Análisis

La dimensión del Liverpool

Noticias destacadas de Fútbol Internacional

Ya ganó la Liga más competitiva del mundo, en solo seis meses. Es un Liverpool invencible. Aun así, todavía se escucha decir que "no gana fácil", "le llegan mucho" o "tiene mucha suerte". ¿De qué hablan, viejos? Dimensionemos lo del liverpool.

En este punto ya no es relevante discutir sobre la Liga Inglesa, ni sobre si finalmente los de Klopp serán campeones. Son 19 puntos los que le llevan al City, así que, para que el Liverpool no gane la Liga, tendría que perder siete de los 15 partidos que le quedan, y el City tendría que ganar absolutamente todo. La distancia es demasiado amplia.  

Así que hay que ir a otra escala para analizar lo de este Liverpool. Un Liverpool imparable. Un Liverpool imbatible. Un Liverpool al que parece imposible hacerle gol. Un Liverpool que, de 24 partidos de Liga, ha ganado 23 y empatado uno. Su registro es de 23-1-0, para ponerlo en formato de fútbol americano. Es el mejor registro tras 24 partidos jugados en la historia de las top 5 ligas de Europa.

Es un Liverpool que ahoga a los rivales y les pasa por encima, y cuando no lo hace, peor, les da la ilusión de que le pueden ganar, o pueden sacarle un buen resultado, para luego marcar gol en el 85’ y liquidar todo. Es un Liverpool que ha hecho el mejor arranque de Liga de la historia. Que está invicto en los últimos 39 partidos de Premier. Que ya ganó la Liga más competitiva del mundo, en solo seis meses. Es un Liverpool auténticamente invencible. 

(Puede leer: El Liverpool sigue a ritmo de récord y ya suma 70 puntos en la Premier)

Y aun así, no son pocos los escépticos. Los que están convencidos de que no estamos ante algo especial. “No gana fácil, siempre le cuesta”, suelen decir. O, “le llegan mucho. Sufre atrás.” O el ya conocido “tiene demasiada suerte.” Y bueno, todo eso puede ser, pero en esas llevamos seis meses, y mientras tanto el Liverpool no ha parado de ganar, sea sufrido, con suerte, sin suerte, o como quieran. Ha hecho 70 puntos, y en los últimos nueve partidos ha recibido un solo gol (estuvo 50 días con el arco en cero). 

Lo dijo Mbappé hace una semana: “El Liverpool es una máquina. Juegan cada tres días y ganan, ganan, ganan.” Y sí. No hay mejor forma de resumir lo del equipo de Klopp en este momento. Se ha vuelto frustrante para muchos fanáticos neutrales ver, semana a semana, a un conjunto tan soberbio, tan incansable (porque no se cansa, a pesar de la cantidad de partidos), tan dominante. Ver la impotencia de los rivales, su insulsa diminutez, su total incapacidad de detener los ataques de Salah y Mané, de recuperar el balón, de poner en aprietos a Van Dijk, de batir a Allisson. 

Es común leer en redes sociales por estos días la teoría de que el problema es la Liga Inglesa. Que el resto de equipos tienen un nivel tan pobre que han hecho que el Liverpool parezca imparable. O que este Liverpool ha "desnudado" a la Premier, y dejado en evidencia su nivel real. Pues la "mediocre" Liga Inglesa tiene a siete clubes en competiciones europeas (entre Champions League y UEFA Europa League), y todos avanzaron a octavos de final. Y cinco de los siete fueron primeros de grupo. Y es la misma Liga Inglesa que tuvo cuatro representantes --osea, todos-- en las dos finales europeas de la temporada pasada (Liverpool - Tottenham en la Champions, y Arsenal - Chelsea en la UEL). 

(Le puede interesar: Jurgen Klopp, el hombre de moda en el fútbol mundial)

Así que la Liga tal vez no sea el problema. Hace poco dijo Pep Guardiola, en conferencia de prensa, que “el Liverpool obviamente será campeón de la Premier. Pero serían campeones en Italia, en España, en Alemania y en cualquier otra liga”. Y tiene razón. Los 70 puntos del Liverpool los siguen, en Europa, los 52 del PSG --en una liga que realmente no se compara con la inglesa-- y los 51 de la Juve. De resto, muy atrás, los 46 del Madrid en España y los 40 del Leipzig en Alemania. “Es imposible de manejar. Es fantástico, fenomenal, abrumador,” agregó luego Guardiola, por si hacía falta.  

No es culpa de Pep lo del Liverpool. El Manchester City ha hecho una gran temporada. Hay que aclararlo porque ya hay quienes piden la cabeza del entrenador catalán por estar tan lejos detrás de Klopp y ya sin posibilidad del título de liga. El City es el primero del resto en Inglaterra. Ha hecho 51 puntos y ha perdido sólo tres partidos, lo que significa que, como también dijo el mismo Guardiola hace poco, estaría peleando por el título o cerca de ganarlo en cualquiera de las otra ligas en Europa.

La mayoría de fanáticos, salvo los más grandes hinchas del Liverpool, quieren que alguien finalmente lo derrote. Que esto se acabe. Que en la Champions el Atlético sea el Atlético y dé el golpe y los elimine en octavos y lance la temporada de los de Klopp al fracaso. Y, está por verse, esto sigue siendo fútbol, pero a estas alturas, es inevitable pensar que lograrán una temporada perfecta en Inglaterra, como la del Arsenal en el 2003/04, sin perder un sólo partido, y no sería arriesgado decir que son los grandes favoritos a llevarse la Champions de nuevo.

Por ahora, dimensionemos lo de este Liverpool, el fútbol que está jugando, la temporada que ha hecho. Porque, quién sabe si dure, pero seguro en mucho tiempo no se repite.

Comparte en redes: