las rejas del Jardín de las Tullerías arrancadas, vehículos incendiados... La violencia del pasado fin de semana en París, que también afectó al distrito donde se encuentra el Parque de los Príncipes, es de "una gravedad sin precedentes", en palabras del prefecto de policía Michel Delpuech. La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, cifra "entre 3 y 4 millones de euros" los daños causados por los incidentes al margen de la manifestación en París del sábado.

Las imágenes de las escenas de violencia en París, y el primer paso hacia atrás del presidente el martes sobre un impuesto a los combustibles, que fue el detonante de las protestas, han dañado en gran medida su credibilidad en Francia y resto de Europa. "Sus vecinos europeos aprecian la firmenza de Macron, sobre todo en un país que es visto como imposible de reformar desde hace años", subraya Vincent Laborderie, profesor en Ciencias Políticas de la Universidad Católica de Lovaina, en Bélgica.

En la última jornada de la Ligue 1, "chalecos amarillos" inmovilizaron el bus que llevaba al FC Nantes, la noche del viernes al sábado, al aeropuerto Andrézieux-Bouthéon (Loira) tras su partido contra el Saint Etienne. El aplazamiento del PSG-Montpellier fue decidido "a petición de la jefatura de policía", mientras que el del Toulouse-Lyon fue "a petición de la prefectura de Alto Garona", indicó la LFP.

“Es una nueva situación que habrá que manejar. Nuestro reto será encontrar un buen plan para entrenar y descansar para estar en la mejor forma en Belgrado. Lo aceptamos, para mí la seguridad es lo más importante”, dijo el entrenador del PSG, Thomas Tuchel, antes de jugar el miércoles contra el Estrasburgo. La Comisión de Competición de la LFP "fijará posteriormente la fecha" de los encuentros, señaló la liga en su nota.