La magia del Cholo Simeone

El técnico argentino ha ganado con el Atlético de Madrid dos Europa League, una Liga, una Copa y una Supercopa de España. También una Supercopa de Europa y ha llegado dos veces a la final de la Champions League.

La magia del Cholo Simeone
Diego Pablo Simeone.AFP

“Los míos no le tienen miedo a morir”, dijo alguna vez Diego Pablo el Cholo Simeone sobre sus jugadores en el Atlético de Madrid. Se refería a la garra, a la ambición por ganar siempre, por ser leal con su compañero y dar la vida, si fuere necesario, por ganar. Desde que el técnico argentino llegó al equipo colchonero ha ganado dos Europa League (contando la de ayer, al superar 3-0 en la final al Olimpique de Marsella), una Supercopa de Europa, una Liga, una Copa y una Supercopa de España, y ha sido dos veces subcampeón de la Uefa Champions League, el torneo de clubes más importante del mundo.


¿Cuál es la magia del Cholo? Su mística. Es de esos pocos entrenadores que han demostrado que para hacer un gran equipo no necesita tener a los mejores jugadores, sino a aquellos que crean en sí mismos, en sus capacidades. Aquellos que con su garra puedan equipararse con las grandes figuras. El Atleti del Cholo es un equipo, no un conjunto de individualidades. “Sé que mis jugadores las juegan bien, porque es a morir, y a morir los míos mueren, no le temen a la muerte. Sabemos que somos peores a otros equipos por jugadores, sabemos que lo somos, es nuestra virtud, el día que pensemos que somos mejores, nos meten cuatro”, destacó el entrenador más exitoso en la historia del club madrileño. 


Dicen que los equipos dirigidos por exfutbolistas juegan como sus técnicos lo hacían. Este ejemplo sí que aplica con el Atlético. El Cholo en la cancha era un tipo aguerrido, de esos que dejaban la piel en el campo de juego y que defendían a su escuadra con tesón. Este Atleti es de once Cholos. O mejor, de 26, porque no sólo responden los titulares, también lo hacen los suplentes cuando tienen la posibilidad de jugar.


Por sus resultados lo han buscado grandes clubes de Europa, incluso lo han pedido para la selección de su país, sin embargo, el lugar en el mundo para él es el Atlético de Madrid. “No soy de cambiar por cambiar”, sentencia, y agradece a sus jugadores la entrega y dedicación que demuestran cada partido: “La esencia del juego es encontrar tipos que quieran ganar, que quieran jugar, que quieran entrenar, que quieran competir”. En el equipo colchonero lo tiene todo, en Madrid es feliz y por eso su ambición de ganar día a día crece. La magia del Cholo es que les enseña a los suyos y a los extraños que hay que creer y no creerse. Una vez más lo hizo, es el rey de Europa, de la Europa League.